¿Qué hacer en lo inmediato?

Frente al reflujo electoral del 6D 2015 y la correlación de fuerzas políticas desfavorables al movimiento revolucionario

Parte I

A nuestro juicio –que es un asunto que hemos venido analizando en América Libre y Socialista como así también todos los demás componentes del movimiento revolucionario venezolano con gran preocupación-, ante el cambio de correlación de la opinión política surgida el 6 de diciembre de 2015 en el que la derecha capitalista insurge en el escenario nacional como primera fuerza política dominante del poder legislativo en Venezuela, lo que le correspondería hacer al movimiento revolucionario y popular en lo inmediato es plantearse seria y responsablemente:

1.- Reorganizarse y unificarse de manera integral y sólida entre y con todos sus componentes a nivel nacional para conformarse en un granítico e invencible cuerpo de pensamiento y acción del proceso revolucionario venezolano.

2.- Enfrentar seriamente el Trabajo Sistemático entre todos los Componentes de la revolución socialista sin excepción, para la Conformación de la Teoría –Ciencia- de la Revolución Socialista-Comunista en Venezuela; en sus Relaciones Con los demás Movimientos Revolucionarios y Populares de América y del Mundo, Para Poder Racionalizar y Regularizar los Combates y Luchas contra el Orden Cerrado del Súper-Poderoso Régimen Capitalista Contemporáneo.

3.- Ponerse, fijarse, como Objetivo y Meta Prioritario la Definición, Avance y Profundización Práctica del proceso de Transición Hacia el Socialismo en Venezuela.

Prácticamente, estas tres grandes tareas son los cometidos más importantes que pudiere permitir a los dispersos y desarticulados partidos y grupos de distintas tendencias, incluso algunos sumamente confusos, su conformación en un gran cuerpo orgánico completo del movimiento revolucionario en plan de resurrección de su accionar vital, de vida plena de la revolución socialista-comunista que tenemos que realizar en lo inmediato y de urgencia impostergable, para que se rejuvenezca la revolución socialista en el entorno político y social comunicativo del pueblo-masa tanto en Venezuela como así en todos los ámbitos de América continental.

De manera que nosotros en Venezuela, en la reasimilazación inmediata de esta derrota electoral del 6D 2015, debemos y tenemos que responder rápida e instantáneamente reactivando toda nuestra potencia de lucidez mental-espiritual, repotenciando con organización estratégica todas nuestras fuerzas. Y por esa poderosa razón, estos tres puntos de tareas inmediatas a cumplir por todos aquellos revolucionarios que apuntamos impertérritos hacia el socialismo, tiene que ver con toda una serie de acciones previas necesarias, para limpiar miserias culturales capitalistas y sus secuelas, dogmas, sectarismo, fallas, debilidades e incomprensiones que venimos arrastrando desde los años sesenta y en lo adelante cuando enfrentamos la lucha armada y salimos derrotados. Pero más todavía, arrastramos encima el enorme bajón moral que nos causó el derrumbe estrepitoso de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) como una de las cabezas más sólidas del movimiento revolucionario y del socialismo a escala mundial de ese entonces. Incluso, además de eso se suma que, en lo interno arrastramos esa vieja división del movimiento revolucionario –entre el Partido Comunista de China enfrentado al Partido Comunista de la URSS acerca de cuál sería la vía de conducción y reconducción del proceso de construcción de la economía socialista, y por supuesto también –con asunción de la cultura de dominación capitalista-, acerca de quién de los dos sería el que conduciría el proceso revolucionario mundial en este enfrentamiento contra el imperialismo norteamericano europeo. División que nos afectó en el plano internacional, la que, a su vez, constituyó un factor de peso de incoherencias y asumir dogmatismos con tendencias sectarias "maoístas", "troskystas", "marxistas", "stalinistas", "anarquistas", "marxistas-leninistas", etc., de todos los calibres de fanatismos, de confusiones y de contradicciones ideológicas irresolucionables tales que, al final, se sumarían con sus dogmatismo y revisionismos a la desintegración del movimiento revolucionario que conduciría al desastre del socialismo a nivel mundial. Y todos estos hechos de errores y fallas se encuentran insumidos en la necesidad que se expone en este punto de la Reorganización y Unificación del Movimiento Revolucionario a Escala Nacional, latiendo y clamando como una necesidad que tenemos que resolver de manera prioritaria entre todos, en un gran encuentro de humanidad revolucionaria, que nos permita llegar a todos al gran plenario de la humanización del mundo con el socialismo. Y por eso he aquí nuestra situación desfavorable de este punto histórico coyuntural en el que nos encontramos hoy…

La caída de la URSS representó para el movimiento revolucionario en lo mundial un golpe sumamente terrible para la moral revolucionaria del que aún no ha podido reponerse en lo nacional de los países de los distintos continentes, y cuyos efectos de no poder recomponer y reconstituir sus fuerzas de cohesión y de arrastre de masas nos aplastan todavía. En ese aspecto –aparte de la revitalización benéfica que significó la aparición del liderazgo del presidente Chávez- todavía en América Latina nos encontramos sumidos en un estado de minusválidos. Y lo peor es que envuelto en la misma miseria cultural capitalista, somos incapaces de reconocerlo al recibir la derrota electoral en Argentina y la de aquí de Venezuela. Al respecto, con el derrumbamiento de la URSS y los países socialistas de Europa oriental se cayeron a su vez todos los partidos comunistas de Europa, de Asia, de África, de Australia-Oceanía y de América continental. Además, junto con todo ello, ese gran derrumbamiento consiguientemente, también arrastro el prestigio y la gran relevancia que tenía el marxismo como gran línea epistemológica de la revolución socialista a escala mundial. En el plano intelectual y científico, tanto en las universidades de más elevado rango, como en las instituciones de investigaciones científicas el pensamiento de la izquierda revolucionaria se imponía con el marxismo a la cabeza. Ese gran rango y prestancia intelectual que representaba ser revolucionario, socialista-comunista entonces, copaba las universidades de mayor prestigio, y aun dentro de las más reaccionarias como la de Harvard en Norteamérica se le reconocía. Incluso, todavía en la Universidad de Nanterre, Francia, hasta hace poco existía –no sé si existirá aun- una sección de estudios para la aparición de las ciencias nuevas en honor a Carlos Marx. Y todo eso se perdió, lo perdimos; y hoy muchos intelectuales, supuestamente "revolucionarios" desconocen totalmente que nosotros hemos tenido ese gran rango del conocimiento científico en nuestro haber revolucionario. Desconocen e ignoran que el movimiento revolucionario tiene como grandiosa tarea histórica rescatar de manos del capitalismo, de manos de sus estructuras de poderes de dominación de clase, todo ese gigantesco y creciente acerbo del conocimiento científico producido por el trabajo humano total a través de todos los tiempos, para reconducir el destino de la humanidad por su verdadero camino de las sociedades del conocimiento, de la humanización del mundo.

Y pues, todo eso, con la recomposición, con la reorganización y la unificación del movimiento revolucionario se involucra en Venezuela; y tenemos que rescatarlo aquí, tenemos que recuperarlo aquí y ahora. Y en esto nosotros ahora y aquí tenemos esa gran responsabilidad y necesidad histórica sobre nuestros hombros de tener que guiar este proceso de recomposición, reorganización y unificación del movimiento revolucionario en todos los niveles y en todas las escalas. Es nuestra gran responsabilidad, si no lo hacemos nosotros ahora, no lo hará nadie jamás. Y en esto la historia humana nos impone, por imperativo de la más alta conciencia de la inteligencia humana, en función de la humanización del mundo mismo, trabajar, trabajar, trabajar infinitos, hasta más allá de donde podamos llegar…

Por consecuencias, con la reorganización y unificación integral del movimiento revolucionario, se buscaría:

1.- Particularmente en Venezuela, nuclear y recomponer, reordenar, todos los componentes del movimiento revolucionario nacional, con plan estratégico múltiple de incitar e influir – con contactos, comunicaciones, llamados e intercambios de posiciones- a los demás movimientos revolucionarios y populares de los distintos continentes y a nivel internacional contra la guerra neocolonial imperialista, y por la paz, la armonía y la amistad entre todas las naciones. Porque solos y aislados todos los componentes del movimiento revolucionario no tienen ni tendrán vida jamás.

2.- Por otro lado, conformar un cuerpo político-científico-social de la revolución en Venezuela estratégicamente capaz de someter al análisis crítico con consenso integral de todos los componentes del movimiento revolucionario unificado, -utilizando un método apropiado a los objetos, el Método de los Factores Históricos Referenciales del Conocimiento Crítico Constructivo (MFHRCCC), que fue el que utilizaron Marx y Engels bajo los términos del método dialéctico. Por otro lado, todas aquellas áreas de grandes problemas fundamentales que caen en el contexto del régimen capitalista arbitrario, represivo y terrorista dominado por estructuras de poderes de dominación de clase que se han entronizado durante estos últimos quinientos años sobre las sociedades humanas en la vasta extensión del planeta hay que ¡CONTESTARLOS¡, ¡DESMONTARLOS, DEMOLERLOS¡ Tenemos que declarar ¡LA GRAN HORA DE LA CONTESTACIÓN HUMANA Y EL RETORNO DE NUESTRO SER HUMANIDAD POR LA HUMANIZACIÓN DEL MUNDO!.

Todo ello a la par de la realización del trabajo político revolucionario en el seno de los trabajadores en fábricas, en las universidades y en las comunidades de los barrios, las ciudades y poblaciones campesinas. Y por consiguiente ello requiere, someter al análisis crítico toda determinación del gran sistema del conocimiento capitalista contemporáneo de sus leyes con las que se oprime, explota y envilece a las grandes poblaciones humanas empezando por la expoliación del trabajo humano total, mediante las ciencias económicas, políticas, jurídicas y sociales, y además con la conversión del conocimiento científico y tecnológico en poderosos aparatos y arsenales de guerra de exterminio masivo a grandes distancias que amenazan destruir el planeta y toda forma de vida sobre la tierra.

Junto con ese proceso de análisis crítico, acometer, -desde el punto de vista de la revolución como proceso de creación científica nueva y su ejecución práctica-, la reconstrucción, retroalimentación económica y social, y el reposicionamiento de la teoría científica de la revolución socialista y su práctica metodológica de la revolución en cada escenario que se requiera, cuanto pensamiento y cultura de los pueblos como mecanismos fundamentales del gran y extraordinario proceso de transformaciones y cambios estructurales de la sociedad capitalista y su pase a sociedad socialista, comunista, en su fase de más altos desarrollos de humanidad de los pueblos.

3.- Partiendo de los enunciados del punto 2 anterior, Identificar y establecer el mapa y la ruta de tareas de orden táctico y estratégicas definidas en su oportunidad de tiempos precisos (más o menos), para que cada componente revolucionario, según sus tendencias y preferencias naturales, para que se responsabilicen realizar; y, concatenadamente, entre factores revolucionarios distintos en conjunción con camaradas de los movimientos revolucionarios de otros países, abarcar distintos y disímiles escenarios de actividades políticas, jurídicas, económicas, sociales, etc., a tono con esta portentosa lucha planetaria que nos corresponde enfrentar contra el imperialismo norteamericano-europeo, por la derrota final del sistema capitalista global envuelto en su enorme crisis y recesión económica mundial.

4.- Conformar y establecer una red de comunicación (informática) a nivel nacional – y también internacional- para organizar cronogramas de actividades permanentes, en pequeños, medianos y grandes escenarios, y problemas a ser tratados y consideradas sus soluciones de acuerdos con nuestros niveles de recursos y medios en el tiempo.

Se sigue, en el próximo artículo, en lo pertinente al punto 2: Enfrentar seriamente el Trabajo Sistemático con todos los Componentes del Movimiento Revolucionario para la Conformación de la Teoría –Ciencia- de la Revolución Socialista-Comunista en Venezuela; en sus Relaciones Con los Movimientos Revolucionarios y Populares de América y del Mundo, Para Poder Racionalizar y Regularizar los Combates y Luchas contra el Orden Cerrado del Súper-Poderoso Régimen Capitalista Contemporáneo.

Por último, puesto que, en la concepción socialista-comunista, el trabajo es ¡ACTIVIDAD DE CONOCIMIENTO!, si suponemos las aplicaciones en práctica sistemática y responsable de todos estos puntos conjugados y alternados en el in situ de todos los días sobre la base de la PLANIFICACIÓN ESTRATÉGICA GENERAL DE LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA-COMUNISTA, a su vez, intentaríamos con precisiones del MÉTODO DE EXPERIMENTACIÓN CIENTÍFICA GENERAL DE LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA-COMUNISTA, la búsqueda del logro posible de:

  1. Combinar la actividad y acción política revolucionaria diaria, junto con las actividades del trabajo (para vivir), más los estudios e investigaciones que reclama la vida en plan de educación de todos (niños-niñas, jóvenes y adultos), todo ello, en conjunto aplicaríamos el conocimiento científico en función de humanidad, como un mecanismo extraordinario de incorporar gradualmente a las poblaciones, al pueblo-masa al combate por la revolución socialista. Abriríamos así –dado el movimiento revolucionario unificado integral- un poderoso y extraordinario espacio de reflexiones filosóficas revolucionarias del pueblo en muchedumbre, transformando a Venezuela en el hervor espiritual de una grandiosa Universidad de la Revolución y avanzando en el establecimiento de la magistral cultura de la revolución socialista-comunista, sobre la base de la búsqueda de la Verdad de eminencia científica acerca de lo que son los seres vivos, las cosas y los hechos históricos: una nueva cosmos visión de la vida y del mundo, plan de la nueva sociedad del conocimiento: la sociedad socialista.

  2. Ir, gradualmente, retomando la dirección de la producción del conocimiento científico producido por el trabajo humano total, y rescatándolo de las manos perversas de las estructuras de poderes de dominación de clases del capitalismo. Este rescate de la producción, de la dirección y administración del conocimiento científico de manos de las estructuras de dominación de clases del capitalismo, significa ir re-estructurando en mejoría gradual las condiciones de vida y de trabajo de los trabajadores en general, mediante el establecimiento de la nueva economía de transición al socialismo.

Camaradas, lancemos de nuevo el grito de nuestro gran Libertador simón Bolívar cuando en medios del combate por la liberación de los pueblos de América gritaba con fervor impertérrito e invencible:

"¡ADELANTE, ADELANTE, ADELANTE!", ¡CON LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA-COMUNISTA!

¡PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS!

Caracas, 12 de enero de 2016

Pabloc43@yahoo.es

Americalibreysocialista.blogspot.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 892 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

US Y ab = '0'' /actualidad/a221813.htmlC0US