¿El fracaso electoral o el fracaso del modelo rentístico petrolero....?

El sistema rentista petrolero y la economía de puertos que desde hace décadas subsiste en nuestro país han entrado en crisis. No es simplemente un ataque despiadado de las transnacionales y de la Oligarquía criolla contra Venezuela y su gobierno a través de la llamada "Guerra Económica". La constante de la crisis fluctuante de los precios del petróleo, o "Guerra de Precios" como mecanismo desestabilizador de las economías cuyos ingresos dependen básicamente de la exportación del petróleo, no es sino la crisis del modelo rentístico petrolero.

Primero en su versión cuarto republicana, que engrosó las arcas del capital privado y no invirtió un céntimo en los sectores populares, y el segundo, el actual, el del proyecto da la Revolución Bolivariana, igual rentístico petrolero, de economía de puertos, pero con un modelo redistribuidor y democratizador de los ingresos, que ha servido para pagar la vieja deuda social, realizar los programas y misiones sociales pero que ha olvidado el aspecto del desarrollo económico socialista, la revolución productiva, la industrialización socialista, basados en un modelo que rompa con la lógica Capitalista del mercado del dinero.

No es el precio del barril de petróleo a 30 $, lo que nos hace ceder y eliminar subsidios a productos básicos de la alimentación y otros rubros o desmejorar el actual sistema de misiones que implementara el proyecto revolucionario; es también, lo poco que hemos hecho, lo que no hemos hecho y lo que hemos dejado de hacer, en 16 años de proyecto bolivariano.

La visión estratégica y solución verdadera y definitiva se encuentran en el Plan de la Patria, en la propuesta de Socialismo Agrícola e impulso de los Complejos Agroindustriales como la fábrica de fábricas, en el impulso del plan de desarrollo industrial, en el apoyo incondicional al desarrollo de tecnologías propias, todas estas iniciativas y propuestas que con mucho ahínco, impulsaba nuestro Comandante Chávez, pero que se han quedado en el olvido y los ministros y funcionarios que están al frente de estos proyectos no tienen ni el coraje ni el compromiso político de impulsar políticas de soberanía alimentaria e industrial para poner fin a las importaciones de muchos productos que bien pudieran elaborarse en nuestro país y más bien, por el contrario, pareciera que se trata es de aumentar y perpetuar estas importaciones y así percibir la jugosa tajada que este negocio de los dólares preferenciales deja, por debajo de la mesa.

La diferencia fundamental entre las políticas neo-populistas de la Cuarta – República y lo hecho por el proyecto de la Revolución Bolivariana, especialmente por la visión extraordinaria de Chávez se fundamenta en la necesidad de democratizar el acceso a los bienes y servicios que solamente eran disfrutados por un pequeño grupo. El problema con esto, es que desarrolló una lógica de consumo que no pudo ser captada por una nueva racionalidad social que permitiera avanzar en la inversión cultural, educativa, tecnológica o productiva más allá de la obtención del bien, o mediante la importancia de avanzar en el desarrollo de las capacidades científicas que permitieran la generación de nuevas tecnologías en el país.

La democratización en el acceso a los bienes y servicios, no es sostenible en el tiempo si dependen de la única variable de redistribución de la riqueza obtenida de la renta petrolera, por lo que requiere a su vez también la democratización y socialización de los medios de producción, con lo cual se quiere decir que el hecho productivo es una tarea fundamental para romper con la dependencia del capital petrolero y avanzar en la construcción de un modelo de justicia e igualdad económica.

Lo cierto es que la lógica neoliberal sugiere la necesidad de reducir el gasto público, y por consiguiente eliminar los subsidios generales para desarrollar políticas focalizadas a los sectores más vulnerables, abandonando la lógica distributiva y dejando sobre las espaldas del pueblo trabajador, todo el peso de una crisis, de la que los capitalistas son los responsables.

Golpear la corrupción, la ineficiencia, los abusos de poder de la burocracia, la ostentación pública y de los burócratas que se han enriquecido, son medidas que no pueden aplazarse más. Hace pocos meses, un militar Chavista hacia acertada critica: "Mientras no aceptemos nuestra propia realidad, nuestra corrupción interna, nuestras debilidades; mientras no apretemos la disciplina y sancionemos a los responsables esta vaina se va a convertir en un desastre...Venezuela es un país que se jacta de tener leyes para todo, el problema es que no se aplican. Cuando me digan que hay un ministro preso, un presidente de una institución preso porque se corrompió, okey, pero ¿qué es lo que hacemos aquí? la gran rotación: si un carajo lo está haciendo mal o se está robando unos reales, lo sacan disimuladamente y lo mandan de agregado militar o de embajador para tal parte, o lo meten como candidato a la Asamblea o a una gobernación."

Este es un aspecto que desanima en profundidad al pueblo Chavista , trabajador, honesto, que apoya al proyecto bolivariano desde que el Comandante insurgió aquel 4 de febrero, y que " ha dejado de ser pendejo"( como dijo nuestro Alí Primera) y se trata de lo injusto que es seguir manteniendo un Estado burgués, que recicla burócratas incompetentes y los enroca en diferentes puestos de la Administración Publica o como diría la camarada Florencia Herrera, a quien no conozco, pero me parece acertado su juicio en su artículo: "Las colas sabrosas de la "sifrina roja" Jacqueline Faría."( http://www.aporrea.org/actualidad/a215034.html ), donde cita un párrafo y creo que es medular a la hora de buscar una de las principales razones en la molestia del pueblo : "..Nunca verá usted el hijo de gente como Jacqueline Faría estudiando en un colegio bolivariano, nunca verá a esta "revolucionaria" calarse una cola para llevarle el alimento a sus hijos, tampoco la verá atenderse en un CDI o en un hospital público, mucho menos en un módulo de Barrio Adentro.

Ella no sabe lo que es cobrar una quincena 3.700 Bs y tener que hacer colas de cuatro, cinco, seis y más horas para llevar "alguito a la casa". Ni se imagina qué se siente cuando el cesta ticket te alcanza solo para 1 kg de bisteck. Jamás sabrá la desmoralización que sentimos la inmensa mayoría de los que hacemos cola y que cada vez que la revolución ha estado en peligro hemos salido con el pecho abierto a defenderla, para que un grupito, entre los que se cuenta ella, se hagan ricos y poderosos y nosotros cada vez estemos más en el fondo."

Sin ánimo de profundizar en las razones de ese artículo, creo ciertamente que buena parte de la alta dirigencia psuvista, ministros, vice-ministros, directores de instituciones, funcionarios de alto y nivel medio, están cada día más lejos de su pueblo y no se parecen en nada a la gente de mi barrio, humilde y sencilla, como el guerrillero Presidente "Pepe" Mujica o como el heroico Ministro y también guerrillero y revolucionario Ernesto "Che" Guevara, y cada vez ostentan las mejores y más costosas camionetas, con equipos humanos de seguridad, mayores a los del mismo Presidente Maduro, con prendas y vestimentas propias de un jeque saudita; para ellos no hay sacrificios, ni colas, ni reducción de gastos. El día que todos nuestros hijos, los del Ministro y los míos, vayan al mismo hospital y a la misma escuela, ese día se enterará, ese ministro, que es lo que falta en el hospital y que pasa en la escuela bolivariana. Ese día comenzaríamos a construir una sociedad de iguales y de justicia y Chávez gritara desde el siempre: "NO HEMOS ARADO EN EL MAR"...!

Preocupa por otro lado el hecho de percibir cierta banalización de esta lucha contra la corrupción para señalar solo a los "corruptos amarillos" o "escuálidos" y dejemos de lado a los "corruptos rojos rojitos", que creo, son muchísimo más peligrosos, porque estos se esconden detrás de un falso discurso, detrás de un falsa militancia y son unos auténticos "pranes de aire acondicionado".

Más simple, más barato y moralizador para este proyecto de Revolución, sería combatir eficazmente la corrupción, con penas máximas y ejemplarizantes, declararle la guerra al burocratismo y la ineficacia, limpiar de saboteadores a la administración pública y que si hay que hacer un sacrificio por mantener la esperanza y el sueño de Bolívar y Chávez, ese sacrificio lo hagamos todos, moros, cristianos, ateos, blancos, amarillos, verdes, negros, rojos y todo lo que respire y que no quede cúpula con VIP para derrochar y hacerse de todos los beneficios del poder, mientras la inmensa mayoría pasa roncha... como dicen en mi barrio… Y SI QUIEREN CONSEGUIR CON SINCERIDAD, ALGUNAS DE LAS MÚLTIPLES CAUSAS DE LA DERROTA ELECTORAL DEL 6-D, CREO EN MI HUMILDE OPINION, QUE ALLI ESTÁN LAS PRINCIPALES RAZONES.

CHAVEZ Y ALI VIVEN EN EL CORAZON DE LOS EXPLOTADOS..!

PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS...!

El autor es: Militante Revolucionario de la Fundación Alí Primera Monte Piedad

@santuchobolivar

rajobo_1@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 890 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /actualidad/a220894.htmlC0NON-VE