¿Quién será políticamente más inteligente: el PSUV o la MUD?

Estamos a pocos días de la instalación de la nueva Asamblea Nacional. Una AN con mayoría calificada por parte de la oposición. Un escenario que no veíamos en los últimos 15 años.

Consideramos que es oportuno recordar el memorable discurso de Chávez, con motivo de la presentación de la Memoria y Cuenta del año 2010, cuyo elemento medular estuvo centrado en dos palabras que repitió en múltiples oportunidades: "¡Hagamos política!". Quizás sea finalmente tiempo de ello. El país lo requiere, el pueblo lo reclama.

En aquel entonces estas palabras pasaron por debajo de la mesa, olvidadas de inmediato, de lado y lado. Es lo que debería ser propio de la política pero no es lo usual. La oposición ha venido practicando, de manera rutinaria, la crítica automática y previsible, de escasa imaginación. Ahora tiene un escenario distinto, mucho más favorable. Un mayor equilibrio de fuerzas entre el poder legislativo y el ejecutivo. El Psuv se acostumbró a solazarse en su cómoda mayoría, con no poca soberbia, desconociendo el llamado de nuestro líder, el Comandante Chávez. Poco se le escuchó cuando exigió, en las Cinco Líneas Estratégicas de Acción Política, pasar de la lógica exclusiva del "partido – maquinaria electoral" a la lógica del "partido – movimiento". Y, particularmente, cuando pidió no perder la conexión con el pueblo: "La dinámica del Partido se agota en la gestión administrativa de lo político, se concentran muchas energías en reuniones de información y coordinación… desperdiciando muchas reservas de energía que deberían estar en el terreno, en las comunidades, junto al pueblo". Desoímos a Chávez. Desoímos al pueblo. Ahora tenemos un escenario distinto, mucho menos favorable.

Esta nueva etapa requiere de manejo político. De "gallos finos", no "patarucos". Dejar de lado esa característica cortoplacista e inmediatista de la política venezolana, y pensar las consecuencias que cada acción tendrá a mediano y largo plazo. Madurez y capacidad de análisis. Pulso y firmeza. Apego a la verdad y ética. Olvidar el palabrerío ramplón y las consignas vacías. Las bravuconadas de guapetones de barrio. Creemos que quienes tengan mayor inteligencia, tendrán mayores réditos políticos. ¡Hagamos política! El país lo requiere, el pueblo lo reclama.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1071 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:


Reinaldo Quijada


Visite el perfil de Reinaldo Quijada para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Reinaldo Quijada

Reinaldo Quijada

Más artículos de este autor


US Y ab = '0'' /actualidad/a220484.htmlC0US