Jaqueline no hay Fascista bueno

El pasado miércoles 30, la camarada Jacqueline Faría volvió a hacer una de las suyas como aquella que, en plena campaña electoral del 6D, y ante la arrechera generalizada de todo un pueblo, hablara de "disfrutar de estas colas sabrosas", palabras que, por supuesto, quienes hoy alaba, sacaron de su contexto y le extrajeron el máximo provecho en términos de votos oposicionistas. En esta oportunidad e introduciéndose en un debate que no es del pueblo, sino que habrá de definirse tanto en la embajada gringa como en las oficinas de Fedecámaras en la Urbanización El Bosque, en el Municipio Chacao. Será en esos espacios donde, en definitiva, se definirá quién o quiénes presidirán tanto la presidencia de la Asamblea Nacional, como las subsiguientes vicepresidencias ejecutivas que dirigirán en los próximos años la nueva AN de marcado corte derechista. Jacqueline en su estilo pintoresco, no dejó de teclear en su cuenta tuiter @JacquelinePSUV, su simpatía por el liderazgo oposicionista y, en esta oportunidad, tomó partido a favor de uno de los candidatos a presidir la nueva AN: "La única diferencia entre Borges y Ramos Allup. Es que Borges es menos fascista…" Afirmación de la camarada que, de inmediato, al leerla, nos motivó a preguntarnos: ¿Hay fascismo bueno y fascismo malo?

La inclemente historia bien nos responde parte de esa interrogante, pues, al juzgar de las Naciones Unidas, ONU, los regímenes de Hitler, Mussolini y Franco, no hacía distinciones entre unos y otros; tal como, se deduce de la Resolución adoptada por la Asamblea General de la ONU el 12-12-1946, en relación con el gobierno de la España de aquellos años. Señala la Resolución, en su apartado a): "Por su origen, naturaleza, estructura y comportamiento general, el régimen de Franco es un régimen fascista, organizado con la ayuda de la Alemania nazi de Hitler y de la Italia fascista de Mussolini e implantado en gran parte merced a dicha ayuda". En consecuencia, los gobiernos y pueblos de aquellos años de guerras, genocidios masivos y terror en buena parte de nuestro planeta, no tenían dudas en expresarse contra el fascismo independientemente del rostro que se pusiere y, es por ello, que la Asamblea General de Naciones Unidas tomaba la siguiente decisión: "RECOMIENDA que se prohíba al Gobierno de Franco pertenecer a los organismos internacionales creados por las Naciones Unidas, o relacionados con ellas, y participar en Conferencias y otras actividades que puedan concertar las Naciones Unidas o dichos organismos, hasta que se forme en España un Gobierno nuevo y aceptable". En consecuencia: "la Asamblea recomienda que todos los Estados miembros de las Naciones Unidas retiren inmediatamente los embajadores y ministros plenipotenciarios que tienen acreditados en Madrid". El historiador británico Paul Preston, no se va con medias tintas al hacer las comparaciones entre unos y otros fascistas: "Franco queda muy arriba de Mussolini, quien no llegó al poder a base de matar a tantos miles de sus conciudadanos. La comparación con Hitler es más complicada porque éste operaba sobre un terreno colosal, después de haber conquistado la inmensa mayoría de la Europa continental. También fue responsable de millones de muertos" […] "De todas formas, creo que si comparamos lo comparable, es decir, Hitler de 1933 a 1940 y Franco de 1936 a 1943, o sea, dejando de lado lo que pasó durante la Segunda Guerra Mundial fuera de Alemania, yo diría que en el tratamiento de sus conciudadanos, Francisco Franco es comparable a Adolf Hitler".

Y, qué decir de lo ocurrido en nuestra Suramérica de los años 70. Años del Plan Cóndor y las dictaduras del Cono Sur. Cómo diferenciar a un Videla de Pinochet. Chile y Argentina, ambas dictaduras unificadas por los dictámenes que desde Washington, el Departamento de Estado, quien les giraba instrucciones para el cumplimiento de la Doctrina de Seguridad Nacional, ideología difundida desde la Escuela de las Américas en Panamá; tenebroso lugar, donde los militares de nuestros países fueron entrenados para una lucha no convencional, la lucha contra la insurgencia revolucionaria de izquierda, antisubversiva. Secuestros, torturas, desapariciones y vejámenes de todo tipo, eran acciones que se desarrollaban de igual manera, a ambos lados de la cordillera de Los Andes. Ideológica, política y metodológicamente, fueron dictaduras hermanadas en el horror. ¿Cómo diferenciar tan sanguinarias dictaduras? Por cada asesinato que cometió Mussolini; Franco, cometió 10 mil más. Más de 200 mil personas fueron fusiladas y 114 mil 421, desaparecieron en el período 1936-1951. Lo mismo podemos decir de las dictaduras de Videla y Pinochet, y todas aquellas que fueron aupadas y sostenidas desde Washington por el Departamento de Estado, por los gobiernos "democráticos" desde la Casa Blanca. ¿Cómo diferenciar el horror y los genocidios de nuestros pueblos?

Señala Jacqueline a Julio Borges como "menos fascista". El mismo Julio Borges que, en 2010, acusaba a nuestro Comandante Infinito Hugo Chávez, de ser el "responsable por más de 120 mil asesinatos en 11 años de gestión" (informe21.com, 13-03-2010). El mismo que, en enero de 2013, en entrevista para un canal de la burguesía expresaba sus lamentos, ante la probable recuperación ante su enfermedad de nuestro Comandante: "Lamentablemente el Presidente no está en capacidad de firmar ahora una carta, lamentablemente se está recuperando de su operación". Odio concentrado, siempre tuvo el "cejúo" de Borges contra nuestro Comandante Infinito. Sí, Jacqueline, se trata del mismo Julio Borges que, a comienzos de este año, nuestro Gobierno puso al descubierto como uno de los protagonistas de la llamada "Operación Jericó" o intentona de golpe de Estado, que tenía como inusual y criminal novedad, la utilización de un avión Tucano que se encargaría de bombardear distintas posiciones ubicadas en la ciudad capital y en el este de Caracas; tales como, la sede del Sebin en Plaza Venezuela, el Ministerio de la Defensa, la Alcaldía Libertador, el TSJ, el MPPE, IVSS, la Cancillería, el BCV y la FGR, locaciones todas, caracterizadas por ser, sitios de alta concentración de residencias en sus alrededores. Y, como se demostró en la investigación y las imputaciones hechas por oficiales involucrados en dicha intentona golpista, quienes confesaron que habría sido él, lee bien Jacqueline, confesaron que Julio Borges habría sido, presuntamente, quien seleccionó los puntos a bombardear aquí en Caracas (www.ultimasnotias.com.ve, 13-02-2015). Oficiales todos, que fueron sentenciados a prisión por siete año, ante el silencio cobarde de Julio Borges. El mismo silencio que ha guardado ante las denuncias formuladas por el camarada Diosdado Cabello, sobre el Plan contra la vida de Leopoldo López: "Cabello destacó que según una declaración de José Gustavo Arocha, señalado en el programa, Julio Borges y Antonio Ledezma habrían planeado atentado contra Leopoldo López. Arocha es socio de la empresa GeoFenix y está detenido por supuestos financiamientos a las protestas del año pasado, conocidas en el oficialismo como las güarimbas, explicaron en el programa." (El Universal, 13-02-2015).

Decía Bertol Brecht: "No hay nada más parecido a un fascista que un burgués asustado". Traemos a colación a Bertol, pues, resulta que al Julio Borges no le quedó otra que acudir a la solicitud de protección de nuestra FANB ante el llamado de los movimientos sociales a manifestarse en las calles de Caracas, el mismo día en que esa nueva AN, con mayoría derechista, se instalará. Refiere el reelecto diputado oposicionista por el partido PJ, en su misiva publicada en su cuenta facebook, dirigida a la "Fuerza Armada Nacional", no Bolivariana, haciéndoles un llamado público "…a que cumplan, de nuevo, su indeleble deber institucional como garantes de la Constitucional, del Soberano y de la Nación, de proteger al Poder Legislativo y su debido funcionamiento para cumplir los fines del Estado". Entre otras perlas, en su misiva, el diputado Borges se refiere al "bravo pueblo de Venezuela", sin Bolivariano, con lo que deja entrever su desprecio a todo aquello referido al Padre Libertador, Simón Bolívar, cuyo imponente cuadro colocado al frente de nuestro Comandante Chávez, seguramente correrán la misma suerte seguida el 12 de abril de 2002, botados en algún depósito de la magna Asamblea. Tras lo cual, retornará el viejo escudo nacional que centraliza las miradas del Hemiciclo Legislativo, como símbolo de la restauración de la vieja república, tan vieja como quien la habrá de presidir…

 

Caracas, 03-01-2016

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1099 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:


Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor


US Y ab = '0'' /actualidad/a220425.htmlC0US