El PSUV y la gestión de Gobernadores y Alcaldes

Este viernes 23 de Enero, Jesús Faría, diputado y vice presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, en el programa de VTV "Sin Coba", nos ofreció una información que suponíamos era una realidad, pero costaba creerla.

Jesús Faría dijo que el PSUV carecía de un equipo de economistas debidamente organizado para asistir -asesorar- al PSUV y al gobierno en el ámbito de la política económica. Suponía esto, pero oírlo precisamente de boca de un economista y miembro del PSUV, es una cosa que por lo menos deja una cierta preocupación; más si se sabe de antemano, que dentro de las filas del PSUV y del Polo Patriótico hay destacados economistas que vienen alertándonos sobre el curso de algunas políticas económicas. Falto, que el diputado Jesús Faría dijera que el PSUV andaba tras la búsqueda de una prótesis auditiva y unos "espejuelos" para la Dirección Nacional porque tiene limitaciones para oír y leer.

Esta ausencia no es la única pifia del PSUV. Junto a esta falla, hay otras que son importante reconocerlas.

Un partido que ha valorado y recogido en su partida de nacimiento -libro rojo- la participación como asunto vital, es cuestionable que teniendo la responsabilidad de dirigir la mayoría de las gestiones municipales y estadales, no haya promovido la estructuración de un equipo nacional con sus puntos de apoyo en los estados y los municipios, que hiciera posible un seguimiento y control de estas gestiones.

Una cosa es ufanarnos diciéndonos que tenemos la mayoría de las alcaldías y gobernaciones y otra, es que sepamos, cómo estas gestiones estadales y municipales se "enganchan" con los lineamientos nacionales y la Ley Plan de la Patria. ¿Sería bueno saber, cuántas de las alcaldías y gobernaciones que se encuentran alineadas al proceso tienen un plan de desarrollo?

En Anzoátegui por lo menos, no existe una que tenga un plan municipal y en consecuencia, se debe estar asumiendo el paradigma nada socialista, que como vaya viniendo vamos viendo.

Por ejemplo, estuve en la entrega del Proyecto de Presupuesto de Ingresos y Gastos 2015 que el camarada gobernador Aristóbulo Istúriz presentó ante el CLEANZ y sólo pude oír –hasta donde fue posible- una montaña de números, que no decían nada sobre el para qué servían esa montaña de números o recursos y cómo se lograrían los objetivos. No se oyó ni una sóla palabra que nos permitiera saber, cómo y a través de qué estrategias; el Camarada Aristóbulo piensa a llevar a feliz término lo que nos prometió: Un estado potencia.

No creo que cuatro años sea tiempo para esto, pero en este acto que se realizó en la primera quincena de diciembre no hubo nada que nos permitiera conocer, qué situaciones atenderá y cómo hará posible Aristóbulo algunos de los objetivos de la ley Plan de la Patria.

Ya los alcaldes y gobernadores deben de estar preparando sus respectivos informes de gestión y con toda seguridad, nos meterán en un bosque de números pero no habrá mucha precisión de visualizar qué dejaron como resultados. No hay evaluación ni antes ni después y aunque nos metan en una selva de números, no hay manera de saber cómo se ha modificado una realidad o situación. Los Alcaldes y gobernadores son como agentes libres y andan prácticamente realengos. La Dirección Nacional no ha tenido tiempo de preparar una pequeña hojita de cálculo en los cuales pueden sistematizarse las políticas con sus respectivos referentes para entender: Qué hacen, cómo lo hacen y cómo son sus logros.

Las Direcciones del PSUV Estadales ni cuentan tienen con esto y para colmo; el ente legislativo que tiene por mandato de la ley una función contralora, tiene sobre este asunto una mala costumbre. Conversaba en estos días con un diputado del CLE Anzoátegui y le preguntaba sobre esto y me decía que ellos se reúnen con los miembros del gabinete ejecutivo en enero después que presenten su memoria. Lo oí y me dije para mí: ¿Cuál es el sentido? ¿Qué puede remedirse ya, transcurrido el año? ¿Qué se controla, si el año y los recursos ya se consumieron?

Me mostró y me entregó este camarada diputado una ley de planificación estadal, que al leerla luego en la soledad de mi apartamento, me dije: ¿Para que aprobó el CLE Anzoátegui una ley así, si no le dio ni le da ninguna importancia para atender su responsabilidad? Muy bonita la ley ¡linda!, pero para qué sirvió.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1728 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Claudio Dominguez

Claudio Dominguez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

US Y ab = '0' /actualidad/a201697.htmlC0http://NON-VEca = .