El Juicio a Leopoldo López

Habrá que reconocerle a Leopoldo el merito de asumir su responsabilidad y hacerle un juicio donde la imparcialidad y el respeto a sus derechos, aparezcan bien claros, ante la opinión pública nacional e internacional. Leopoldo, con este acto de entregarse a las autoridades, se gano el derecho a convertirse, si quiere, en un respetado y reconocido líder de la oposición. Pero también el gobierno, si quiere, tiene la oportunidad, de ser reconocido a nivel internacional, como respetuoso y garante de los derechos humanos de todos los venezolanos y matar, por la cabeza todas, las “culebras” sobre irrespeto y violación de derechos humanos, que la oposición venezolana, las empresas de noticieros internacionales el imperialismo y el neofascismo globalizado han hecho circular entre los gobierno y pueblos de la tierra.

Lo más idóneo, a mi neófito entender, seria un tribunal Ad Hot escogido por el TSJ, donde estén representados algunos gobiernos, todos pueblos, las razas, las culturas que compartimos este planeta.

De antemano adelanto que no tiene porque ser una plataforma de lanzamiento para el liderazgo de Leopoldo, (muchos venezolanos creen en que lo importante es que te nombren, no importa porqué, ni para qué. Yo no comparto ese criterio me perece un irrespeto, una subestimación al intelecto de los hombres y las mujeres de nuestra sociedad). Pero sí puede ser el relanzamiento de la revolución venezolana tanto internamente como internacionalmente. Que revitalizaría todas victorias alcanzadas, todos los triunfos, todas la metas propuestas y pondría de nuevo al socialismo venezolano en las banderas de todos lo pueblo que luchan por su libertad, por la justicia y por la paz.

Como buen práctico audaz no sé si, dentro de la plataforma legal y jurídica de Venezuela eso es posible. Hace tiempo oí sobre la existencia de los escabinos, pero creo que fueron eliminados sin embargo se sustituyeron por Tribunales Municipales.

La idea que propongo es una especie de Tribunal Internacional Ad Hot nombrado por el Poder Judicial venezolano. Capaz de proyectarle al mundo un juicio popular, imparcial, amorosos y respetuoso de la dignidad y de su condición de todos los seres humanos del mundo…

Este primer juicio popular de la revolución venezolana, sería, si lo podemos hacer bien, una solida columna para un Sistema Judicial, que acabe con la impunidad, la venalidad y la lentitud de nuestros tribunales…

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1688 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


José Machete


Visite el perfil de José Machete para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a182379.htmlCUS