Miguel Cabrera, eres millonario ¿Por qué esperas ayuda de la Polar?

Eres mi pana Miguel, un jugador de los más grandes de la historia, en el cuadro eres excepcional, ya has sido bien valorado en tercera, en primera; de verdad que los que jugamos pelota desde niños, decimos qué buen ejemplo eres como pelotero. Dígame, estar en ese nivel luego de pasar por aquellos problemas con tu esposa y la caña. Total que de alguna manera te diste cuenta que la estabas cagando; así muchos venezolanos y extranjeros, sentimos que saliste del foso.

Pero, hay dos cosas que uno tiene que decirte, porque tu actuación no le gusta a todos, o no nos gusta, en lo referente a “tu estadio de La Pedrera” por ejemplo o para mejor decirte, ¿Por qué tienes que esperar que venga la empresa explotadora del escuálido Mendoza, a poner pepito el estadio “de tu familia”? ¿No tienes plata para tener en tu barrio de Maracay un estadio con todas las de la ley? De pana Miguel, no todo son dólares, me imagino que el martillo familiar, lo remediaste con La Polar.

Recuerda que tú no creciste en un país en el que todo era perfecto, al contrario, todo era la pura imperfección. Por eso te entiendo. Así como dices "tratal", en vez de tratar; tiene algo que ver; pero el pedido hacia ti, de varios colectivos que nos hemos reunido para tratar “tu caso”, decidimos, por medio del camarada que escribe este artículo, decirte que ”hijo de rico no sirve pa’ pelotero” y por eso, por tu pasado humilde, por tu pasado pobre; debes tener mejor interpretación patria.

Es como darse cuenta de que la plata que se envía al pedagógico de Maracay, es para que el rector López Sayago, viva como un oligarca, y es que con tan solo caminar dentro del Pedagógico, es de una tristeza horrible, una vaina sumida en el abandono y con tan solo pasar por la Av. Las Delicias, te ves aquel Tiranosaurio rey; una vaina que es un animal prehistórico que pesa como veinte elefantes blancos. Es, el estadio Miguel Cabrera, del pedagógico de Maracay, abandonado.

Pero bueno; volviendo a nuestro vecino e idolatrado, Miguel Cabrera, la necesidad es preguntarle ¿por qué no trasciende esa actitud de ser “grande”? y se ubica en un plano más humilde e invita a todos los niños que quieran ir a los juegos de Los Tigres totalmente, gratis y con sus representantes. Seguro que eso sí, te hará un gran aragüeño, porque el estadio es de todos, y a ti te deben hacer un descuento descomunal, por lo menos los días que el juego no es muy importante.

De esta manera, mi alto compatriota, te recomiendo en nombre del norte de Maracay, que no seas tan solo un ejemplo deportivo; sé, un ejemplo social, humano, demuestra que no puedes hacer nada cuando en Estados Unidos, te obliga tu equipo, sea cual sea, a no oponerte a ninguna norma que hayan impuesto, y por eso no dices nada de esa prohibición capitalista a los latinos a jugar en sus países, para que solo ellos, los del norte, se los vacilen a ustedes, estelares compatriotas. Caramba Miguel, recuerda cuando tus padres no te podían comprar todo lo que querías, ni los zapatos y tú de un plumazo tan solo eliges anotarte con la oligarquía. Sé mas pilas y así como los comentarios que escucho de ti (extradeportivos), en los barrios de Maracay; pero sobre todo, en los del norte, tu barriada, no son favorables para ti. Estamos seguros, que no te gustaría escucharlos, también estoy seguro de que, así como rectificaste, con esas metidas de pata familiares pretéritas, podrás sacudirte a Lorenzo y su combo perverso y anotarte con “los pobres” y humildes como tú. Bájate de la mula con tu gente de La Pedrera y no permitas esa desigualdad social que promulga parte de tu familia, porque el andar en las Hummer y perder la humildad, es un paso tan bravo como perder la virginidad, que no solo la pierden ellas, porque para todas y todos, hay siempre una primera vez. Saludos, Feliz Navidad, y un año nuevo 2014 venturoso; pilas MIGGY.

Nota: El estadio de la UPEL Maracay de Nombre Miguel Cabrera, da pena y eso que el ministerio de educación, ha enviado chorros de dinero para su culminación, pero se encuentra con la pared de la corrupción, donde el rector López Sayago, es culpable de lo que ha sucedido y donde lo único que hay en el estadio Miguel Cabrera, son las torres de luz; tienen como 6 o 7 años ahí. También hay una tribuna pequeñita para el tamaño del estadio. Claro, la buena vida del rector y sus negocios se han chupado ese poco de plata. Lo triste del asunto es que el estadio Miguel Cabrera de la UPEL Maracay, esta cerquita del estadio que La Polar le Arreglo al pobre MIGGY. Mi esposa Paola, que me ayuda a corregir los artículos se encuentra en Argentina con mis hijos, por eso, disculpen los errores. FELIZ AÑO NUEVO.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3705 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a179296.htmlCUS