La Milicia Nacional Bolivariana: ¿A quien sirve?

Para los revolucionarios, el objetivo supremo de la guerra es eliminar la guerra (…) El objetivo estratégico de la guerra como política no es otro que conservar las fuerzas propias y destruir las del enemigo. Destruir las fuerzas del  enemigo implica desarmarlas o privarlas de su capacidad de resistencia, y no significa aniquilarlas a todas físicamente (…) Es necesario y urgente prestar atención al estudio de los problemas militares (Escritos militares del Presidente Mao Zedong. Pekin,  1970)

Apenas hace una semana, tres señoras clientes que hacían cola en un supermercado del este, expresaron su extrañeza porque escucharon  cuando dos  mujeres vestidas con uniforme militar le dijeron al portero que estarían en ese establecimiento toda la tarde, en apoyo del público consumidor, aclarándoles que ellas no eran oficiales sino milicianas al servicio del pueblo.

De la conversación sostenida entre las citadas damas, pude escuchar sus críticas donde daban a entender que muy poco o nada saben sobre lo que es la Milicia Nacional Bolivariana (M.N.B.)  razón por la cual hasta llegaron a decir que “se quiere militarizar hasta la comida”. Ante tan negativa posición, es por lo que decidí suministrar a mis apreciados lectores, una breve explicación, que ayude a orientar a la población sobre esta importante organización cívico-militar.

Soporte legal:

La M.N.B. jurídicamente está sustentada en la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, según G.O. No. 6020, del 21.03.2011, la cual eN su Título I, capítulo II, Art. 5° establece que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana “está organizada de la siguiente manera:

  • La Comandancia en Jefe
  • El Comando Estratégico Operacional
  • Los Componentes Militares
  • La Milicia Nacional Bolivariana destinada a complementar a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en la defensa integral de la Nación
  • Las Regiones Militares como organización operacional.    

    El comando Estratégico Operacional, los Componentes Militares, la Milicia Nacional Bolivariana y las regiones militares dependen administrativamente del Ministerio del P.P. para la Defensa.

En el caso de la Comandancia en Jefe, esta estará integrada por un Estado Mayor y las unidades que designe, siendo que es el Presidente de la República su autoridad suprema (Art. 6°)

De la lectura del Capítulo IV contenido en el Título I, se establece que los Componentes Militares de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana  son:

  • El Ejército Bolivariano
  • Armada Bolivariana
  • Aviación Militar Bolivariana
  • Guardia Nacional Bolivariana

De esta precisión legal, queda claro que la Milicia Nacional Bolivariana no pertenece al Componente Militar de la Fuerza Armada Nacional, siendo que la Milicia “es un cuerpo especial organizado por el Estado Venezolano (…) destinada a complementar a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en la defensa integral de la Nación, para contribuir a garantizar su independencia y soberanía” . 

La Milicia Bolivariana depende del Presidente de la República en todos los aspectos operacionales, a través del Comando Estratégico Operacional y para los asuntos administrativos depende del Ministerio del P.P. para la Defensa (Capítulo V, Art. 43)

La organización, funcionamiento y demás aspectos administrativos de la Milicia se rigen  por los reglamentos respectivos.

Misión de la Milicia: entrenar, preparar y organizar al pueblo para la defensa integral con el fin de complementar el nivel de apresto operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, contribuir al mantenimiento del orden interno, seguridad, defensa y desarrollo integral de la nación, con el propósito de coadyuvar a la independencia, soberanía e integridad del espacio geográfico de la Nación (Art. 44)  

Organización de la Milicia:

  • Una Comandancia General
  • Segundo Comando y Jefatura de Estado Mayor
  • Agrupamientos
  • Unidades de Milicia Territorial
  • Cuerpos combatientes
  • Los órganos operativos y administrativos funcionales necesarios para coadyuvar en la ejecución de acciones de seguridad, defensa y desarrollo integral de la Nación (Art. 45)

Dentro de las funciones de la Milicia relacionada con las organizaciones populares,  vale resaltar (Art. 46):

  • Orientar, coordinar y apoyar en las tareas de su competencia, a los Consejos Comunales, a fin de coadyuvar en el cumplimiento de las políticas públicas (numeral 6°)
  • Contribuir y asesorar en la conformación y consolidación de los Comités de Defensa Integral de los Consejos Comunales, a fin de fortalecer la unidad cívico-militar (numeral 7°)
  • Recabar, procesar y difundir la información de los Consejos Comunales, instituciones del sector público y privado, necesaria para la elaboración de los planes, proyectos de desarrollo integral de la Nación y Movilización Nacional (numeral 8°)

De los componentes de la Milicia Nacional Bolivariana, nos permitimos definir y señalar los objetivos básicos de los Cuerpos Combatientes y de la Milicia Territorial:

  • Cuerpos Combatientes- definición:

Son unidades conformadas por ciudadanos y ciudadanas, que trabajan en instituciones públicas o privadas, que de manera voluntaria son registrados o registradas, organizados u organizadas y adiestrados o adiestradas, por el Comando General de la Milicia Bolivariana, con el fin de coadyuvar   con la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en la defensa integral de la Nación, asegurando la integridad y operatividad de las instituciones a las que pertenece (Art. 50)

  • Milicia Territorial

Está constituida por los ciudadanos y ciudadanas que voluntariamente se organicen para cumplir funciones de defensa integral de la Nación, en concordancia con el principio de corresponsabilidad entre el Estado y la sociedad civil; y deberán estar registrados por la Comandancia General de la Milicia Bolivariana, quedando bajo su mando y conducción (Art. 51)

Por otra parte, existen tres categorías de milicia:

  • Oficiales de Milicia
  • Sargentos de Milicia
  • Milicianos

 

El soporte legal de esta clasificación dice textualmente:

Pertenecen a la categoría de milicia, quienes sin ejercer la profesión militar manifiesten voluntariamente ingresar a la Milicia Bolivariana, y al ser movilizados cumplan funciones de Seguridad y Defensa Integral de la Nación, como militares en condición de: Oficiales de Milicia, Sargentos de Milicia  y Miliciano conforme a las disposiciones previstas en el reglamento respectivo (Art. 66).

     
Es importante observar, que tanto los integrantes de los Cuerpos Combatientes como los integrantes de la Milicia Territorial, pueden ser llamados o denominados al menos “milicianos”, toda vez que en ambos casos, la Ley les asigna competencias compatibles con las categorías de milicias antes señaladas. En todo caso, si la interpretación que aquí se hace es incorrecta, muy de veras se agradece que un experto en temas militares nos explique en que consiste el presunto error.

En este sentido,  diremos que lo esencial para países del tercer mundo como Venezuela donde el imperialismo tiene todavía  un gran enclave ideológico, económico y cultural, si bien se hace necesario que sus fuerzas armadas regulares se organicen y luchen por respaldar transformaciones profundas, esto en absoluto invalida que exista un pueblo organizado en milicias que respalden desde las mismas entrañas de la sociedad todos aquellos programas y proyectos de carácter revolucionario que tengan lugar en la República Bolivariana de Venezuela.

Si bien en la actualidad la Milicia es de carácter popular y progresista, no como la que hubo en la época de la Corona española,  es requisito indispensable que esta se mantenga alerta ante las agresiones imperiales y de sus aliados nacionales, toda vez que el amago golpista no ha cesado y posiblemente no amainará, como tampoco la agresión mediática de la extrema derecha está dispuesta a retirarse de la escena, toda vez que por todos los medios,  ya sean pacíficos (vía electoral)  o por el camino violento, están resueltos a reconquistar el gobierno y de aquella parte del poder que han perdido. Adicional, no debemos olvidar que la ofensiva militar de USA en el mundo, especialmente en el Oriente medio, es signo inequívoco de  que el resto del mundo también está amenazado constantemente por el flagelo macabro de la guerra imperial.

Una acotación que nos parece significativa resaltar en el caso de los Cuerpos Combatientes, es que dado el hecho que son unidades formadas en su mayoría por profesionales y técnicos, algunos hasta con postgrados, que trabajan directamente para el Estado, sería de mucho provecho utilizar este talento, en los casos que proceda, como  facilitadores, instructores y colaboradores estrechos con el área militar,  cuando las exigencias del servicio así lo demanden. También se sugiere hacer una labor de concientización de los cuadros de comando de la administración del Estado, en el sentido de otorgar facilidades a los servidores públicos, no como una colaboración, sino como un verdadero compromiso con la institución y la patria.

En resumen, ha quedado demostrado que la Milicia Nacional  Bolivariana, es una amplia organización cívico-militar, que ha sido creada para reforzar los trabajos de seguridad y defensa de la Nación, así como también para ayudar y apoyar a las comunidades en la búsqueda de soluciones óptimas que satisfagan las necesidades populares. Es así como ante la ola de acaparamiento, la apropiación ilícita de divisas, el  contrabando de extracción y la  especulación que la empresa privada ha desarrollado en el país, donde el gobierno nacional se ha declarado en emergencia buscando con ello defender la economía popular, razón por la cual ha pedido tanto el concurso de la Asamblea Nacional, las Fuerzas Armadas Nacionales y  la participación activa  de la Milicia Nacional, todo ello en función de golpear las  perversidades engendradas por las prácticas capitalistas de la oligarquía parasitaria  y  apátrida.       

En consecuencia, el pueblo debe estar alerta para solicitar a las autoridades competentes la activación plena de la Milicia, lo que implica un trabajo constante de formación ideológica y de formación militar revolucionaria que haga posible que a corto y mediano plazo se robustezcan las milicias territoriales,   los Cuerpos Combatientes y la integridad de la organización miliciana, con el propósito de que se hagan sentir   con efectividad en todo el territorio nacional e inclusive fuera de nuestras fronteras.

Como ya se pudo ver en la primera parte de este escrito, la Milicia Nacional Bolivariana ya está creada y ha comenzado a marchar, siendo que lo que hay que profundizar es en hacer un trabajo más constante y más comprometido con la transformación radical de las estructuras económicas y sociales del país, teniendo en cuenta que se requiere encabezar un movimiento continental revolucionario de milicias que sirva y refuerce el trabajo que tanto civiles como militares hacen por enfrentar al imperio a lo largo y ancho de América Latina y el Caribe.

  Es en este sentido que el pueblo debe incorporarse masivamente a  las milicias, evitando a todo trance que la burocracia limite la participación de la gente en la lucha diaria por unir en la práctica el sentimiento cívico-militar revolucionario comprometido con el socialismo.

Estar vigilantes ante las acciones de la derecha pro imperialista y de los disfrazados de revolucionarios, que a diario minimizan la importancia y vigencia histórica de la milicia, es tarea que le toca sin descanso tanto a los dirigentes  políticos de izquierda, militares revolucionarios, milicianos y sectores populares en general. Estamos convencidos que para poder responder con éxito a las agresiones diarias del imperio y sus aliados dentro y fuera del país, se requiere contar con un pueblo armado tanto ideológicamente como  en la organización miliciana. En esta época histórica  donde en Venezuela tenemos a un gobierno de signo progresista y de tendencia socialista, es el momento de acentuar en el respaldo y refuerzo tanto a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana como a la Milicia Nacional Bolivariana.

No hay tiempo para  vacilar, necesario es  actuar-obrar con decisión y coraje. Todos comprometidos con la patria de Simón Bolívar, el Che Guevara, el Cte. Chávez y otros tantos luchadores y pensadores que hicieron posible abrir efectivas  perspectivas de independencia y soberanía nacional. 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4825 veces.

Yolí José Núñez O.


Visite el perfil de Yolí José Núñez O. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.