Nicolás Maduro: ¿Barrio Adentro y el Batallón 51 no son parte del legado de Chávez?

Aquellos que se denominaban hace unos meses, a finales del 2.012  Médicos con Chávez, a quienes denuncié  en distintas oportunidades, dirigidos por Fernando Bianco y cuyas historias personales están manchadas de sospechas de corrupción y ataques a Barrio Adentro, hoy están en el Ministerio de Salud haciendo el trabajo sucio de destruir el sueño de Hugo Chávez: comienzan por excluir al Batallón 51 y no puedo menos que dar el alerta antes que su trabajo revolucionario CONVIERTA DE NUEVO al Ministerio de Salud en reducto de corruptos.

Escribí en Aporrea sobre este grupito de médicos:

Ayer encontré dos notas de prensa, una en Últimas Noticias y la otra en nuestro Correo del Orinoco, firmadas por algo que se autodenomina "MEDICOS CON CHAVEZ" las que luego de leer detenidamente me obligan, en la misma apertura y autocrítica nacida el 7 de Octubre, a escribir esta alerta.

Al terminar de leerlas entendí que no podía ser más que un nuevo capítulo de la campaña desde hace años desatada por Fernando Bianco, en su obsesiva apetencia del ministerio del poder popular de la salud, del que conozco desde hace años y a quien en alguna oportunidad denuncié. Hoy debo alertar ante este supuesto cónclave de médicos chavistas a quienes puedan de forma incauta caer en sus cantos de sirena.

Leyendo el artículo encontré palabras del mismito doctor Bianco que me parecen alarmantes: "Fernando Bianco consideró que el Mandatario Nacional tiene mucho que meditar sobre las políticas en materia de salud. Afirmó que: "uno de los grandes errores del Presidente ha sido no haber consultado con nosotros, que somos los que sabemos de eso".

Este señor como siquiatra da terapia a nuestro comandante y asume el tupé de decirle "sus grandes errores" aparte de públicamente aclarar que Chávez no sabe un carajo sobre políticas de salud. Ni sabe Chávez, ni menos, según el sexólogo siquiatra de los "MEDICOS CON CHAVEZ" sabe nada de salud ni medicina la doctora, coronela y ministra Eugenia Sáder Castellanos. ¡Bueno camaradas!

No es nuevo este movimiento proselitista que más bien yo definiría como comando de campaña de Fernando Bianco, conformado por: Tahiri Martinez, José delgado, Miguel Valdez, Carlos Ocanto, Rosalía Dávalos, Checre Maluff, Rafael Ramos,  Ulises Suzzarini, Jacobo Mora, Enry Bracho y Adnan El Aysamy. Desde el 2.003 creo, andan apoyando a Bianco y atacando a Barrio Adentro, como descaradamente lo hacen en sus declaraciones de ayer. ¿Revolucionarios con Chávez? Yo te aviso chirulí, me voy a dedicar a hacer mis aportes con la otra historia de algunos de ellos.

Por hoy termino, dejando clara mi alerta ante este supuesto colectivo que en sus declaraciones solapadamente lo que hace es atacar a quienes derrotaron a mafias, que quizá, ojo, no se, quizá, los beneficiaban económicamente antes de que Eugenia Sader asumiera el mando gloriosamente y con tanto éxito y apoyo de Chávez.

Basta leer los ataques encubiertos contra nuestros MGI y nuestros MIC, basta ver como lo que quieren es sacarlos de los hospitales, por algo será mosca, muy mosca comandante!!!!

http://www.aporrea.org/misiones/n108067.html

http://www.aporrea.org/actualidad/n156608.html

http://www.aporrea.org/actualidad/n102758.htm

http://www.aporrea.org/misiones/n89697.html

Dejé pública una carta de un estudiante que estudió con Fernando Bianco, hay que leerla, pues este señor, hace pocos días, en el auditorio del Ministerio de Salud, es quien está dando talleres para los MGI, es decir, está allí, haciendo lo que piensa y que aquí denuncio: destrozando Barrio Adentro y atacando al Batallón 51 tan cuidado y amado por Hugo Chávez y Eugenia Sader sus segundo y terceros comandantes, por no nombrar a su Primer Comandante Fidel Castro Ruz. Batallón heroico que dio comienzo a la medicina socialista al irse a los campos, a las fronteras y a las poblaciones indígenas para llevar la salud a quienes eran excluidos.

Decía este compañero de Bianco:

Medicina General Integral

Por: Marcos A. Morales F. | Martes, 26/08/2008 11:58 PM |

Cuando se comenzó con el postgrado de Medicina General Integral mi primera reflexión fue: "¿Será posible cambiar la  marginalidad mental de individuos formados en los rancios claustros universitarios de la podrida Venezuela?     

Cuando vi la estampida de muchos -no todos- los fracasados, repitientes crónicos y desempleados del gremio hacia ese postgrado, el panorama se vislumbraba oscuro. Se torno vinotinto cuando supe que, un accionista de una clínica de médicos generales subsidiada por Didalco Bolívar en Aragua, abandonaba la clínica para iniciar el postgrado en MGI, postgrado regido por la gente de Didalco que reina en Aragua, y siendo el Instituto de Altos Estudios "Arnoldo Gabaldón" una de sus comarcas, no le fue difícil entrar para cumplir con la misión encomendada, torpedear el programa de MGIs en el lugar adecuado en el momento justo.     

Entonces me dije: "el trabajo de doctrina e ideología va a ser la más dura tarea dentro de ese postgrado, comparado con la preparación técnica, donde nuestros médicos tienen una excelente formación académica y manejan una farmacopea -arsenal terapéutico- que, los médicos cubanos; quienes vienen de un periodo especial; no manejan, no digo la desconozcan". Y sí, tuvieron esa formación doctrinaria e ideológica, pero el concepto social de la medicina y el socialismo en sí, les entró por un oído y les salió  por el otro, como al 40% de los venezolanos.     

Se agrava la situación de la Medicina General Integral, cuando Fernando Bianco, buscador de escenarios, protagonista de novelas, vio un espacio por donde penetrar la revolución en su ambiciosa lucha por protagonizar en la, quiere ser Ministro del Poder Popular para la Salud y entiende que su posición "liderera" es un camino, y los MGI nacionales, un apreciable instrumento.     

Fernando Bianco, el mismo que en la década de los 90 dijo: "Hay que cerrar las Escuelas   de Medicina, porque tenemos más médicos que pacientes". Que pasó Bianco te falló el calculo o es que éramos 10 y parió la abuela. A Bianco en el gremio médico le pasa lo que al gocho negro: "los gochos no lo quieren por negro y los negros no lo quieren por gocho". Bianco es uno de esos gazapos políticos a los que a Chávez le ha dado beligerancia por sus antecedentes genealógicos, como en Aragua ha hecho otro tanto con Humberto Trejo. Por cierto, en Aragua se gestó gran parte de la Revolución, salió la Revolución. Pues en Aragua ha salido gran parte de la escoria de esta Revolución.     

La sumatoria de la ambición de  Bianco, la tarupidez del Jefe de los MGI nacionales -quienes le acompañan- y la ineptitud e ineficiencia del Ministro Mantilla, son la ecuación perfecta para que cuando se despeje la incógnita de la salud, descubramos que estamos nadando en un mar de excremento derivado, de la poca conceptualización ideológica de los Jinetes del Apocalipsis de la Revolución.

El que tenga ojos que lea y recapacitemos a tiempo en la nueva gestión del ministerio.

Estos días he recibido denuncias en mi correo sobre lo que sucede en Salud. Quiero anexar para terminar una carta recibida por un miembro del Batallón 51, a quienes, según me denuncian, les han prohibido hasta nombrarse como miembros de ese digno Batallón51 que hoy pareciera espantar a los sátrapas que lograron infiltrarse de nuevo en el ministerio. Una carta digna de un revolucionario y cuyo autor no publico en protección a su situación, pero que mantendré en reserva para siguientes entregas, léanla y piensen, como yo, que hay que hacer algo con urgencia, más aun cuando denuncia que quieren quitar al Batallón51 de la defensa creada por la Coronela Eugenia Sáder para garantizar que los suministros médicos lleguen a los hospitales, precisamente  estando en ese grupo de médicos con Chávez uno que revendía las inyectadoras en el cafetín del hospital del  estado Portuguesa y comandados por el destructor en potencia de Barrio Adentro, Fernando Bianco.

Buenas Noches, camarada Raúl  Bracho:

Me disculpa el atrevimiento de escribirle, pero luego de leer sus artículos publicados en el Diario Aporrea, sobre los médicos de anticiencia e inconciencia, me surgió la necesidad de agradecerle, quizás por su preocupación, que es también es la mía, pero además, porque ha podido hacerle llegar a muchas personas parte de la situación que estamos viviendo y que en muchas ocasiones, tenemos que callar por no perjudicar al proceso revolucionario y que luego no nos llamen traidores o infiltrados.

Pero mucho de lo que usted expresa en sus párrafos, sigue sucediendo, tal es asi y aun no entiendo cómo, ni por qué razón y lamento si me equivoco, es como están removiendo sin piedad a todos los compañeros del Batallón 51, que tenían cargos administrativos, para colocar en su lugar, personajes de la cuarta, de por si ya corrompidos con antiguas y sucias gerencias en salud, como incluso vicepresidentes de partidos políticos que hasta hace poco, encabezaban la lista de los 6 partidos mas importantes dentro de la MUD y que de un día para otro decidieron ser "Chavistas", sean entonces, autoridades únicas en salud, por supuesto que respeto de antemano esas decisiones y no subestimo para nada, que pueda existir un cambio, creo plenamente en que realmente no es un partido político lo que te define cuando haces tu trabajo correctamente, sobre todo cuando  piensas en el bienestar común (aunque redundo en el socialismo y no en otra cosa, pero siguen existiendo confundidos, de parte y parte), es increíble como entonces, dentro de nuestra propia revolución dejamos que los disfrazados hagan lo que quieran y los que estamos rodilla en tierra con este proceso, los dejemos de lado. Así, como está sucediendo ahora con los médicos del Batallón 51 recién graduados como especialistas en MGI y nuestro proceso de incorporación al MPPS, el cual esta en tramites desde hace 6 meses aproximadamente, desde que se entregaron nuestras carpetas para ser incluidos en nómina fija de la institución, luego de los cambios propios que se realizaron dentro del mismo, hemos quedado esperando por una contratación, que se le ha dado la larga y sin justificación, aunque aquí seguimos en la lucha y en el trabajo, sin abandonar nuestros espacios, disciplinados, más firmes y leales que  nunca a nuestro comandante supremo. En reuniones recientes, fuimos convocados en la sede del MPPS, para recibir la pr0puesta sobre la realización de un curso de docencia para supervisar y apoyar a los colegas del MIC, una vez que inicien el  postgrado de Medicina General Integral en los diferentes estados (propuesta que nos da satisfacción, ya que vemos con gratitud el que seamos tomados en cuenta, para tan buena tarea, la cual asumiremos con igual disciplina que las demás), pero a pesar de tener algunos meses sin pago, no se nos dio ninguna respuesta de nuestra contratación y menos del cargo fijo (porque no hay), solo nos lograron ofrecer por los momentos una beca, para los que decidan hacer el curso, el cual será breve (intensivo), entonces surge la interrogante: ¿que pasara con los compañeros, que por diferentes razones no decidan hacer el curso? ¿seguirán subsistiendo del sueldo de sus padres? entiéndase que hay quienes tienen responsabilidades administrativas de peso en los estados y no podrán asistir, incluso hasta residentes del primer año de especialidades básicas, estos compañeros siguen en sus puestos sin recibir remuneración, porque como en mi caso, la beca del Instituto de Altos Estudios finalizó cuando recibí mi título hace 3 meses.. Entonces luego de 3 años de graduado, no tengo ni una sola cotización y ni siquiera tengo contrato. Hoy logre comunicarme con una autoridad del MPPS en cuanto a nuestro ingreso y no supo darme repuesta de cuando será la  contratación, ni cómo.

Entonces es cuando me lleno de desilusión, de desesperanza y comienzo a pensar que es todo parte de un proceso para agotarnos, desanimarnos y hacer que abandonemos los espacios, para decir y señalarnos después, ¿a qué estamos jugando? ¿a poner al revolucionario entre la espada y la pared, obligarlo a que de alguna forma debe subsistir aunque sea en servicios privados??

He sido testigo, de cómo han subestimado las funciones que ejercemos en los estados, sobre todo la de los inspectores de  salud, que sin remuneración extra por este trabajo, llevan a cabo la vigilancia de la cadena de suministro de insumos médicos desde la región central de distribución (Sefar), a sus respectivos estados, evitando que los medicamentos se desvíen a otras instituciones no públicas, descaradamente y sin control como sucedía en otros gobiernos, nos preguntan (algunas autoridades actuales del mpps): si es que no tenemos visión de futuro y  si, fue que nos graduamos para ser cargadores de cajas, simplemente porque en su cabeza aun no cabe, que, incluso después de tanto tiempo, el médico ya no siga siendo la imagen del burgués intocable e inalcanzable, sino, que podemos seguir siendo Médicos y no importa cuántas cajas de suero hay que cargar, ni cuantas camas hay que armar o cuantos bombillos hay que poner y menos cuantos pacientes hay que atender y aún después de todo eso y seguir siendo orgullosamente galenos de ciencia y conciencia.

Es que hay muchos que creen, que el Batallón 51, son parte de la gestión pasada, están equivocados, nosotros no hemos expirado, nosotros seguimos en vigencia porque no hemos dejado de ser leales a nuestros ideales y a los de nuestros comandantes que con tanto amor y esperanza nos han formados y tengo la seguridad plena de que cualquiera en cualquier lugar del mundo seguirá aún después de cien años sintiéndose tan comprometidos y tan orgullosos de esta revolución.

Como dijo nuestro primer comandante: "No luchamos por glorias, ni honores, luchamos por ideas que consideramos justas"...

Aquí seguimos y seguiremos dando la Batalla, no importa lo dificil que sea, incluso desde cualquier terreno.

A pasado algún tiempo desde su reportaje y fíjese cuando ahora más que nuca tiene validez su alerta porque no solo Bianco nos sigue perjudicando, seguimos necesitando más de la autocrítica y la revisión, necesitamos de verdad tener los ojos bien abiertos!!

¡Chávez vive, la lucha sigue!

¡Viva el Batallón51 Migleidys Campos Guatache!!!

(*) Migleidys Campos Guatache, Médica venezolana graduada en la República de Cuba e integrante del Batallón 51, nombre dado a los integrantes de la Primera Promoción graduada en la ELAM en 2005, por estar conformada por 51 pioneros de la medicina del Socialismo en Venezuela. Luego el Batallón 51 adquiere el nombre de nuestra heroína Migleidys Estefanía Campos Guatache, quien junto a un equipo de soldados y civiles, se disponían a atender a una comunidad indígena en el Edo. Apure cuando un fatal accidente aéreo segó su vida el 01 de marzo de 2006. Migleidys representa el espíritu abnegado y amoroso de los médicos del Socialismo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2064 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a173461.htmlCUS