El espejo y la revolución

Mirarse en el espejo no está nada mal, sobre todo cuando nos sirve para percatarnos de detalles que de otra manera no es posible ver. “Mírate en ese espejo” Sentencia el decir popular. También es común eso “La sonrisa es el espejo del alma” “un espejo roto es mal presagio” La bruja-madrasta de Blanca Nieves, se atormentaba frente al espejo preguntando ¿Quién es la más bonita? La poesía inmortaliza “El espejo de tus ojos” y “El espejo que me devuelve mis sombras”

Se refiere la máxima de mirarse en ese espejo, a la necesidad de ver otros ejemplos, de errores o desaciertos que nos marquen pautas, lecciones, para no cometerlos. Esto vale en lo personal, en lo grupal, en lo institucional, en lo político y en lo social, entre otros. La referencia en este artículo va a la revolución. Creo modestamente que nuestra revolución necesita mirarse en el espejo; no sólo el propio sino el de otras naciones. Fundamentalmente para no emborracharnos del espejismo de creer que nos las sabemos todas.

En el año 2007 viví la experiencia de estar unos días en España en la Península y en Las Islas Canarias, tierra de mi abuelo paterno. Comenzaba a vislumbrase una crisis en el sector inmobiliario. Situación que me aclaró un sobrino que trabajaba en el ramo, quIen lo sintetizo en un escueto “lo que viene no lo detiene nadie”; y tal parece que se agudiza con saldos fatales de suicidios y desahucios. Desempleo galopante que ya está en los 6000000 de parados. La arrogancia española se la tuvieron que tragar; la corrupción y Angela Merkel se los engullen como cualquier sumidero.

En el recorrido por Tenerife y La Gomera, con bastante tiempo y observando detalles; desde muy tempranas horas los bares y tascas atestadas de parroquianos palo y palo, tapa y tapa. Canarias que surtía de papa y bananas la Península, se encontraba ya con muchas fincas en descuido, porque sus jóvenes preferían ir de braceros a la Gran Bretaña a recoger papas y remolacha azucarera. De hecho, eso estimuló que barcazas de africanos se arrimaran a sus costas y no fueran mal venidos porque solventaban la ausencia de los propios. A la emigración de jóvenes se sumaba que la constancia en la protección del paro, permitiera lo mínimo para la farra.

Regresado a Venezuela, comenté en diferentes círculos de la apreciación que me había formado sobre ese proteccionismo por un lado y esa sanguijuela de los bancos por el otro; Observaba y comentaba que nosotros debíamos mirarnos en el espejo de España con tanta regaladera o asistencialismo, ¿Estábamos en capacidad de mantener por mucho tiempo ese flujo sin retorno de recursos? ¿Bajo qué esquema educativo guiábamos esa acción más que revolucionaria, humanitaria? Demás está decir que sólo conseguí oídos sordos; y hasta miradas de compasión. Mire amiga, mire amigo, hasta con los hijos; es necesario que sepan de dónde sale cada beneficio que reciben y la necesidad que lo retribuyan con rendimiento en los estudios.

Hace un mes compartimos foro con un colega universitario español, quien ante la emoción que hablábamos de los logros de nuestra revolución, nos advirtió “Mírense en el ejemplo español que llegó a tal prosperidad y asistencialismo que todo se les fue de las manos”. Lo tomamos con la debida responsabilidad y agradecimos su sinceridad. El comandante Chávez, lo mantuvo en su discurso, sistemáticamente llamó a ahorrar, a la solidaridad, al compromiso, a proteger los bienes comunes, a la austeridad, a cuidar las casas o apartamentos que se le entregaba, a valorar que esta bonanza no es para siempre; en fin a tener conciencia de las implicaciones que abarcaba la extensión de tantos beneficios a los grupos humanos más deprimidos.

Y la lección de Chávez no debe olvidarse. Es deber en revolución someter al escrutinio crítico cómo nos miramos hoy con relación a 15 años atrás; pero no cómo estamos en el orden material, veámonos espiritualmente, en conciencia, en sentido profundamente humano. Recientemente el Ministro de la Juventud, Héctor Rodríguez, daba cuenta que en Venezuela hay UN MILLÓN de jóvenes que no hacen absolutamente nada. ¿Qué eso? Caldo de cultivo para la holgazanería, vicio, quién sabe qué tipo de delito, menos fuerza laboral, deserción del sistema escolar y así por el estilo. Por cierto, a diario la TV española reseña la partida de muchos jóvenes con elevado nivel de preparación, dominio de hasta cinco idiomas, postgrados diversos, a trabajar hasta de caleteros en almacenes.

LA CORRUPCIÓN es el ejemplo más claro de lo tanto que nos hicimos los bolsas ante ese cáncer del proceso revolucionario. O ese día no miramos al espejo o nos hicimos los desentendidos o mandamos a callar a quienes lo advirtieron. OJO y ese espejo ni estaba, sucio ni estaba roto.

Nuestra revolución, además de los enemigos externos con EUA a la cabeza, los internos impregnados del más cruel de los fascismos, cuenta con la más grave ceguera de no querer mirarnos en una realidad, mirarnos en espejos que no estén empañados, en el espejo propio y el ajeno. Y no se trata de copiar modelos, se trata de algo más ptofundo, la revolución está en el deber de reinventarse perennemente. La revolución como invento humano es una espiral sin fin que para desarrollar todas sus potencialidades debe tener actores conscientes del compromiso con la patria y con la humanidad. Pensar que todo está hecho y el camino andado, es romper el espejo.





ÑAPAS

Ñapa 1.- 26 DE JULIO, Gloria la heroico pueblo cubano y los valerosos hombres y valerosas mujeres que arriesgaron todo por la liberación de su pueblo. Hoy Cuba es faro de luz y dignidad para los pueblos del mundo.

Ñapa 2.- Honrar a Jorge Rodríguez simboliza honrar a todos nuestros mártires y desaparecidos. En él se sintetiza toda la valentía y coraje de un revolucionario y se denuncia toda la crueldad que representó la acción de la IV república puntofijsta contra el pueblo,

Ñapa 3.-El fantasma de Bolívar, de sus ideas, de su trascendencia tiene tan atormentados a los fascistas de la MUD que el 24 se escondieron y ni siquiera lo nombraron; mucho menos lo honraron, Cuando duermen sólo gritan : ¡Bolívar! ¡Bolívar! ¡Bolívar! ¡No nos atormentes más!

Ñapa 4.- Fíjense por dónde van los tiros: Ahora FAPUV es la víctima después que causó tanto daño. Ahora que los estudiantes ejercen su derecho y demandan por el tiempo de estudio que le hicieron perder, entonces están “persiguiendo” a los profesores. ¿Por qué no han dicho cómo se va a recuperar el tiempo perdido?

Ñapa 5.- Muy lamentable la tragedia con ese tren en Galicia. La mínima expresión es la solidaridad y el afecto. Que los familiares superen ese trance de dolor.

Ñapa 6.- La conspiración no ha desparecido, no hay que descuidarse porque esta derecha es cruel.

Ñapa7.- Con el debido respeto: No creo en SANTOS ni en aparecidos. A prudencia llaman.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 460 veces.