Vientos de la sabana

Plan Patria Segura

Nadie puede o debe poner en duda que el Gobierno Bolivariano ha hecho y está realizando supremos esfuerzos para crear un ambiente total de seguridad en el país. No reconocer eso, es mezquindad política. Nuestro Presidente, el compatriota Nicolás Maduro lo explicó esperanzado que en pocos meses se pueda contar con un sistema de protección para toda la sociedad venezolana, porque eso permite garantizar la vida y la paz para toda la ciudadanía del país. Si algún Gobierno en este mundo tiene conciencia que el plan patria segura no se basa exclusivamente en acciones de carácter represivo es, precisamente, el que preside el compatriota Nicolás Maduro.

Toda la sociedad ansía vivir en paz pero el problema de la seguridad ha sido ligado, de forma mediática, a lo puro electoral por quienes quieren que reine la anarquía y así justificar un golpe de Estado. Los primeros días vividos, después de la victoria del compatriota Nicolás Maduro el 14 de abril, fue una prueba irrefutable que la Oposición tenía preparado un plan para derrocar al Gobierno y por eso dio su aval a las acciones violentas y vandálicas que la sociedad ya conoce demasiado. Las manifestaciones masivas de pueblo, por un lado, la firmeza del Gobierno, por el otro, y la fidelidad de las Fuerzas Armadas a la Constitución, sin duda, lograron que las aguas volvieran a su cauce y la Oposición diera pasos atrás derrotada de su propósito.

El Plan Patria Segura tiene muchas ramificaciones, está vinculado a todos los factores de poder como a todas las primordiales necesidades de nuestro pueblo. Nuestro recordado líder y comandante supremo de la revolución implementó muchas misiones para mejorar las condiciones de vida del pueblo. No han sido perfectas esas misiones pero han hecho posible que ahora la mayoría del pueblo tenga acceso a conquistas sociales que antes nunca tuvo. La educación, la salud, la vivienda, el trabajo, seguridad social; es decir, servicios públicos que jamás fueron ni siquiera pensados por los gobiernos de la cuarta república. El Gobierno que preside el compatriota Maduro le ha inyectado más recursos a esas misiones y ha creado otras como el Plan Patria Segura, que fundamentándose en las otras misiones y en las políticas económicas globales del Estado, creará condiciones para que se vaya imponiendo la paz en el país.

En un Plan de Patria Segura deben intervenir todos los factores sociales, políticos, gremiales y comunales junto al Estado y sus instituciones. La paz es para toda la sociedad y no para unos pocos. La recién aprobada Ley Desarme tiene que ser llevada a cabo de forma que quienes se desarmen no sufran consecuencias de venganza y el Estado abrirle posibilidades de trabajo y de educación para que su reinserción en la sociedad le garantice las condiciones de no volver a actividades delictivas. Las comunidades organizadas, por otro lado, son un instrumento ideal para adelantar el Plan Patria Segura. Por eso su comunicación permanente con las instituciones del Estado, de una parte, y la persuasión de elementos violentos para que desistan de sus acciones, de la otra, mezclan esa gran voluntad por alcanzar niveles de paz que han sido alterados en los últimos años y causado mucho daño a la convivencia social en Venezuela.

Estamos frente a un auténtico Plan Nacional, de mucha envergadura, que requiere del concurso de toda la sociedad venezolana y del Estado que lo ofrece para conquistar una paz que nos asegure a todos las condiciones necesarias para una vida sin peligros ni traumas, sin sufrimientos por pérdidas injustificables de vidas humanas en manos de la delincuencia o de la violencia irracional de quienes violan las leyes y no respetan los fundamentales derechos humanos de la gente.

Es imprescindible, para adelantar el Plan Patria Segura, que toda la sociedad se sienta comprometida en el mismo. Que no es suficiente dejar en manos del Estado todas las políticas para materializarlo. De allí que el compatriota Presidente Nicolás Maduro haya dicho “Hagamos todo en función de ese objetivo, que si lo logramos estaremos logrando el milagro de la seguridad en Venezuela, tengan la seguridad de que así va a ser”.

Y en ese Plan Patria Segura destaca el Gobierno de Eficiencia en la Calle, dándoles protagonismo a las comunidades en la elaboración y ejecución de políticas económicas y sociales de carácter popular. Nuestro Gobierno revolucionario es de inclusión y no de exclusión. Es la continuación del legado de nuestro querido e inolvidable comandante Hugo Chávez Frías. Estamos cumpliendo y así le hacemos honor a su memoria, a su ejemplo y a su ideal. Nuestro Ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, compatriota Miguel Rodríguez Torres, lo sintetizó muy bien al decir que el Plan Patria Segura es el “… camino para construir un país seguro, un país de convivencia ciudadana, un país tranquilo, un país donde reine la paz”. Nuestro pueblo eso se merece y ese fue uno de los grandes sueños que el padre de la Revolución Bolivariana quiso hacer realidad pero, lamentablemente, su muerte prematura, no le permitió hacerlo realidad.

“Por Chávez Seguiremos haciendo Patria”

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1233 veces.