En ocasión de la "Misión Negro Primero", terminemos con una injusticia de 20 años

El próximo pasado lunes 13 de Mayo, el ciudadano Nicolás Maduro Moro, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela y Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, concretó el lanzamiento de la Misión que según el aseguro, tendrá como objetivo brindar mayores beneficios a los miembros de la Fuerza Armada y a sus familiares; esta Misión identificada como “MISIÓN NEGRO PRIMERO”, repito, fue concebida para garantizar mayores beneficios para los miembros de la Fuerza Armada Bolivariana, vale decir, para todos los integrantes de esta Institución, tanto aquellos que están en servicio activo, como quienes ya se encuentran en la honrosa situación de retiro y sus familiares. El Presidente enfatizo que la misión contempla entre otros, un primer gran eje fundamental , referido a las mejoras en la seguridad social de todos nuestros militares.

En su discurso a los integrantes de la Fuerza Armada, el Presidente Maduro no dejó de mencionar a nuestro hermano combatiente de las históricas gestas de 1992, líder de la Insurrección Militar del 4F, líder de la tercera etapa del Proceso Bolivariano Revolucionario y Presidente de la República, Hugo Chávez Frías y sus deseos porque la seguridad social y toda la calidad de vida de los militares mejorara.

La “Misión Negro Primero”, según dijo el Presidente Maduro, es parte de la tarea que el presidente Chávez le encomendó. Dijo que hoy se puede comenzar a hablar de una “misión cumplida” en cuanto al inicio del proceso de mejoras; pero además de lo mencionado por el Presidente Maduro y en ocasión del inicio de esta Misión, es oportuno y necesario recordar que el Presidente Chávez también dejo encomendada a su sucesor otra importante tarea, la tarea de terminar con la injusticia vigente por más de veinte (20), que ha negado a un valiosísimo grupo de hermanos combatientes de las históricas gestas del 4 de Febrero y 27 de Noviembre de 1992 y a sus familiares, el acceso a la seguridad social y el disfrute de una pensión digna; sin el cumplimiento de este segundo componente de justicia social para nuestros militares, la gran tarea encomendada por el hermano combatiente Hugo Chávez estaría inconclusa.

Pero de que injusticia estamos hablando?, cuales son los antecedentes de dicha injusticia?.

En primer lugar debemos mencionar, que nos estamos refiriendo a un numeroso grupo de oficiales, suboficiales profesionales de carrera y tropas profesional de nuestra Fuerza Armada Bolivariana, quienes participaron voluntariamente y sin pedir nada a cambio en las Insurrecciones Militar del 4 de Febrero (4F) y Cívico-Militar del 27 de noviembre (27N) del año 1992, con el único propósito de cumplir el sagrado deber patriótico de rescatar la dignidad nacional, de rescatar la Republica y dignificar la Patria; poniendo en riesgo sus vidas, su carrera militar y la estabilidad de su familia.

Ese personal militar participante e involucrado en las acciones de las históricas gestas insurreccionales de 1992, fueron objeto de separación de la Fuerza Armada Nacional por los hechos mencionados, mediante la aplicación de procedimientos ilegales y/o injustos y sin derecho a la defensa, tales como: consejos de investigación írritos, medidas de coacción y de presión para acceder a los beneficios de sobreseimiento, hostigamiento y presión psicológica permanente en el ejercicio de sus funciones profesionales, entre otras cosas. Muchos de estos militares combatientes fueron echados a la calle hace más de veinte (20) anos, y aun hoy en día, tienen una pensión irrita, o sencillamente, no disfrutan de esta y ni ellos, ni sus familiares tienen acceso al sistema de seguridad social.

A pesar de que el día 26 de Enero del año 2000 con publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N* 36.878, la Asamblea Nacional Constituyente decreto la reincorporación del personal militar participante e involucrado en las acciones Cívico Militares del cuatro de Febrero y veintisiete de Noviembre de 1992 que fueron objeto de separación de la Fuerza Armada Nacional por los hechos mencionados; con el propósito de resarcir moralmente a todos los hombres y mujeres que participaron en las acciones militares de esas memorables e históricas fechas de la vida venezolana contemporánea, dicho decreto no fue cumplido y en consecuencia, los venezolanos hemos mantenido una DEUDA MORAL de más de veinte (20) años de duración, para con los hombres y mujeres que tomaron voluntariamente la decisión de insurreccionar en 1992, cumpliendo así con el sagrado deber que tiene todo militar, de rescatar y preservar nuestros valores, nuestra soberanía y nuestra autodeterminación, procurando el Bien Común y la salud integral de nuestra nación.

El Presidente de la República Bolivariana de Venezuela y Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, Comandante Hugo Chávez Frías, en reiteradas ocasiones y de manera pública manifestó su voluntad personal y su interés en saldar la deuda moral que La Patria tiene para con los hombres y mujeres que voluntariamente y sin pedir nada a cambio tomaron la decisión de insurgir el 4 de Febrero y el 27 de Noviembre de 1992 con el propósito de rescatar la dignidad nacional; y que aún permanecen injustamente en situación de retiro del servicio activo. Con tal propósito, el día 02 de Febrero del año 2012, con publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N* 39.858,de fecha 06 de Febrero del mimo ano, el Comandante Chávez firmo el “DECRETO CON RANGO, VALOR Y FUERZA DE LEY ESPECIAL DE REINCORPORACIÓN A LA CARRERA MILITAR Y AL SISTEMA DE SEGURIDAD SOCIAL DE LA FUERZA ARMADA NACIONAL BOLIVARIANA” del personal de oficiales, sub-oficiales profesionales de carrera, tropas profesionales y tropa alistada, participantes e involucrados en las rebeliones cívico-militares del 04 de febrero y 27 de noviembre de 1992. Es muy relevante y significativo destacar que al lado de la firma de este decreto y del propio puño y letra del Comandante Hugo Chávez, el escribió la frase siguiente “ ¡ES JUSTICIA, 20 ANOS DESPUÉS! ¡!VENCEREMOS!!

Esta decisión tomada por el Comandante Presidente Hugo Chávez Frías es parte de su legado, es parte integral de su testamento, de su voluntad, es un componente importante de esa tarea de justicia social para los integrantes de la Fuerza Armada Bolivariana que el Comandante Chávez encomendó al presidente Nicolás Maduro para su cumplimiento; en fin , es un acto de justicia que ha tenido una espera de más de veinte años y que aun está pendiente por ejecutar; nada más oportuno que cumplir esta orden, en esta ocasión del inicio de la “Misión Negro Primero”

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3980 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a166337.htmlCUS