El problema del Sistema Eléctrico -(Parte II)

El problema del Sistema Eléctrico: No es cuestión de fijar tiempo de solución ni de aplicar presión a los involucrados.

Debido a la complejidad del problema del Sistema Eléctrico Nacional (SEN), me he animado a escribir sobre el tema, tratando de dar un poco de luz para la dirección que debe seguirse. En el artículo anterior mencioné algunos de los ámbitos en los que la poca disponibilidad de personal altamente calificado, hacen imperativa la creación de un equipo multidisciplinario para la solución del problema.

Algunos pensarán que el procedimiento que plantearé es una buena idea, pero el hecho es que siendo sinceros no habrá solución plena si no se sigue esta forma de actuar. Por lo tanto, en el caso en que no se decida hacer de esta manera, se podrá llegar a la solución pero en un período más largo de tiempo, y luego al mirar en retrospectiva el camino seguido después de mucha más dedicación y esfuerzo, ensayos y errores, se podrán dar cuenta que siguieron esta metodología pero de manera fragmentada e improvisada.

La metodología a seguir consta de tres simples pasos: el primero es la creación de un equipo multidisciplinario, con profesionales de alto nivel en los ámbitos neurálgicos del problema, y otros profesionales colaterales que el mismo equipo anterior determinará pertinente. Entre los ámbitos neurálgicos se encuentran: estabilidad de voltaje, estabilidad angular, compensación reactiva distribuida, armónicos, sistemas de puesta a tierra, protección contra transitorios, protección contra descargas atmosféricas, coordinación de aislamientos y protecciones eléctricas.

Este equipo multidisciplinario se dedicará al diagnóstico del SEN, que debe arrojar como resultado la situación actual del mismo y la descripción de los planes de acción en cada caso. Por tanto, es material de insumo para el siguiente paso.

El segundo paso, es la implementación de las soluciones determinadas anteriormente sólo en el ámbito de estabilidad del sistema, es decir, aquellas acciones que permitan la operación continua del sistema sin colapso de ninguna de sus partes. Lamentablemente, hasta ahora en Venezuela sólo hemos podido tener en el mejor de los casos un sistema sin colapsos pero con una calidad en la energía entregada que no es la adecuada para el correcto funcionamiento de todas las maquinarias y equipos que requieren de ella.

Luego, el problema más inquietante, es que la solución no debe llegar sólo hasta el segundo paso, porque no es suficiente tener un SEN que no colapse si el mismo provee una calidad de energía pobre, o lo que es lo mismo, variaciones en voltaje y frecuencia perennes en condiciones normales de operación. Por esta razón, es también menester del equipo multidisciplinario determinar los planes de acción para una tercera fase o un tercer paso, el cual tendrá como objetivo la adecuación del SEN para proveer en todo punto el voltaje y la frecuencia adecuada, dentro de los las tolerancias determinadas por los estándares internacionales.

De lo antes expuesto, es fácil concluir que el problema del SEN no es del tipo de problemas de los que puedes especificar un tiempo de solución sin antes ejecutar el primer paso de la metodología expuesta. Este primer paso es el que arrojará un primer estimado de tiempo para la solución, si bien el mismo no será fijo, es el que puede establecerse como base.

Por otra parte, los ámbitos neurálgicos del problema no son de dominio de todo profesional del área eléctrica, por lo que en muchos de los casos en los que ocurren problemas relacionados con ellos, la mayoría de los profesionales que trabajan en la industria estatal CORPOELEC no tendrán ni idea de la naturaleza de la causa. Razón por la cual, aplicar presión sobre ellos resulta en algo estéril, porque simplemente aunque sean buenos profesionales en algún área de la ingeniería eléctrica, no implica ello que tengan la capacidad de reconocer los síntomas debido a alguno de estos ámbitos neurálgicos.

En nuestro país, existen profesionales altamente calificados en estos ámbitos neurálgicos, pero sólo serán útiles a este problema si se reconoce la deficiencia y se adopta la metodología planteada. De otra manera, sólo resultará en una pérdida de tiempo valioso para llegar a la solución.

Ingeniero Electricista

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1204 veces.