Maduro Vs Mendoza

Un gobernante de un Estado Democrático y Social de Derecho y Justicia como la República Bolivariana de Venezuela, no puede renunciar, a priori, a considerar todas las opciones posibles en un escenario caracterizado por la vigencia de reglas democráticas e institucionales de solución de los conflictos y en el marco de procesos políticos desestabilizadores que amenazen la Paz y la Seguridad de la República y el funcionamiento de los Poderes Públicos.
La lucha de clases no es un asunto de amigos sino de actores y factores que concurren a una situación política concreta en la cual pretenden hacer prevalecer los intereses sociales que representan, por lo que su accion o inacción, tiene mas relación con las condiciones en que se desarrolla el conflicto y la probabilidad de victoria sobre el contrario, que en la consideración de asuntos meramente personales de quienes simbolizan los diversos sectorees concurrentes en la beligerancia.

La lucha lucha de clases es la expressión más generalizada y permanente de la confrontación social y política en la sociedad de clases cuya agudización convierte los conflictos subyacentes en cada sociedad, en una confrontación generalizada, en la cual los actores y factores se disponen al uso de todos los medios a su alcance, teniendo como límites relativos y superables el propio orden jurídico interno, los tratados internacionales válidamente suscritos y los principios del Derecho de Gente y las Normas del Derecho Internacional Humanitario expresados en los Acuerdos de Ginebra de 1.949, en el caso en que la confrontación politica se desencadene hacia formas de lucha violenta.
En ese marco, la economía junto al uso de los medios y la industria cultural y del entretenimiento, representan la base material de toda sociedad, se convierte “naturalmente” y mucho más en estos tiempos modernos de interdepedencia global, en un factor de especial consideración de las fuerzas beligerantes porque, del control de éste factor depende la disponbilidad de los recursos financieros, políticos y sociales para alcanzar la victoria y porque la debilidad en este sector del contrario neutraliza su capacidad para acumular fuerza suficiente para alcanzar sus propósitos.

Sin embargo; encontrándonos en la etapa mas avanzada del desarrollo del Capitalismo, la cual esta representada por el Imperialismo y, atendiendo que vivimos la el período globbalizado del desarrollo del Capital y que, además, estamos en presencia en una nueva y sistémica crisis del Capital y que la hegemonía del centro capitalista mundial – los Estados Unidos de América - ve amanazada seriamente su supremacía económica y militar por otras fuerzas de signo distinto pero no necesariamente antagónica; es forzoso considerar el factor de la lucha de clases internacional como un actor fundamental en un escenario nacional.

Es en ese escenario fundamental, y no en el reductivo de las diferencias personales entre un Jefe de Estado y de Gobierno, como lo es el del obrero Nicolás Maduro Moros y, el del representante más importante del Gran Capital burgués venezolano, Lorenzo Mendoza, en que se plantea una reunion que no debería tener como agenda principal el abastecimiento con “salsas y harinas”, sino las posiciones que los Bloque Sociales del Capital y del Trabajo tienen en relación con el estado actual de la lucha de clases en Venezuela y la posibilidad real de que la gran burguesía esta dispuesta someterse a las actuales “reglas del juego” decididas por la mayoría del pueblo venezolano con la aprobación de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y la elección democrática del president Nicolás Maduro Moros y cuyo mandanto, nacido en las ideas del Comandante Hugo Chávez Frías, es desarrollar la Revolución Biolivariana en tránsito al Sopcialismo o si, definitivamente, se declara en rebeldia contra la República y el pueblo trabajador y con ello, la lucha de clases escalaría un estadio superior de confrontación nacional e internacional.

No tiene que sorprender entonces las maniobras económicas desestabilizadoras de la Corporación Polar, que representa el señor Lorenzo Mendoza, ni las respuestas que el aparato del Estado le ha dado a tales acciones ni mucho menos, el que el Presidente Nocolás Maduro Moros, como antes lo hizo el comandante Imnortal, Hugo Chávez Frías, convoque a este Jefe Capitalista a discutir sobre Economia y Política porque, en todo caso, el estadio actual de la lucha de clases felizmente, aún con los niveles de confrontación recientes, sigue desarrollándose en le marco de las reglas democráticas e institucionales que hemos heredado de la vieja democracia burguesa cuartarepublicana, pero en lo que no debe haber duda es que la burguesia no se va a someter y seguirá intentanto, de la misma manera que lo haremos los trabajadores y demás sectores no burgueses, en imponer su hegemonía en la Nación, pero que el Bloque Social Revolucionaria debe hacer lo imposible para que tales hostilidades de clases se mantengan en el marco del juego democratico que tenemos hasta ahora, porqwue ello favorece a la consolidación del proceso revolucionario venezolano y a las avances de las fueras progresistas en la region y el planeta.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1217 veces.