¿Qué quiere la derecha?

MI REFLEXIÓN DE HOY. Ya se cuentan 9 días de los intentos desestabilizadores de la derecha y 10 venezolanos muertos. Realmente debemos prepararnos porque este es sólo el inicio de un campaña desestabilizadora que se irá recomponiendo, revisándose día a día, hasta lograr alcanzar su éxito que es la derrota de la revolución Bolivariana.

El plan desestabilizador no es obra de la derecha venezolana, ellos son solo las marionetas; el plan urdido desde el exterior aún se encuentra en su primera fase que es la fase cuasi legal: participar en las elecciones, mientras se desarrolla la segunda fase: la desestabilización, que aun no es la parte fundamental del plan, pues esta incluye la intervención. Este no es un plan nuevo, estaba preparado para el 08 de Octubre, solo que la aplastante derrota no daba lugar a dudas por lo que sencillamente fue postergada a la espera del fallecimiento del COMANDANTE CHÁVEZ, de lo cual ellos estaban seguros ocurriría en los día próximos.

Para la derecha internacional es imperante la caída de la revolución bolivariana, la cual se ha convertido en un gran muro de contención para las intenciones imperiales en América Latina. A lo que se suman las grandes reservas petroleras y gasíferas, y los grandes recursos minerales con que cuenta la patria de Bolívar. Más aun, la alianza de Venezuela con enemigos históricos de USA, que ha permitido la entrada de China, Rusia, e Irán al creciente mercado latinoamericano es una gran afrenta y más aun en el momento de la peor crisis económica norteamericana y del mundo capitalista en general. Por eso prepararon este plan desestabilizador cuidadosamente, la primera fase es distraccionista, estemos claros que NO RECONOCERÁN el resultado electoral, ni la auditoría, ni que se repitan las elecciones, solo aceptarán “que nos coma el tigre”. Lo único aceptable para ellos es LA RENUNCIA DE MADURO y la entrega del país a las transnacionales con un gobierno títere de USA.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 595 veces.