Pildoritas 68 (año VI)

De los más de 7 millones que nos adversan, ¿Cuantos se lo deben a lo que hacen los medios de la derecha y a lo que dejan de hacer los nuestros?

En casi seis (06) años que llevó escribiendo esta columna, por la que considero la mejor página de la Revolución, he manifestado como muchos la preocupación, que tantas veces le oímos a nuestro Comandante Supremo y que tiene que ver con una falla aun no superada, como es la necesidad de hacer algo para romper el cerco que los medios de la derecha le han impuesto a la verdad revolucionaria.

Es inconcebible que haya en este país más de siete millones de venezolanos que nieguen los avances de la Revolución en todas la áreas que tienen que ver con el mejoramiento de la vida de los ciudadanos, esos venezolanos le dan crédito a lo que los medios contrarrevolucionarios publican, para prácticamente invisibilizar la obra de gobierno, por ejemplo le dan crédito a los informes que hace el diputado de la ultraderecha Julio Borges sobre la Gran Misión Vivienda, afirmando que lo que jueves a jueves se entrega a beneficiarios de carne y hueso, son montajes o simples maquetas, igual sucede con las demás misiones a las que si no niegan tratan y logran minimizarlas y crear la sensación de que son excluyentes y sólo le sirven a quienes se colocan la franela roja, ello sucede porque quienes niegan a pies juntillas, las bondades de las políticas sociales de este Proceso se dejan llevar por prácticamente la única información que les llega. Y ¿Por qué lo hacen y no hay manera de convencerlos de lo contrario?, la repuesta todo el mundo la conoce, desde los diferentes ministros que la Revolución ha tenido como responsables de las políticas comunicacionales, hasta el más humilde de los militantes de la izquierda venezolana, los medios contrarrevolucionarios internos y foráneos con su enorme poder crean una matriz de opinión cuando les viene en gana, la lanzan y no encuentran una respuesta inmediata, contundente y amplia que llegue a toda la colectividad, como si llegan las mentiras que esos medios difunden a cada rato, apenas contrarrestadas a medias porque sólo logran llegar a un reducido sector de la población y muy poco a sectores fuera del país.

Nos preguntamos entonces, ¿Será que hay algo que se pueda hacer comunicacionalmente para enfrentar con éxito los pérfidos y malintencionados planes de la media derechista?

Yo, modestia aparte, como otros, he propuesto las MICROCADENAS que se hagan inmediatamente después de que sean difundidas por los medios de la derecha sus mentiras, a fin de lograr confrontarlas con las verdad, porque lo que se difunde por nuestros medios apenas llega a un sector que en su mayoría siempre será fiel a la causa revolucionaria pero las falsedades de ellos le llegan a muchos más y a su clientela política, que como sabemos en muy poca cantidad, casi nula para ser sinceros sintoniza los nuestros, es decir no se preocupa por ver la otra cara de la moneda, es entonces cuando una micro cadena que desmienta se hace necesaria, bien lo más cercana en el tiempo a la difusión de la desinformación, o bien al final del día en que se desmonten las de ese día, ello contribuiría no sólo a mostrar la verdad a todo el país, sino a obligar a los medios contrarrevolucionarios a cuidarse de seguir en su empeño de mentir, pues estarían contestes de que van encontrar respuesta inmediata, que podría dejarlos mal parados ante la audiencia.

Es muy cierto que si se le pregunta a alguien que vota contra la revolución qué canal ve, la respuesta es de inmediato: globovisión, es decir no se hace nada para lograr que vea la contraparte en la que no sólo se debe cubrir para desmentir lo difundido falsamente por los medios televisivos, sino también los de la prensa escrita, ejemplo de ello es, que a estas alturas muchísima gente cree que lo escrito por el delincuente mediático Bocaranda en sus RUNRUNES, sobre cajas con votos en los CDI, que desencadenaron los terribles hechos que todos conocemos, es verdad.

Ejemplos hay muchos, a cada rato se difunden mentiras o medias verdades, hay sesgo permanente, hay violaciones a la Constitución y las leyes, se acusa y se difama a quien les da la gana, se irrespeta desde el Presidente de la República para abajo y no hay nada que se haga, que pueda poner freno a tantos desafueros.

Las micro cadenas, serían una solución, sumadas por supuesto a las nuevas estrategias de calle que a través del nuevo SIBCI se estarán implementando como volantes, murales, megáfonos etc.

Y a nivel internacional, todos sabemos, en casi todos los países del mundo tenemos representación diplomática, y cabe preguntarse: ¿Qué se hace a ese nivel para accionar mecanismos que permitan desmontar informaciones falsas que se difunden en los medios internacionales?, que se sepa, prácticamente nada, y es deber de nuestros diplomáticos defender en los países sedes los intereses de nuestro país, Nada le cuesta a un embajador o Cónsul, apersonarse a un medio que difunda falsedades y solicitar un derecho a réplica, e incluso si es en vivo, llamar al medio para desmontar las desinformaciones, se supone que en cada embajada hay un profesional del periodismo, que debe ser un cuadro de la revolución que esté dedicado a velar por que matrices de opinión tendenciosas sean a la mayor brevedad contrarrestadas con la verdad,

Se puede afirmar que una de las razones de más peso para que se hayan dado los inesperados resultados del 14A, a sabiendas del pésimo candidato que presentó la derecha y de su falta de proyectos, fue las fallas en la comunicación por nuestra parte, a sabiendas de que todos los medios de la derecha, estaban carterizados, como casi siempre, para ocultar las actividades de campaña o al menos minimizarlas.

Lo cierto es que hay que hacer algo y urgente, vienen nuevas batallas que no podemos perder, hay que resolver si o si, las carencias que tenemos en nuestras políticas comunicacionales, por todos los medios, hay que hacer que se cumplan la leyes que regulan la acción comunicacional en cuanto violen la legislación, y actuar sin temor, no se le pueden renovar concesiones a delincuentes que llevan sobre su conciencia muchos de los héroes-muertos que han dado su vida por este proceso, han dejado regadas pruebas de sus actos por montones y ahí están, haciendo cada día más daño al derecho que este pueblo tiene de ser libre, independiente y feliz.-

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1121 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US N /actualidad/a164366.htmlCUS