Con Pat Robertson aún los escogidos serán engañados

No me sorprendió sobremanera las declaraciones y llamado al magnicidio del pastor evangélico Pat Robertson, sé que él como muchos otros, andan en la misma estrategia, lo que me llama poderosamente la atención es el llamado público, algo así cómo una señal, trajo a mi memoria el mismo llamado que hace un tiempo atrás hizo Orlando Urdaneta. No comparto la opinión que fue un momento de locura, una manifestación descabellada, este sujeto sabe a qué se refería, y esto se ve en la forma que el gobierno gringo ha tratado el asunto. Esto evidencia los planes que tienen a corto o mediano plazo. Ya tenemos dos años que se habla de magnicidio. Desde aquella vez en que Chávez estuvo ausente por tres días de mayo donde yo manejaba de buena fuente que hubo el plan por parte de algunos sicarios de matar al presidente con dardos envenenados en la marcha de la Avda. Bolívar. Chávez lo supo días antes, eso explica el resguardo que tuvo y la ausencia del liderazgo del MVR en la marcha.

Desde allí se ha acentuado el plan, ahora un representante del mundo religioso extranjero se hace vocero de las intensiones del pentágono, así será la influencia de esta gente. No voy a redundar en lo que se ha dicho, pero como cristiano no católico puedo decir algunas cosas que sé molestarán a muchos, viendo este incidente desde otro ángulo.

Me he dado a la tarea de bajar de Internet, imprimir y leer una copia del libro: “¿América Latina se vuelve Protestante? Por el sociólogo norteamericano David Stoll, bájelo usted mismo metiéndose en el sitio ttp://www.nodulo.org/bib/stoll/alp.htm. Es muy extenso, pero vale la pena porque este sociólogo se adentró a un análisis histórico y político del crecimiento Protestante –evangélico- en América latina y los planes de la CIA. En él te pasearás por temas tan interesantes que van desde el avance protestante, la relación de la política de derecha y la Iglesia, y todo ese historial contrarevolucionario en Centroamérica.

Me abrió bastante los ojos de algo que era ignorante y no comprendía y que ahora me ayuda a comprender la actitud de este pastor evangélico Pat Robertson; no lo niego que fui lector de algunos de sus libros, conozco de la corriente evangélica de donde proviene, de sus enseñanzas. Hombre muy respetado, de echo libros interesantes que te dan una perspectiva sobre el Reino de Dios. Lo que me deja en ascuas es lo que los medios de comunicación dicen ahora de él, de su influencia política en el actual gobierno yanqui, de los contenidos de sus programas de televisión, de la forma en que se ha expresado de un presidente como el nuestro que da más ejemplos prácticos de cristianismo al darse a los más necesitados desde una posición de estado.

Pienso que Pat Robertson es apenas el reflejo fundamentalista-terrorista de muchos otros líderes religiosos quienes son los auténticos culpables de tanta muerte en el mundo, bajo la influencia masónica y sobre todo impulsados por una visión apocalíptica del mundo. Aunque las reservas naturales del mundo son la prioridad de todas las invasiones gringas, no hay que desconocer que los móviles son netamente espirituales. Cegados por una interpretación teológica apocalíptica de la historia. Fuerza que los lleva a matar a gente inocente en el nombre de Dios; la Biblia es bien clara en esto cuando Juan el apóstol lo dice en el libro de las revelaciones cuando nos habla de un gobierno fundamentado en Dios o mejor dicho en un sistema religioso perverso y engañador.

Es más sutil ejercer la fuerza y el poder disfrazado de Dios, que manifestado en carne propia diabólica. La Biblia lo dicen; aún los cristianos serían engañados; engañados por su ignorancia, por falta de información, por la carencia interpretativa de la historia. Y en esto he sido un critico del liderazgo evangélico latinoamericano y norteamericano; se invierte mucho en las enseñanzas de interpretaciones bíblicas que estimula la moral, el ejemplo, la fidelidad, el servicio, etc., pero una total ausencia de temas políticos e históricos. Usted le hace un examen de historia bolivariana, latinoamericana en un sentido político y económico a muchos pastores, y los raspa a todos.

Lo que muchos conocen de la historia judía, de palestina, de los apóstoles, lo desconocen de bolívar, la independencia, el FMI, Baco Mundial, Imperialismo, etc. Para mi no ha sido difícil estudiar libros de la Biblia, personajes bíblicos, pero cómo me ha costado horas de lectura y de escuchar al Presidente Chávez para conocer mi entorno, comprender la historia de emancipación, de entender que el Reino de Dios se viene instaurando a través de toda una lucha política en el mundo.

El Imperialismo teológico que dominó por décadas nuestra América produjo un pastorado entregado al servicio pero alejado de la política y de su historia. Nos decían que la política es del diablo mientras estos misiones votaban por sus feligreses postulados a puestos de poder; de hecho el único católico que llegó a la presidencia de los EE.UU. fue Jhon F. Kenedy y lo mataron. Qué paradójico. Esa formación generacional castró al liderazgo evangélico en América Latina, se enfatizó más la salvación del alma y se descuido la parte humana historica del ser humano. Con el cuento del Comunismo y la persecución hacia el liderazgo evangélico en China y las guerrillas; se persuadió al liderazgo evangélico apoyar gobiernos de derecha y hasta dictaduras.

Ahora existe un despertar enorme, especialmente en Venezuela, de la conciencia histórica política de una gran cantidad de pastores en Venezuela como en la región. Pastores que tienen plena conciencia de los cambios y el accionar de Dios a través de la política, sí la política, porque la formación gringa nos metió el templo en la cabeza que no podíamos ver más allá de nuestras 4 paredes. Esto no ha sido un proceso fácil, entiendo que la base evangélica que es el pueblo venezolano en su porcentaje a respaldado de alguna manera el proceso de cambios que está en marcha. Pero hay un liderazgo que sigue las pautas ciegas de las interpretaciones teológicas que fluye a través de los teleevangelistas, programas, Misiones, Cruzadas, etc. que con la excusa de salvar a un país introducen toda una ideología contra revolucionaria.

Yo fui testigo de eso. Recuerdo que en la preparación de una gran campaña televisiva, un Misionero trato de introducir el tema contrarevolucionario; era muy importante salvar miles de venezolanos, cosa que sucedió, pero había un móvil contrarevolucionario, el problema es que hay un pueblo muy consciente en su papel protagónico, y aunque la política no lleva a nadie al cielo, se logra junto a la salvación complementar al hombre nuevo en un nivel político que le permite atacar el mal político, sacar al corrupto, al ladrón, enfocar las riquezas al servicio de las mayorías.

Ese cuento chino de comunismo no cala, vamos hacia un sistema socialista fundamentado por principios cristianos porque nuestro presidente es CRISTIANO, tal vez no protestante, pero sin duda alguna un hombre temeroso de Dios, que escucha y atiende de parte de líderes espirituales consejos para el bien del país, y no cómo lo hizo este pastor gringo que se hace vocero del estado manipulando al pueblo evangélico norteamericano para preparar las mentes ante una posible invasión a Venezuela.

Lo que molesta es el silencio pastoral en los EE.UU. y allí uno ve el doble discurso y los niveles de disociación psicopática. Es muy culpable el liderazgo cristiano en esa nación al reelegir al Bush, pudiese atreverme a decir que la Iglesia Evangélica en todas sus manifestaciones tiene las manos ensangrentadas por los asesinatos en Irak y Afganistán. No se explica como una mayoría evangélica haya sido tan complaciente sabiendo las intensiones malévolas de un estado terrorista. Eso ha sido posible por la simpleza teológica en esa nación, de la conformidad en el lujo, la prosperidad y el terror a perderlo todo bajo la invasión de la chusma izquierdista.

Esa actitud de una nación al reelegir a personas que han llevado a esta nación a un desastre económico que como Sunami los va a destruir muy pronto sin duda alguna. Cristianos emborrachados por el espectáculo religioso, faltos de visión, insensibles ante las necesidades de los hermanos de otras naciones. El presidente Bush ha sido muy claro en esta guerra que no es otra que RELIGIOSA; matamos a los diablos de esas naciones paganas y nos adueñamos de sus riquezas, así cómo hacía Dios en los tiempos del Antiguo Testamento.

Parece que la profecía del apóstol Juan se está cumpliendo; el engaño de los escogidos se está cumpliendo. Este sistema anticristo que usa como su profeta los medios de comunicación social, está llevando a pueblos enteros a su destrucción. Con todo y los males que existan en un gobierno Comunista; es la actitud y políticas de gobiernos de derecha y de influencia protestante los que están llevando al mundo a una hecatombe social, natural y armada.

Yo admiro al pueblo católico, de cómo lucha contra su peor enemigo que es la ignorancia, esa que esclaviza, que te separa de tu historia, que te sumerge en la simpleza, la indiferencia, que te excluye, que te convierte en una bestia salvaje. Ha sido Chávez un hombre que se ha rodeado de asesores y gobernantes con una expresión más practica de cristianismo social que ha dado a multitudes las llaves de libertad. No hay que la Iglesia evangélica venezolana ha liberado a miles de las puertas del infierno, pero hizo poco para liberarlo de la esclavitud de la ignorancia político-historica. Uno ve a Iglesias cristianas fogosas, llena de gente, pero uno se adentra y pareciera que de alguna manera hubiese una disociación manifiesta porque la gente interpreta las cosas del mundo como un todo; es lo mismo ser prostituto y político. Pensamos que si llevamos a 10 millones de católicos al evangelio salvaría la nación, pero no es así porque allí vemos a Alemania, Inglaterra y los Estados Unidos de mayoría protestante y las cosas que hacen, de cómo se alían con el mal para sojuzgar naciones pequeñas.

Ciertamente una nación donde un gran porcentaje cambia sus estilos de vida errados por uno más acorde a los principios divinos de alguna manera afecta para bien, pero no lo es todo. De nada nos sirve una nación de mayoría evangélica, Testigo de Jehová, Adventista, si la misma sigue atrapada a sistemas perversos que oprimen, vejan, destruyen, saquean. Cristo fue muy tajante en su prédica del Reino de Dios; no se fue por el área espiritualista pero tampoco se quedo en la parte social. Mantuvo un perfecto equilibrio. No formó alguna iglesia institucional pero tampoco se afianzó en partido político alguno. Puso al hombre y la mujer en su justa dimensión.

Esa corriente de ultraderecha en los países occidentales donde se alían para destruir pueblos por riquezas y motivaciones religiosas ha procedido de interpretaciones erróneas de la Biblia. Igualmente sucede con el Islamismo porque cuando las cosas no están en la justa dimensión divina se exceden y causa mal.

Mi sentir es que el Estado no ha de apoyarse en religión alguna, aunque si rodearse de hombres y mujeres con una visión divina de la historia y con una sensibilidad social capaz de llevar a cabo políticas que favorezcan a todos. Siempre lo digo; Chávez con todos sus defectos ha hecho más que 2000 Iglesias juntas porque el cuerpo de Cristo dejo de hacer lo que ahora la revolución hace por las mayorías; se pensó mucho en el bienestar del que se sienta en la banca del templo, pero se obvio al explotado de afuera; el explotado de las capas altas y las más bajas.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 4311 veces.