A los venezolanos que adversan al Gobierno

Muchos venezolanos odiaron a Chávez sin ningún motivo razonable, gracias al veneno inoculado por una burguesía mediática y clasista.  En virtud del impacto que causo la muerte de Chávez: desconcierto, dolor  y la admiración observada en una gran mayoría del pueblo venezolano y por muchos pueblos de Latinoamérica y de Caribe, Europa, Asía y África, algunos venezolanos que idiotizados por los medios de comunicación lo odiaban al ver como los pueblos del mundo lloraron la partida de Chávez comenzaron a investigar sobre su vida y descubrieron su  gran equivocación (10/04/13www.aporrea.org/actualidad/a163132.html,11/04/13http://www.aporrea.org/ideologia/a163233.html).

Si se falla en detectar la mentira y la verdad, de que sirve haber estudiado  y tener títulos. Hay personas que con pocos estudios, tienen muchísima más conciencia humana y claridad en las cosas. Como lo dijo un profesor universitario arrepentido al darse cuenta de que estuvo manipulado por mucho tiempo por esos medios de información de la ultraderecha: “Una persona puede ser muy útil a las causas justas, si, aunque no tenga mucha formación, tiene buenos sentimientos y ama la verdad”.

A mí me llama mucho la atención cada vez que escucho al candidato de la oposición decir que los que estamos con el proceso socialista somos unos enchufados. Los enchufados han sido siempre ellos, quienes toda su vida han estado enchufados con las transnacionales, la jerarquía eclesiástica y el poder económico. Saben lo que pasa, que los que siempre han tenido todo, lo llaman estar enchufado, mientras que los que nunca tuvieron nada, lo llaman inclusión.

La ultraderecha venezolana siempre había brillado antes de la llegada de Chávez. Una vez que Chávez asume el poder y comienza a brillar con luz propia para muchos venezolanos, la oligarquía venezolana se oscureció y eso les incomodo.  La ultraderecha venezolana comenzó a verlo como el Mal Absoluto, ya que todo lo que el Presidente hacia a favor del pueblo era antinatural para la burguesía venezolana ya que les restaba poder y control sobre el pueblo venezolano. En estos momentos para muchos venezolanos los que estamos con el gobierno somos unos brutos, pertenecemos al eje del mal y nos dicen «¡qué lástima!», «¡qué pérdida!», «¡tan inteligente que parecía!». Déjenme decirles como dijo Einstein: “Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas” y ustedes han ignorado muchas cosas por haberse dejado idiotizar por las grandes corporaciones mediáticas de la burguesía venezolana y extranjera. 

Una lección que me dejo nuestro Presidente es que los errores no se niegan, se asumen, el amor no se grita se demuestra tal como lo hizo con la mayoría de nuestro pueblo y que hay que ser fuerte para que nadie te derrote, noble para que nadie te humille, humilde para que nadie te ofenda y debemos sobre todas las cosas ser uno mismo para que nadie te olvide.

Nosotros los venezolanos debemos analizarnos cada uno en su interior, queremos que las cosas cambien y siempre hacemos lo mismo, no queremos cambiar nosotros. Según Einstein: “La crisis es la mejor bendición que pueda sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia”. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias como las propuestas en el plan de gobierno de nuestro siempre Presidente Chávez.

Muchos de ustedes atribuyen sus fracasos y penurias al gobierno actual, para ustedes vivimos en crisis desde que Chávez gano las elecciones. Pero déjenme decirles algo, lo que pasa es que ustedes violentan sus propios talentos y respetan más a los problemas que a las soluciones. Muchas veces el inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía y sin crisis no hay méritos. Según Eisntein: “Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia y hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo”. En vez de estar todo el tiempo peleándonos entre nosotros, trabajemos duro y juntos con críticas constructivas que nos permitan como pueblo llegar a ser libres e independientes económicamente y sobre todo vivir siempre en paz y armonía.

[email protected]

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1268 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /actualidad/a163360.htmlCUS