Carta a Wiston Vallenilla y a los camaradas que de la tele están en la tarima principal

Apreciados camaradas:

Una de las cosas más importantes de esta Revolución, en la cual, ahora ustedes se hacen presentes, es la constante discusión de las distintas maneras de colonización y dominación a las cuales hemos estado sometidos por los medios de in-comunicación comerciales, sobre todo a través de la televisión y sus diferentes programas, copias fieles de un modelo gringo, prefabricado y dirigido a un público poco crítico que se manipula a través del sentimentalismo, de las ridiculeces humorísticas (¿recuerdan Bienvenidos?), de la explotación de la mujer a través de la promoción de los falsos valores de compra venta, es decir el modelo de las misses operadas y sobre todo, de la alienación constante a la que fuimos esclavisados desde la aparición de la televisión en blanco y negro en nuestro país.

Anoche, luego de haber visto el cierre de campaña, donde tú, Camarada Winston has sido pieza importante en la tarima, pensaba que si mi presidente Chávez hubiera estado vivo, te hubiera regañado. Las consignas que ha gritado el pueblo Nuestroamericano desde los años sesenta no son eventos de clichés televisivos. Son convicciones de la gente sobre las alertas necesarias que siempre hemos tenido porque la burguesía siempre nos quiso callar la boca, pero como una voz suma otras voces: UN PUEBLO UNIDO JAMÁS SERÁ VENCIDO.

Nuestras consignas no son gritos de euforia ante un cantante de rock u otro tipo de artista de la televisión. Corresponden a una historia, a un transcurrir del tiempo, a una convicción de identidad con una lucha intensa, librada, en principio, por nuestros hermanos desaparecidos como Alberto Lovera y Chema Sager, pasando por hermanos constructores de identidad y Patria como Argimiro Gabaldón, el Comandante Carache, Olga Luzardo, Livia Gouverneur, entre muchos camaradas que fueron asesinados en Yumare, en Cantaura, torturados en los sótanos de la DIM y de la Policía Militar de la Derecha, mientras el pueblo estaba enajenado con los programas de TV: las novelas y los programas musicales y de entreten-i-miento.

Esta revolución tiene unos antecedentes que nunca fueron televisados, que nunca fueron objeto de programas como “La Guerra de los Sexos” o “Sábado Sensacional” o “La feria de la Alegría” o “De fiesta con Venevisión”. Con toda la distancia en el tiempo, mientras Reny Otolina hacía su show y su programa “Reny Presenta”, muchos de nuestros hombres y mujeres eran perseguidos y masacrados por los policías y militares que habían hecho sus cursitos de tortura en la Escuela de las Américas.

La Revolución no es un espectáculo. La Revolución no es un acto público y banal donde la alegría se puede confundir con el modelo colonizado de quienes aprendieron a ser animadores de programas de corte venoso que tanto daño han hecho al país. No. La Revolución es más que eso.

Nuestra Revolución ha venido construyendo un nuevo modelo de política cultural en la cual, además del reconocimiento del poder creador del pueblo venezolano, de la profunda reflexión y análisis sobre nuestra identidad, sobre nuestra permanencia en el sentido abierto de la lucha por la descolonización y la liberación de la opresión a que fuimos sometidos frente a la televisión y que ahora somos liberados en las miles de páginas que produce el Sistema Nacional de Imprentas en el país, quiero decirte, que eres bienvenido a construir hacia adelante, a construir hacia el socialismo profundamente ideológico, de valores nacionales y de esquemas de identidad nacional, como lo propuso el Presidente Chávez.

Con esto quiero decirte, a ti y a los otros artistas que han sido tan valientes de asumir públicamente su posición política ante nuestra revolución, que este pueblo está consciente del proceso ideológico a que ha estado sometido, a través de las guerras de baja intensidad potenciadas por los grandes capitales, dirigidas por los burgueses y ejecutadas por el pueblo que aún se encuentra intentando entender hacia dónde vamos.

No queremos regresar al modelo de la sumisión televisiva. Ven camarada. Discute con nosotros sobre la profundización de nuestra identidad, sobre la Revolución Cultural en la cual estamos empeñados, sobre los libros. Nuestras consignas son el grito convertido en energía de un pueblo que se ha liberado de la trampa de la televisión. No queremos que nuestras consignas se conviertan en moda o en clichés. Nuestras consignas tienen historia y espíritu revolucionario.

Finalmente te recomiendo leer las 10 estrategias de la manipulación mediática según Noam Chomsky. ALERTA, ALERTA. Aquí te dejo una canción de Camila Moreno:

Alerta, Alerta
Alerta que camina
La espada del bolivar por américa latina
Bolivar cabarga, bolivar se levanta
Junto a los indigenas, obreros y estudiantes
Va por las callampas, por minas
en escuelas, por comunidades con el nos encontramos

ya estamos libres de la monarquía absoluta
hoy nos atormenta la democracia y su yunta
ya estamos libres de la monarquía absoluta
hoy nos atormenta la democracia y su yunta

corre que vienen los pacos
sacaron ya el guanaco
que no te llegue ni un palo
que no te llegue un balazo
corre que vienen los pacos
sacaron ya el huanaco
que no te llegue ni un palo
que no te llegue un balazo

sed de africano resiste
resiste america, resiste
resiste irak, resiste
resiste mapuche, resiste

la historia la escriben los pueblos
la historia la escriben los hombres
la historia está en nuestras manos
este cuento recién está empezando

Alerta, Alerta
Alerta que camina
La espada del bolivar por américa latina
Bolivar cabarga, bolivar se levanta
Junto a los indigenas, obreros y estudiantes
Va por las callampas, por minas
en escuelas, por comunidades con el nos encontramos

ya estamos libres de la monarquía absoluta
hoy nos atormenta la democracia y su yunta
ya estamos libres de la monarquía absoluta
hoy nos atormenta la democracia y su yunta

corre que vienen los pacos
sacaron ya el guanaco
que no te llegue ni un palo
que no te llegue un balazo
corre que vienen los pacos
sacaron ya el huanaco
que no te llegue ni un palo
que no te llegue un balazo

resiste africano, resiste
resiste america, resiste
resiste irak, resiste
resiste la tierra, resiste

la historia la escriben los pueblos
la historia la escriben los hombres
la historia está en nuestras manos
este cuento recién está empezando


[email protected]
Poeta (que es mucho decir)

Esta nota ha sido leída aproximadamente 6149 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /actualidad/a163357.htmlCUS