Día de una corta dictadura

No importa que tan brillante era el sol. Para el pueblo era un día gris. El Tirano que disolvía los poderes y desconocía la voluntad popular era llamado "democrático". Mientras al Democrático que gozaba (y gozará por siempre) del amor del pueblo le llamaron "tirano". A través de los satisfechos Medios de (in)Comunicación privados se expresaban orgásmicamente su alegría de haber "tumbado" a ese Chávez los opinadores de derecha y gente que participó en el funesto golpe del 11 de Abril, dirigéndose a un selectos sector de la burguesía, los cuales eran reconocidos como verdadero pueblo. Los demás, es decir, la gran mayoría compuesta por gente humilde, serían invisibilizados.

Ya el día anterior fueron humillados y burlados al tirarle a la basura su Constitución. Ese 12 de Abril del 2002 se pudo apreciar con estupor, cómo los grupos oligárquicos sin ningún tipo de rubor, luchaban por encerrar una vez más a Simón Bolívar en una estatua a la cual sólo deben ponerle flores y nada más, pues era urgente sacarlo de la lucha cotidiana del pueblo. 'Qué ocurrencia revivir a Bolívar tuvo ese Chávez' se decían entre sí ese grupo de poder a la vez que degustaban el mejor y más caro licor.

Por otra parte, se atacaban e invadían embajadas violando el Derecho Internacional. Se buscaban y perseguían a dirigentes políticos que contaban con la simpatía y apoyo del pueblo. Reprimían cualquier manifestación que estuviese en contra del golpe (que no era golpe según los oligarcas). La mesa estaba servida para el nuevo festín. Ellos, ingenuos creyeron que habían dominado y controlado al pueblo. Estaban convencidos de la falacia aquella de que el pueblo venezolano tiene memoria corta. En realidad, la historia ha demostrado que los que tienen memoria corta son la burguesía. Se les olvidó que fue el bravío pueblo venezolano que liberó a medio continente de uno de los imperios más poderosos de la época. Se les olvido también que hubo un Zamora que levantó a un pueblo invencible. Se les olvidó que ese mismo pueblo luchó sin miedo contra las dictaduras. Se les olvidó que nunca retrocedieron a pesar de que en la cuarta república los lanzaban desde helicópteros. Se les olvidó que ese pueblo, contra tanques y metralletas puso fin al Pacto de Punto Fijo en febrero de 1989. Se le olvido igualmente a esos facistas del pueblo armado que se reveló en el 92.

Esos olvidos los pagaron caros. Ya en la tarde de ese mismo día del 12 de abril, súbitamente desaparecieron los opinadores y no había facistas vanagloriandose. En vez de ellos estaban Tom y Jerry que hacía sospechar que el pueblo no dejaría que el día 13 fuese también gris.

Qué difícil es doblegar al pueblo venezolano.

 

"...aunque el río sea muy manso, poquito a poco se enfrenta al mar" Alí Primera.

[email protected]

@betondc


Esta nota ha sido leída aproximadamente 785 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a163342.htmlCUS