Tips en tiempos de revolución

¿NACIONALISTA?

El venezolano que limita su visión de patria solo al espacio geográfico de su país, despreciando de paso al resto de pueblos latinoamericanos y caribeños, está actuando con la misma xenofobia de los alemanes de Hitler previo a la II Guerra Mundial. Ojo, de ese nacionalismo miope y fanático proviene la palabra Nazi!

¿VOTO DE CONFIANZA?

Un ser que asalta una embajada, pisoteando la inviolabilidad internacional de esos espacios, que participó en un golpe de estado persiguiendo implacablemente a sus adversarios, que además le debe tres años de aumento a los maestros y bomberos del Edo. Miranda, que ha sido incapaz de cuidar de su ciudad totalmente embasurada y encima de ello llamar “enchufados” a los millones de venezolanos que han recibido atención del proceso revolucionario, no merece la más mínima confianza de los ciudadanos pensantes para optar al cargo de Presidente de la República Bolivariana de Venezuela!!!

ORGULLO PATRIO:

Qué bueno es decir: soy venezolano, pero más sabroso aún es gritar: “soy hijo de los libertadores de mi tierra suramericana”. Cuando lo hago, la conciencia y el corazón se me expanden hasta trepidar en la hermosa frecuencia de 550 vibraciones por segundo (do sostenido) junto a los 550 millones de habitantes de los pueblos latinoamericanos y caribeños que han decidido ser libres. Fidel y Chávez lo entonaron a tiempo y abrieron el camino!!!

GRAFFITI:

¡La mente es como un paracaídas, no sirve si no se abre!

REFLEXIÓN:

Una cosa es caminar emocionado por una causa y otra verla desde la distancia. Eso sucede con el proceso revolucionario. Si analizamos los orígenes de nuestra revolución descubriremos que en ella se repiten fenómenos sociales ya vividos por la humanidad a través de su historia. La evolución de los pueblos se ha debatido siempre entre dos fuerzas que se contraponen: las evolutivas o revolucionarias y las reactivas o reaccionarias. La primera la impulsan gestos solidarios y de amor, la segunda la discriminación y odio. Es cuestión de observar objetivamente en cuál de las corrientes nos encontramos y actuar en consecuencia, esto último, por cierto, se aplica a una de las fuerzas, la otra no te lo permite, simplemente te arrastra.

VIOLENCIA VERBAL:

¡Quien usa lenguaje escatológico para defender sus ideas simplemente devela que carece de ellas!


ORIENTACIÓN:

Si quieres que tus hijos sirvan al ejército norteamericano para invadir a países indefensos, ya sabes por quién votar.

Si quieres que Venezuela vuelva a regalarle el petróleo a los Estados Unidos, que no tiemble tu mano traidora al votar!!!


ACAPARAMIENTO:

Miserable y degenerado el que esconde el alimento al pueblo para intentar ganar una elección!!!


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 616 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a163337.htmlCUS