Querido Comandante, el 14 tu orden será cumplida

Querido comandante, tu luz física en este mundo se apagó, cuando aún
más te necesitamos, y tú lo sabias comandante de pueblos, pues eres
sabio, ahora más que nunca. Se querido comandante que tu no querías
partir, se que no era este tu momento de partir, no querías dejarnos
en este instante también lo intuyo en mi. Pero algo exterior a ti, más
fuerte que tu mismo deseo, te obligó a partir, luchaste hasta lo
último y nos dejaste tu ejemplo inmaculado de combate, ante cualquier
adversidad que tengamos que enfrentar en nuestras vidas.

Siento, que me comunicó contigo padre Chávez, y hace días te
preguntaba que te ocurrió mi comandante, que trampa de la vida te
atrapó, pues tu muerte no fue muerte natural, fue asesinato
premeditado –terrorismo de estado-
Lo sé, tu mismo lo supiste con el tiempo, y te preguntaba padre
Chávez, ¿Qué mano sin compasión pudo quitarte la vida? Eras demasiado
confiado lo sabemos, creías en el perdón y en las leyes de Cristo.
Quizá, mi comandante esa fue tu perdición, como la de Bolívar, Zapata,
Che Guevara, y otros en esta tierra que lucharon por los pobres y por
su justicia.

Querido comandante, en este llanto eterno que desgarra nuestras almas,
que es un sentir de amor por tu partida, que está a flor de piel,
llanto de amor que cae de nuestros ojos como lluvia de esperanza en
medio del desierto.

Padre Chávez, ¿Sabes que ahora te llamamos el Santo Chávez de los
pobres?, tu cuerpo lo tenemos en el Cuartel de la Montaña, es tu
santuario.
A sólo 4 días de nuevas elecciones, de aquellas que aquel día
señalaste un 8 de diciembre premonitoramente, fue la última vez que
nos hablaste padre Chávez y nos ordenaste votar por NICOLÁS MADURO,
como tu sucesor en el combate de esta revolución, si algo irreparable
a ti mi presidente te sucediera en ese desigual combate por tu vida.

Ahora padre nuestro votaremos por ti nuevamente este 14 de abril del
año 2013 y elegiremos a MADURO presidente, tal y como tú lo ordenaste,
tu querido pueblo amado cumplirá esa tu última orden fielmente, se
cumplirá tu último deseo, tus palabras serán cual una profecía,
Nicolás MADURO, será como tú lo querías padre Chávez, presidente de tu
pueblo.
Ahora, eres inmortal, pues tus ideas no mueren viven para siempre en
nosotros que ahora
¡Todos somos Chávez!

¡Hasta la Victoria Siempre!
[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 574 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas