El Candidato Trabajador Nicolás Maduro

Condujo el pensamiento estratégico de Chávez hacía la unión y la fuerza de América Latina y el Caribe

Yo trabajo y trabajo, 
debo substituir 
tantos olvidos, 
llenar de pan las tinieblas, 
fundar otra vez la esperanza.

Pablo Neruda

El Candidato presidencial trabajador y Presidente (E), Nicolás Maduro Moros nos contó en estos días de campaña electoral el evento en el cual el Comandante Eterno Hugo Chávez Frías lo llamó un día de agosto para que este se hiciera cargo de la Cancillería de la República Bolivariana de Venezuela: ¨Presidente, ¿usted ha pensado bien eso? ¿Canciller?… Ya el Presidente Chávez había tomado su decisión, Nicolás Maduro, revolucionario, trabajador, dirigente sindical, cuadro político, autodidacta y diputado sería el encargado de dar forma a la visión estratégica de las relaciones planetarias de Hugo Chávez Frías.

Es así como Nicolás Maduro supo interpretar e instrumentar el pensamieno del Comandante Chávez y desarrollar múltiples alianzas mundiales que hicieron posible el nacimiento fuerte y determinante de un mundo multipolar y multicentrico: China, Rusia, Brasil, Portugal, Japón, Cuba, Argentina, India, Surafrica, el Caribe, Irán, etc. Venezuela, desde la lucha por la independencia, no tenía una fuerza de influencia de pensamiento y acción, como la edificada por el Comandante, siendo Maduro su instrumento de construcción.

En la gestión del Maduro se funda en la ciudad de Caracas la CELAC, sueño del Libertador Simón Bolívar: la fase superior de la integración política, social, económica y cultural de  Latinoamérica y el Caribe. Está organización, como proyecto contra-imperial, rompió con el esquema neoliberal de la integración arancelaria para retomar los principios de nuestros libertadores de la unión en la distribución de riquezas, en el desarrollo sustentable, en la protección de nuestras riquezas, en el diálogo permanente promotor de la paz y la seguridad regional, en la solidaridad, la inclusión social, la equidad e igualdad de oportunidades, complementariedad, flexibilidad,  participación voluntaria,  pluralidad y respeto a la diversidad.

La CELAC consolidó a nuestros pueblos en su fuerza y potencialidad como un gran espacio de negociación y fuerza ante el mundo. La CELAC es la tercera fuerza económica del planeta, representa una población de alrededor de los 590 millones de habitantes, un territorio de más de 20 millones de kilómetros cuadrados y un PIB de aproximadamente 7 billones de dólares.  Con la CELAC, América Latina y el Caribe, con rostro de dignidad, discute con Europa por primera vez desde 1592.

Edifica también el Canciller de Hugo Chávez una poderosa zona Geoecónomica, Geopolítica y Geoestratégica en Suramérica. Se implementó una estrategia de superación de obstáculos, visualización de las diferencias como oportunidades y aprovechamiento de las coyunturas políticas favorables, para poner la mirada de todos los países de la región en un nuevo centro integrado: Se funda la UNASUR y nos integramos como Miembro Pleno al MERCOSUR.

La Unión de Naciones Suramericanas UNASUR ha fortalecido el diálogo político de suramérica de una forma jamás vista en la historía, haciendola jugar un papel determinante en el reforzamiento de la paz y la democracia (bien supremamente apreciado en una región víctima de gravísimos hechos de Lesa Humanidad). Juega hoy día un papel protagonista en la seguridad de la región y en el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales,

El papel jugado por Nicolás Maduro para el ingreso de Venezuela al MERCOSUR fue absolutamente determinante. Supo mantener durante seis largos años la participación casí diaria de Venezuela en las diversas instancias de MERCOSUR, supervisando e impulsando todas las posiciones del Estado Venezolano.

A fuerza de profesionalidad, lealtad, aportes y disciplina, Venezuela venció las voces agoreras que insistían que entraríamos al bloque para destruirlo, Simultáneamente, el entonces Canciller Maduro mantuvo todo preparado para el ingreso de Venezuela al bloque y de esa manera ganó una de las últimas batallas del imperio contra la integración de los pueblos. Hoy el MERCOSUR es la columna vertebral del desarrollo económico integrado de nuestros pueblos.

Y ni hablar del impulso a la vanguardia de la política exterior: el ALBA, PETROCARIBE, el SUCRE y el Banco del SUR.

Se crearon y pusieron en páctica novísimas categorias para la integración de nuestros pueblos, tales como: El comercio compensado, las empresas Gran-Nacionales, la solidaridad, la complementariedad y la cooperación compensada, la nueva arquitectura financiera, la integración social y educativa, los Fondos de Compensación, la ciudadanía suramericana y la fusión de los acuerdos arancelarios con la integración productiva.

Se vuelve definitivamente nuestra mirada hacía el Sur, donde encontramos a nuestros hermanos, a nuestros iguales, con una gran potencialidad de recursos, conocimiento, ideas, tecnologías, industrias, comercio, servicios sociales, oportunidades, rutas y culturas.

No es una gestión pequeña la que exhibe el hijo de Chávez, Nicolas Maduro. Sólo el candidato de la Patria y de la Revolución Bolivariana puede consolidar el decisivo papel de Venezuela para la unión de América Latina y el Caribe y para consolidar la colosal potencia que se extenderá desde Río Grande hasta el Cabo de Hornos. Nuestro desarrollo depende de esto.

Unidos o dominados, Ud. decide el 14 de abril.

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1228 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /actualidad/a163309.htmlCUS