¿Qué es eso del Caprilismo?

Ahora a los opositores les ha dado por decir que son Caprilistas. Lamentablemente para ellos, el caprilismo está muy lejos de existir. Tan lejos está como está el chavismo de desaparecer.

Capriles no tiene claro que él no es un líder. Él es el resultado del odio a un verdadero líder que es Chávez, tan líder es y será por siempre “Chávez” que sus ideas, contrarias a los intereses de la clase dominante, generan un impacto tal en esos intereses, que dan como resultado una oposición dominada por el odio y la defensa de esos intereses.

El problema es que, Capriles lejos de poder analizar la situación ha comenzado a creerse un líder, el elegido, pero está muy pero muy lejos de serlo.

Hay que recordar que capriles ganó en elecciones primarias de su partido político, entre más de 4 candidatos, que dicho sea de paso uno de ellos le cedió sus votos. Un pacto perverso entre Capriles y López, lo pusieron en ventaja entre y Machado, Pérez. Esto lo hace, el elegido por la unidad, pero esa unidad es producto de una unión de odio, para poder vencer al líder más portante de este país en 200 años.

Es así como, Capriles se convierte en el más votado entre los que se oponen a Chávez y eso dista mucho de ser un líder.

Que los seguidores de un ideal nos denominemos chavistas no quiere decir que los que sigan al opositor de esa idea puedan denominarse autodefinirse en los mismos términos con el apellido de su seguidor.

Capriles no ha aportado ni una idea respetable a la construcción del país. Cualquier vocero de cualquier consejo comunal tiene más ideas que este señor. Capriles es el producto del rechazo a un líder y ese rechazo a Chávez se da en los mismos términos que se da su aceptación, hay quienes quieren a Chávez porque ayudó a los pobres, bueno, los que lo odian lo hacen por esa misma razón, porque así actúa la oligarquía.

El candidato de la oposición, fuera Capriles, López, Machado, Pérez o quien sea, iba a tener los mismos seguidores que tiene ahora Capriles. Ni uno más ni uno menos. Porque no se trata de un liderazgo, se trata del rechazo al único y verdadero líder de este país. Que será eternamente Chávez.

Hablar de caprilismo es una ilusión que ni a sueño llega. Capriles no tiene ideales, él es solo un personaje por no decir muñeco (porque mi bonito es), que está puesto allí por los intereses contrarios al chavismo, pero en esa hipocresía que los caracteriza tratan de hacer creer que hay un pensamiento al que siguen.

Parte del ensaño, pero sobre todo de una ilusión que no tiene asidero político en el cual sustentarse. No volverán.

@profgloria

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2229 veces.