El legado más importante de Chávez: el desarrollo humano

La semana pasada salió publicado el Informe del Pnud sobre el desarrollo humano en el mundo correspondiente a 2012. El índice de desarrollo humano (idh) mide de forma combinada la esperanza de vida al nacer (mortalidad materna e infantil y otras variables), acceso a la educación (tasa de matricula escolar relacionada con los años de duración de la educación obligatoria), y el producto interno bruto per cápita PPA en dólares estadounidenses. Así, el idh intenta medir si la calidad de vida de la gente va mejorando o no.

El idh es la respuesta de Naciones Unidas a los índices macroeconómicos ortodoxos usuales que solo clasifican a los países por el crecimiento de su producto bruto general y per cápita, pero no dan cuenta de lo que sucede con la vida real de la gente. Por ejemplo, en el Chile de Pinochet, el producto bruto aumentó pero la pobreza se duplicó.

En cuanto a desarrollo humano, Venezuela en el mundo aparece en el puesto 71º y en el contexto suramericano, en el 4º lugar (después de Chile, Argentina y Uruguay). Pero relevante de este informe es que muestra también las tendencias. Este es el objetivo del presente artículo.

Si se revisan los índices de Venezuela entre 1980 y 2012 los resultados son reveladores de la importancia de lo social en los gobiernos del Presidente Chávez. Me explico: en el período 1980-2012, Venezuela es el país cuyo desarrollo humano creció menos en Suramérica. Brasil, Bolivia y Colombia fueron los tres países suramericanos cuya tendencia de crecimiento en desarrollo humano fue más alta, mientras que Venezuela aparece en el último lugar en tendencia de crecimiento.

En cambio, en el período 2000-2012, Venezuela fue el país cuyo desarrollo humano más creció en Suramérica (y la distancia entre Venezuela y el segundo lugar es igual a la distancia entre el segundo lugar y el último lugar de los diez países; o sea, Venezuela sacó una morena de ventaja). Y en el período 2007-2012, Ecuador y Venezuela fueron los países que más avanzaron en desarrollo humano en Suramérica.

Por lo tanto, en los períodos de Luis Herrera, Jaime Lusinchi, Carlos Andrés Pérez II y Rafael Caldera II, Venezuela casi no creció en este indicador social de Naciones Unidas, de hecho, fue el que menos creció en toda Suramérica. En los períodos de Chávez, el crecimiento del mencionado indicador social dio un salto espectacular para ser el país que más ha avanzado o progresado entre los países del entorno suramericano.

Es verdad que el espectacular aumento de la renta petrolera puede explicar estos avances, pero sin una voluntad política de distribuir mejor esa riqueza jamás se hubiera logrado semejante salto en la tendencia de desarrollo. El reto, entonces, es continuar apostando por la inversión en educación, salud y pensiones (públicas, universales y de calidad) porque son las grandes igualadoras en cualquier sociedad.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1417 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US N /actualidad/a161800.htmlCUS