Hasta siempre, compadre

Dicen que el tiempo lo cura todo, cura el sufrimiento y el dolor. Pero en el caso de este compadre, no. De hecho, no queremos que se cure, ni siquiera que se mitigue. Sólo que se transforme, que ese hondo, grave, fragoso dolor, se convierta con toda esa fuerza en un estado pleno e inmanente de suprema conciencia de que nosotros como pueblo, como poder popular, debemos continuar y más aún profundizar, cimentar al punto de que sea la impronta de las generaciones venideras hasta siempre, el proceso revolucionario para fundar definitivamente el estado socialista como modo de vida, el más humano que se asoma en este planeta, el que despeja el sendero del conocimiento y por ende de la liberación del hombre, el único sistema de vida capaz de reconciliarnos con la madre Tierra, nuestro gran hogar.

Sólo bajo esta metamorfosis podremos tener siempre a nuestro líder, siempre su sonrisa, siempre su firmeza, siempre su calor de gente, siempre el compadre caminando por sus ojos la sabana. Le oí decir al presidente de Uruguay, José Pepe Mujica, algo así: que ahora no estamos en capacidad de ver en su real dimensión la grandeza humana de un líder como Chávez. Creo que tiene razón, pocos serán hoy los que logren captar en su justa dimensión la profundidad de este ser al mismo tiempo en que nos hoya el insondable dolor de su pérdida.

Pero, insisto, mientras que el tiempo haga su obra, a nosotros, los que estamos aún sacudidos por este golpe como del odio de Dios diría Vallejo, sólo nos queda ir de a poco y sin pausa transmutando este pesar, volviéndolo brasa encendida de lucha, de la perpetua lucha por la igualdad social, por el respeto a la vida de todo ser en el planeta, por el cese a las guerras (lo más perverso de la humanidad), en fin, que todo por cuanto el compadre levantó el rostro, ese de zambo guerrero, para mirar decidido y decir ¡BASTA!, nos sirva para que con el tiempo la revolución suprema corone la Patria Grande, unida y liberada. ¡Hasta la Victoria siempre, compadre!, allí te veremos.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 541 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /actualidad/a161258.htmlCUS