Chávez dejó un pueblo que sabe, quiere y puede

Los logros del nuestro comandante pueden resumirse es tres palabras: “saber, querer y poder”. Saber, al asumir la presidencia Hugo Chávez nos fue revelando el conflicto de la lucha de clases derrumbando todos esos mitos sobre la flojera, la ineficiencia y la incapacidad de nuestro pueblo. Señaló a los verdaderos responsables, no el pueblo, sino los la oligarquía adeco-copeyana parasitaria despertándonos de ese confortable letargo en que estábamos. Querer, nos enseñó que el poder de cambiar el mundo está en nosotros mismos y es posible y necesario vencer a todas las fuerzas negativas y malignas del capitalismo. Poder, nos mostró que ese cambió no era para un futuro reino de los cielos, sino ahora mismo, y que ese trabajo está en manos del Poder Popular.

Esa consigna que se repetía para animar al presidente “Chávez Somos Todos” se ha convertido en realidad, la confianza en que muchos problemas se resolverían cuando “Chávez se entere” se acabó. En el momento que nos enteramos de su muerte una parte de él se sembró en quienes lo aman, más allá de decirlo es sentirlo. Nos transmitió el dolor que él sentía por su pueblo, lo que lo motivaba, su compromiso y su dedicación hasta la muerte por consolidar una revolución socialista en Venezuela y el mundo.

En estos momentos un sentimiento similar al 11 de abril nos embarga pero con la certeza de un 13. Muchas luchas dimos junto a él democráticas y no democráticas, el golpe y sabotaje de 2002, las elecciones de 2004, 2006 y 2012. Batallas en las que salió invicto! Y ahora nos toca seguir su ejemplo. La revolución es irreversible, no basta con decirlo, hay que hacerlo realidad. Tenemos una ventaja, la conciencia socialista, que nos imprime amor para luchar y defender lo más importante, la Revolución. Por otro lado la contrarevolución oposicionista, cercenada de una líder y un proyecto país, es motivada por el odio y fanatismos rezagados del puntofijismo, los medios les hicieron creer que todos los problemas del país eran culpa de Hugo Chávez y con su desaparición todo se va a resolver, bájense de esa nube. Es cierto que sólo habrá un Hugo Chávez (que hizo más de lo que hicieron los presidentes adeco-copeyanos) pero su semilla en más de 8 millones de personas hará mucho más que lo que pudo hacer una sola persona.

Vienen nuevas luchas para ratificar la revolución bolivariana y demostrar con votos la madurez del pueblo chavista y revolucionario que reconoce los logros sociales de la revolución. La alegría necrofílica que sienten algunos se les va a borrar de la cara pronto. En momentos difíciles el comandante nos dio luces “profundizar la revolución”, su muerte generó las pasiones que complementarán la conciencia de lucha logrando la irreversibilidad de la revolución. Y si piensan que se acabó el chavismo sin Chávez se volverán a equivocar “tenemos Patria, que no se equivoquen”. Hasta siempre mi comandante, te llevaré en lo más profundo de mi corazón con lucha, amor, conciencia y esperando reencontrarme contigo algún día. Viviremos y venceremos!!!

[email protected]
@astolfosg

Esta nota ha sido leída aproximadamente 921 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a160703.htmlCUS