!Chávez nuestro que estás en los cielos!

"El sendero hacia el éxito y el triunfo se vuelve usualmente solitario y escabroso porque la gran mayoría de los seres humanos no están dispuestos a enfrentar y vencer los obstáculos que se ocultan tras ellos. la propia capacidad de dar ese último paso cuando estamos cansados y agotados es la cualidad que separa y diferencia a los ganadores de los demás corredores y competidores." Edwar Le Baron

Se nos fue físicamente Chávez, una tragedia político social para nuestro pueblo, un momento esperado silenciosamente por pocos aunque para la mayoría no deseada, menos por mí, pero desde aquel momento en que Chávez se despidió y propuso a Nicolas Maduro como posible candidato presidencial dentro de lo más profundo de mí corazón sabía que era una ida sin vuelta, por lo menos en el gobierno, pero nunca perdí las esperanzas.

Como izquierdista, revolucionario y sobre todo Chavista que soy, nunca he dejado de ser consecuente con el pensamiento de mi Presidente Chávez, desde que ganó la presidencia por vez primera y comencé a ver las cosas que dijo el día de su juramentación sabía que algo grande y bueno vendría para el país, aunque mucho antes en su campaña, en sus entrevistas, en las cosas que decía, palabras auténticas, propuestas y promesas sentía que era un hombre serio.

Han pasado 14 años, porque sería redundar en lo que ya todos sabemos, pero para mí Chávez ya había cumplido su misión, era mucho lo que había hecho, mucho el camino escabroso transitado, escabroso porque no hemos conocido de una persona tan atacada, tan acusada, tan cuestionada por gente confundida, mediatizada y por la oligarquía criolla y extranjera.

Al principio la enorme mayoría del Pueblo electoral votó por él, aunque miles se dejaron envenenar por los medios dejandose atrapar por las emociones del momento dándole la espalda a un cambio auténtico y votando luego por la derecha o traidores al proceso, comenzamos a ver las debilidades de los mismos que votaron por él, ya renegando y criticando todo, señal de lo que vendría porque la oligarquía se encargó desde siempre engañar, cuestionar y manipular todo en contra de Chávez.

Así fue y todos somos fiel testigo de cuánto se dijo de Chávez, de tanta maraña, de aumentar sus desaciertos como gobernante y persona, los excesos del presidente en su verbo, cosa que siempre entendía porque Chávez tendría que ser duro para golpear las costras culturales, antipatriota y demás que cubría nuestros pensamientos.

Fueron los hechos revolucionarios los que comenzaron a convencer al Pueblo, ese que desde hoy y para siempre le seguirá, a consolidar un movimiento, a ahondar una historia nueva, única en Venezuela, Latinoamerica y el mundo, Chávez al principio solo enfrentado a un sistema mundial representado en el Capitalismo e imperialismo norteamericano, nunca doblegándose a esa red de conspiración que atentaban contra su vida, donde no se descarta que dicha enfermedad fue inducida por alta tecnología con el fin de sacarlo de la escena mundial.

14 años hermosos a pesar de las dudas sembradas, del ataque psicológico y de todo lo que uno mismo ha recibido por ser seguidor del pensamiento revolucionario, donde la burla, la discriminación, exclusión y ataques que se ha recibido de gente que aún hoy no entienden nada, deje de creer, de apoyar y hasta de votar, cosa que ejerceré apoyando la revolución siendo consecuente con ella.

Tampoco deje de escuchar las cosas que de él se decía y de sus más cercanos Ministros, cosas que a uno lo ponían a dudar, otras donde el Estado no tomaba decisiones rápidas, hasta que desde hace 2 años el gobierno tomó un rumbo bueno, ahondó más el proceso y materializó mucho de sus sueños con las grandes misiones, espacio que permitió enormes victoria y una consolidación del proceso revolucionario, a pesar de muchas cosas que ni un gobierno perfecto puede solucionar en tan corto tiempo.

pero un gran enemigo se presentó, uno que con toda la ciencia y la tecnología y ese inmenso amor de un Pueblo como de los médicos no pudieron superar, el Cáncer, enfermedad diabólica que no respeta ni a ricos ni a pobres, ni a buenos ni malos, a nadie, aún así Chávez por amor a la patria y a esta nación como al mundo luchó hasta que ya sus fuerzas no pudieron para darnos la alegría de estar vivo.

Mucho se dirá, mucho se cuestionará, se acusará hasta al mismo grupo de ministros por no dejar a ver Chávez vivo, así sea en una cama, todo eso vendrá pero el Pueblo lo superará porque entenderá todo ese proceso de dura batalla en casi 2 meses que enfrentó Chávez.

También veremos a una oposición dándose golpes de pecho pero con fuerza querer asirse del poder, no volverán porque será ahora donde los Chavistas y el Pueblo bolivariano no lo permitirá en paz y democracia.

Chávez físicamente se nos va, no me interesa cuánto se ocultó de su agonía y su muerte, al fin al cabo no estaba falleciendo cualquiera porque hay mucho en juego todavía y el Pueblo debe estar alerta de todos los movimientos tanto de la Ultraderecha, la oligarquía y los factores externos y no permitir que el sueño del Presidente sea perturbado, ese sueño de una Venezuela Potencia Socialista ha de cumplirse cada día.

Siempre me aferré en la historia de estos 14 años, aquellas profecías mucho antes de que Chávez por vez primera ganara; que hablaban de la Venezuela que hoy conocemos, del líder que se nos va a la eternidad, de un proceso no fácil pero seguro, escribí en esta misma página y aún con poca claridad revolucionaria el artículo "Chávez en la Profecía" donde espresé:

"Vendrá una reforma grande en esta nación por medio de los militares, yo usaré lo que nadie pensó que podría usar. Traeré sanidad a las aguas de Venezuela, sanidad en los mares, haré dictar leyes que guarden las riquezas en los mares y ordenaré a los peces que vengan a las aguas de Venezuela. Yo sacudiré toda esta nación, la sacudiré, la limpiaré. Traeré a la luz todo lo escondido, haré que una gran corrupción que ha estado oculta salga a la luz. Será un tiempo de sacudón donde muchos se preguntarán ¿Qué está pasando?. Y después que ocurra este sacudón, conmoveré los cimientos de esta nación, y luego vendrá un avivamiento y abundancia, y todos conocerán que Yo estoy en Venezuela”. Profeta. Cindy Jacobs (Estados Unidos-1997)

Nunca separé a Chávez y su obra del latir de Dios para esta nación, esta profecía, un fragmento de ella porque perdí todo lo demás, me hicieron ver que detrás de Chávez Dios había diseñad un Plan y ha sido bueno para este Pueblo tan golpeado en todos los sentidos hasta que mí Comandante llegó al poder. Nunca vacilé, nunca me aproveché, nunca traicione, porque sabía que cada cosa se cumpliría, independiente de los errores evidentes del Comandante.

Ahora que vivimos este momento angustioso en que alguien se nos va porque no era uno más sino un segundo Bolívar que se había levantado, nos queda afirmar los pasos, afianzarnos en el proceso, impulsarlo, mejorarlo porque eso demostrará de la madera en que hemos sido formado. No puedo confiar el país a gente que todos estos 14 años denigró y se opuso a todo un proceso que aunque tenga sus fallas y siga siendo pequeño sería lamentable un atraso fiero.

Paz a nuestro Comandante, honor a su memoria y profundización en el proceso revolucionario.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 993 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas