A tí...Comandante amigo

Un 05 de marzo de aquel 2013, en medio de una caracas habitualmente agitada y con un aspecto de otoño que da paso al verano, pero que al mismo tiempo posan para nuestras miradas araguaneyes con sus flores amarillas hacia un lado y hacia el otro decenas de búcares que nos deleitan con sus flores anaranjadas, luego de un chaparrón de agua que refrescó una parte de caracas, nos enteramos de tu desaparición física. Por más que muchos nos preparamos para aquel momento, fue imposible contener el dolor que embargó nuestros corazones, rostros tristes humedecidos por lágrimas de amor expresaban el sufrimiento acongojado de muchos que teníamos la esperanza de volverte a ver, de escuchar tu voz y de sentir la energía que sólo pueden describirla quienes te quisimos y amamos sin condiciones, sin esperar nada a cambio. Ese momento representó para millones de personas la partida de un hijo, de un hermano, de un padre, de un gran amigo con el que quizás nunca tuvimos una conversación personal ni compartimos personalmente un café negrito de los que tanto te gustaban, pero que sin duda siempre ha estado y está presente en nuestro pensamiento, en nuestras convicciones y en nuestros valores. Esas millones de personas, de muchos lugares del mundo, de diferentes colores, dialectos, de diferentes posiciones económicas, de diferentes religiones, gente diversa, pero al fin y al cabo amigos en común entorno a ti arañero, tribilin como te decían por aquellos lados de las lindas sabanas de Barinas, donde naciste y en el que no desperdiciabas momento alguno para compartir con nosotros lo feliz que fuiste en aquel hogar, en aquellas calles humildes pero llenas de amor, en aquellas tierras en la que creciste con el sueño de ser el látigo Chávez - pitcher zurdo de los Navegantes del Magallanes - en aquellas tierras de Maisanta en la que tantos recuerdos tuviste con tu abuela Rosa Inés. Esa historia de tu infancia, de tu adolescencia y antes de que ocurriera aquel “por ahora” de 1992 la conocemos perfectamente, tanto es así que sentimos la vivimos contigo, aunque son pocas las fotografías de esos momentos, tenemos un imaginario, casi un video de todo aquello que nos contaste y que sentimos también como nuestra historia, porque representas y representarás a muchos de nosotros con tus cuentos y fábulas que se asemejan increíblemente a la infancia de muchos de nosotros. Este ejercicio mental sólo es posible gracias a que sin duda alguna fuiste un gran comunicador, un pedagogo popular, un maestro, simple en la explicación pero profundo en el pensamiento, en las ideas, en la razón de ser, ese amor por las matemáticas, ese afán de querer explicar las cosas bien, de exigir incansablemente al equipo de gobierno que explicara las cosas de forma precisa, concreta y clara, con números, mapas, gráficos y láminas, ese verbo fluido sin ser protocolar, esa gran capacidad de articular ideas, de avizorar integralmente soluciones en beneficio del pueblo, ese tono de voz fuerte pero sincero, amoroso y transparente sin lugar a dudas lo extrañaremos. Hoy cuando vemos tus videos, tus grabaciones sentimos un gran vacío pero al mismo tiempo una admiración efervescente a medida que te escuchamos.

Nos enseñaste a ser rebeldes, contestatarios, a debatir ideas, a la crítica, a la autocrítica, a defender a los más humildes, a sentir el amor patrio, nos enseñaste a amar a Simón Bolívar, a Sucre, a Ribas, a Miranda, a Zamora a tantos otros héroes que al igual que tu dieron la vida para construir Patria. Nos enseñaste a explicar y a defender el socialismo, a defender nuestros símbolos patrios, al tricolor, junto a ti Venezuela logró tener un sitial digno en el mundo, por tus principios y por tu gran coraje y posición indoblegable, firme como un roble para que esta tierra fuese tan soberana como la naturaleza y tan libre como el volar de los colibríes, nos enseñaste a querer lo nuestro, en fin, fuiste un gran maestro para el pueblo como lo fue Simón Rodríguez para Bolívar, Venezuela pasó a ser el país conocido anteriormente en el mundo por las misses y telenovelas al país de Chávez y la Revolución Bolivariana.

Nos enseñaste a usar un lenguaje, una forma de comunicarnos. Tu liderazgo innato y desinteresado nos invitó a ser como tú, a hablar de eficiencia o nada, de justicia social, de la suprema felicidad social, de la ética socialista, del trabajo en colectivo, de la revisión, la rectificación y el reimpulso, de la Independencia y Patria Socialista, de la contraloría social, de la necesidad de interpelar al aparato del estado, de hacer las cosas rápido y bien hechas, tu insistencia por la lectura, por la educación en todos los niveles, por el conocimiento como principal arma para ser libres, tu pasión por el deporte, por la música, por la cultura, por la tecnología, por el Vivir Bien, nos enseñaste e tener autoridad moral con tu ejemplo y entrega que en cuerpo y alma diste a esta tierra, nos enseñaste a hablar de comunas, de comunismo, de socialismo sin tener miedo, de expresar nuestro amor por el Ché, por Fidel y por muchos otros, a sentirnos orgullosos de ser izquierdistas y revolucionarios.

Te convertiste en el defensor del pueblo humilde desdentado, proletariado, marginal y lumpen como nos etiquetan, de los sin rostros, de los históricamente excluidos, de los obreros, campesinos, agricultores y pescadores, de los indígenas, de los estudiantes, de la juventud rebelde, del soldado raso, enalteciste a la mujer venezolana, a las personas con discapacidad, a las mujeres solteras en pobreza extrema, a los adultos mayores, a los trabajadores residenciales, a los afrodescendientes, y todo eso lo lograste brindando oportunidades con igualdad de condiciones, te convertiste en nuestra voz ante la oligarquía dominante nacional, ante la hegemonía mundial que considera esta patria como un patrio trasero, como una colonia con gente de tercera. Nos enseñaste a analizar el mensaje, el discurso, a buscar la verdad, a vacunarnos para ser inmunes al aparato mediático canalla que intenta dominar nuestro pensamiento. Nos enseñaste a ser solidarios, a la cooperación internacional, nos ubicaste en ser referencia mundial con tu liderazgo, con tu carisma a ser el motor político, económico y social de América Latina y el Caribe.

Nunca te olvidaremos Comandante Chávez, Alí te espera con su canto - porque los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos-, nunca olvidaremos al Chávez alegre, que nos cantaba, que entonaba su coplas llaneras y corríos, que bailaba, que reía, que lloraba, que besaba a la anciana como si fuera su madre o cargara con amor a los niños como si fuesen sus nietos, cuantas alocuciones, cuantos aló presidente, afortunadamente son muchos los recuerdos que están en nuestros corazones y en nuestra mente, has dejado un legado infinito en el que sobran las palabras para agradecerte tanto amor genuino, auténtico y sincero.

Hoy te lloramos bajo el manto de un inmenso amor, sentimos un gran vacío, una gran nostalgia por no tenerte entre nosotros, hoy te juramos que no te vamos a defraudar, que cumpliremos como siempre lo exigiste, con disciplina revolucionaria, tus instrucciones de aquel 8 de diciembre de 2012, reconocemos con orgullo el camino que has echado a andar. Hoy muchos esperamos con ansias decirte un último adiós a tu cuerpo. La energía que se sintió en las calles de caracas era la misma que se sentía en aquellas tantas marchas y concentraciones en la que te acompañamos, en las que nos convertíamos en una avalancha de gente cuando sabíamos que te ibas aproximando a nosotros, esa sensación mágica que sólo la conocemos quienes te amamos, hoy al despedirte, al ver el féretro, el llanto y la alegría se convertían en una gran fuerza. Unidad, Batalla y Victoria!, por eso y más gritaremos con orgullo que somos y seguiremos siendo Chavistas, el chavismo continua… Chávez Vive, la Lucha Sigue!





“Hay hombres que luchan un día

Y son buenos. Hay otros que luchan un año
Y son mejores.
Hay quienes luchan muchos años
Y son muy buenos.
Pero hay los que luchan toda la vida:
Esos son los imprescindibles.
Bertolt Brecht”

Caracas, 06 de marzo de 2013





@rodrigc05

Esta nota ha sido leída aproximadamente 444 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /actualidad/a160656.htmlCUS