En Mérida: Muchas son las preguntas que INDEPABIS tendrá que responder

Muchas son las preguntas que INDEPABIS, tendrá que responder al pueblo venezolano, si quiere ser coherente con los compromisos de esta revolución; respuestas estas referente a materia de seguridad alimentaria, de cooperación a favor de los más desposeídos. Pero sin duda alguna, la relación de INDEPABIS con algunos comerciantes en Mérida, es lo que más preocupa a los merideños. La razón: las decisiones tomadas por INDEPABIS, a favor de muchos inescrupulosos comerciantes, y en contra del pueblo venezolano. En esas decisiones, se deja bien claro quien es el DÉBIL JURÍDICO. Y, a pesar, que estos inescrupulosos comerciantes, son responsables directos de cometer en reiteradas oportunidades delitos en contra del pueblo venezolano (especulación, acaraparamiento, boicot, de los alimentos de primera necesidad, entre otros) son beneficiados con estas incoherentes decisiones tomadas por INDEPABIS.



INDEPABIS debe saber que en el Vigía, estado Mérida, los comerciantes han hambreado al pueblo vigíense y a sus vecinos, han hecho desaparecer por arte de magia los artículos de primera necesidad, lo mismito que paso en el 2002 y 2003, con el paro petrolero, en donde escaseo todo, absolutamente todo, y cuando aparecía algún articulo, el precio era de ¡Madre mía! Con un incremento hasta del 800%. El miércoles 13 de febrero de 2013, la ciudadana Darcy Araque, se dirigió al establecimiento el Rey de las Ofertas, ubicado en la Avenida 16, entre calle 2 y3, solicitó un frasco de aceite “Diana” y un kilo de azúcar, el propietario de este establecimiento, de nacionalidad asiática, le grito a la ciudadana que para llevar el aceite y el azúcar, debería gastar DOSCIENTOS CINCUENTA BOLÍVARES (Bs.-250,00), la señora le responde, pero, como hago, sino tengo más dinero para cubrir tu mandato; respondiéndole el propietario “Entonces deja esa vaina allí” ella ni corta ni perezosa, le dijo que lo iba a denunciar en INDEPABIS, respondiéndole este señor de nacionalidad asiática, “Yo no tengo miedo, yo arreglo a INDEPABIS, salga de mi negocio” ¿Que les parece camaradas?



¿Como se pueden sentir los revolucionarios, los socialistas, con este tipo de situaciones? nos preocupan las consecuencias que pueden resultar, al no poner mano dura en estas situaciones. En donde los comerciantes inescrupulosos son responsables directamente de estos delitos cometidos en contra del pueblo venezolano. La impunidad casi total y estructural que sigue siendo la normativa aplicada por INDEPABIS en El Vigía, estado Mérida, no permite que se supere esta violación sistemática de los derechos que tenemos todos los venezolanos, de aspirar a tener una vida digna. El mismo que le escribe estas líneas, había formulado insistentes denuncias sobre esta situación a nivel regional; no me pararon bolas, lo que recibí, fue, un INSULTO, de parte de la Coordinadora INDEPABIS-MÉRIDA, la ciudadana Hellen Torres, por la sencilla razón de publicar un articulo en contra de las malas medidas aplicadas por INDEPABIS-MÉRIDA.



En días pasados exactamente el lunes 25 de febrero de 2013, me traslade a comprar un Motor-Compresor, de 24.000 B.T.U, para aire acondicionado, del cual dos (2) semanas atrás, había preguntado el precio y costaba Bs.-1.800,oo, y me informaron que no había; pero, un empleado de esa Empresa llamada REDOVICA, ubicada en la calle 15, al lado de GINA, me dijo: SI HAY, lo que pasa es, que lo están acaparando para venderlo más caro, dicho y hecho, resulta que me traslade a REDOVICA, ese día lunes, le dije al empleado, que si tenia el compresor de 24.000 B.T.U, me respondió “Si lo hay, el precio es de Bs.-3.421,oo; le dije que me lo diera, porque, camaradas ustedes podrán imaginar el calor que hace aquí en El Vigía, es para coger palco. Resulta que cuando llevo el compresor para instalárselo al aire, el técnico no se encontraba, ordenándole al ayudante que apurara el trabajo, mientras el llegaba, que lo instalara y el cuando regresara hacia el resto. Cuando nada más llego, me llamo y me dijo ese no es el motor del aire ese motor es de 18.ooo B.T.U. se podrán imaginar ustedes la arrechera que agarre.



Al día siguiente me tocó montarme el compresor en el hombro y arrancar para REDOVICA, me dijeron, “mi hermano no se vista que no va, ese compresor, ya fue instalado y no tiene cambio”. Coño, camaradas pegue el grito al cielo, y le dije, eso no podía ser, me respondieron “Sí, si puede ser, eso no se cambia” coño mi hermano, me voy a INDEPABIS, me respondieron: “Usted puede ir al mismísimo infierno, pero no se cambia”. Fui a INDEPABIS, puse la denuncia, nos trasladamos al sitio, hablaron y hablaron, y hablaron, y no paso nada, resulta que estos señores de REDOVICA, tienen los repuestos y artefactos en exhibición, y no tienen marcados el precio; le pregunte a la persona de INDEPABIS, que había pasado, me respondió ¡caramba! llame a Mérida, y le dieron la razón a REDOVICA, le dije, ¿Que esta pasando con INDEPABIS? Me tocó agarrar el compresor al hombro y Marrrrrrrrrrrr. El llamado es a Consuelo Cerrada, coordinadora a nivel nacional de INDEPABIS, ¿Dónde está el Indepabis-Mérida, para que procese las múltiples denuncias que, en torno a estos delitos, reciben a diario? ¿Será que la “embarrada” de los comerciantes en el Vigía, es tan poderosa, que pisotean nuestras leyes cada vez que les viene en gana?

[email protected]

[email protected]

Solo el Pueblo salva al pueblo.

Patria Socialista o Muerte… VENCEREMOS.
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1479 veces.