¿De qué se ríe, Sra. Diputada?

Con el descaro más despiadado vimos ayer en la Asamblea Nacional el rostro sonriente de la Diputada María Corina Machado, en medio de la presentación de un video expuesto a petición del Diputado Carlos Serra, en el cual se ve, como una fascista atenta contra la vida de un ciudadano, que transitaba por las inmediaciones de la embajada Cubana.

No me sorprende esa actitud, siendo que la misma posó orgullosamente un apretujón de manos con Bush, demostrando la concepción que tiene dicha diputada sobre la vida.

Muchas veces hemos presenciado la cara de nalgas apretadas que refleja ante las cámaras; no así fue el caso de ayer, donde sonrió abiertamente, en disfrute sádico de lo que se observaba en el video.

¿Qué sentirá la familia de ese señor, sobre todo los que votan en contra de la revolución? ¿Le dirán al mismo, que no debía pasar por ahí? ¿O que eso es parte de los “daños colaterales”?

¿Puede algún ser, independientemente de su inclinación política avalar esa actitud silentemente? ¿Es que definitivamente no hay gente decente en la oposición? Porque de ser así, ya tenemos perfectamente claro el nivel de desapego por la vida que tiene el oposicionismo en Venezuela, incluyendo al pueblo que les acompaña.

Entonces dejémonos de pendejadas en el convencimiento de algunos sectores, que no dudaran sacar sus dagas ocultas para clavárselas en el pecho de la patria.

Repudio total contra su sonrisa, Sra. Diputada.

¡¡¡Que lástima siento por los que votan por esa gente!!!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2828 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /actualidad/a159684.htmlCUS