Devaluación guarineica

Por màs que mi escaso entendimiento trata de resetearse varias veces, no logro entender que la cacareada devaluación en lugar de ayudar al bienestar de los menos favorecidos, los beneficie como dicen algunos camaradas. Como decía Marìa Bolivar: échenme una ayudaita. No entiendo esa vaina.

Me imagino que màs temprano que tarde, el gobierno actuarà aplicando medidas compensatorias a fin de paliar los efectos conocidos. Un aumento del salario mínimo, aunque no compensarìa del todo los efectos de la dichosa devaluación màs la inflación acumulada del 2012, aliviarìa sòlo en parte el poder adquisitivo del pueblo, sin ser suficientes. Cierto es que obtendremos màs bolívares por los dólares procedentes del Petròleo y derivados que supuestamente usaríamos para mantener la acción social, lo cual sería aceptable. Sin embargo, al implantar medidas compensatorias, las mismas se comerìan gran parte del diferencial obtenido por la devaluación. Quedarìamos en lo mismo y entonces se me ocurre que el camino de devaluar nos llevarìa donde comenzamos. Esto sin considerar los efectos suplementarios acompañantes de la medida en sì de impacto político, de opinión, de confusión, etc.

Si en la cuarta política como sabemos se cayò en estos errores impuestos por entidades financieras externas y fueron condenables, no pienso que fuese el momento apropiado para repetir esto que a mi manera de ver no soluciona las causas de su aplicación. Debemos sin embargo esperar que nuestro Comandante dè la última palabra, la cual es ley.

Son a mi parecer los comerciantes y empresarios especuladores quienes se ven beneficiados con esta medida. Ya clavándonos el dólar como paralelo, nos calculaban sus precios a 20 Bs por dólar. En diciembre del 2012 se afincaron de nuevo con aumentos desmedidos y ahora aprovechando la medida rompieron encima de nosotros la piñata. Hasta los buhoneros se empataron en la fiesta.

El otorgamiento desmedido de divisas para importaciones se asume como causa principal que llevò a este ajuste. En lo personal creo debe revisarse a fondo otros factores que no se comprenden, al menos por mi persona. Ejemplo serìan demasiados, pero nombrarè algunos solamente: Al hacer un mercado luego de cobrar la pensión, me provocò una lata de vegetales picados y observè que venían de EEUU. Un jabòn de tocador de Mexico, una lata de agua de coco, de Tailandia, la crema dental, de Colombia, la leche descremada, de Ecuador. Què pasa aquí? Carajo. Con razón no hay reservas de dólares. Es que en nuestro Paìs nadie puede meter unos vegetales picados en una lata, nadie sabe hacer jabòn o crema dental. Alguien puede meter agua de coco en latas. Definitivamente asì estamos jodidos. Es aceptable que un producto básico, si escasea, se justifique su importación, pero hasta jabones líquidos para manos vienen de Turquìa. Eso no es justo. Debemos importar solo lo necesario e impulsar empresas nacionales que se ocupen de estas nimiedades. Muchos hacen el gran negocio; les dan dólares preferenciales, importan bagatelas, nos lo venden a dólar negro, no generan empleo y acaparan cuando les viene en gana. Por último, si eres emprendedor y quieres fabricar algo, pedir un crédito y comenzar a producir, pareciese que el mismo Estado te desanima e impide tu gestión. Comenzarà el calvario del inmenso papeleo, permisos que nunca llegan, bajarte de la mula con todos los organismos, solvencias, si vives en el interior traer fiscales de Caracas con todo pago para inspecciones, en fin, paro de contar. Un desastre. Terminas siendo un importador màs.

Cada vez parece que entiendo menos y lleguè a una conclusión: Nos metieron una devaluación por el Guariney.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1668 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a159682.htmlCUS