Guerra mediática global

La intoxicación mediática mundial contra Venezuela no ha cesado un instante, todo lo contrario, las noticias sobre Venezuela se han multiplicado en los medios.

Este ataque mediático global debe estudiarse, analizarse, con criterio científico-político. Hoy Venezuela y el presidente Hugo Chávez no son extraños para ningún idioma.

Hay métodos de investigación social –rigurosos y precisos– que nos dan una idea sobre la percepción que sobre Venezuela y el presidente Chávez se tiene en diferentes partes del mundo.

La abominable foto –falsa– del comandante Chávez, publicadas por el diario El

País de España, perteneciente al grupo económico Prisa –dueño de Radio Caracol en Colombia–, la publicación del video por la BBC de Londres para

“crear la imagen” de desabastecimiento y guerra por la comida en Venezuela y, la proliferación de imágenes sobre las cárceles y la inseguridad en Venezuela deben encender las alarmas.

Hay una clara intención de cambiar la percepción positiva que sobre Venezuela se tiene en el imaginario mundial, y así justificar cualquier agresión contra el Gobierno socialista y sus líderes.

El otro objetivo de la guerra mediática global contra Venezuela y el presidente

Chávez es desmoralizar a los movimientos que luchan por cambiar sus realidades, por un mundo mejor.

El expresidentes Luiz Inácio “Lula” da Silva ha hecho un llamado a desarrollar una guerra asimétrica desde las redes sociales contra las corporaciones mediáticas.

En Venezuela debemos desarrollar una científica, creativa, sistemática ofensiva y contraofensiva mediática mundial, desde la ética, obra y razón de la Revolución.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1022 veces.