¿Humo blanco de manitas blancas? Sigamos el ejemplo de Correa

¿Qué tal, camarada? Bajando la angustia que la incertidumbre genera. Porque no me vengas con cuentos, todos estábamos preocupados por la incógnita visible, audible, de la salud de Chávez.

Sólo la fe, con la fidelidad y la esperanza, nos mantenían medio confiados con relación al estado del Líder revolucionario. Somos unas especies de “santotomases” y “se presentó y dijo”

Con ello, aunque no le debemos dar importancia, nos quitamos a los “nalguitas blancas”. De paso, que me llenó de arrechera la actitud de un grupo de ellos que, al mejor estilo Capriles-López, ofendió a un señor que seguro se atrevió a decirles algunas verdades, al extremo de atropellarlo y casi producirle un grave daño de salud.

Preguntamos ¿ya están identificándolos apoyados en el testimonio de la filmación? Si no van presos hay que asustarlos, y lo menos, someterlos al escarnio público.

Y me permito repetir lo que digo a cada instante: ¡carajo! Qué mala leche para Chávez, y para todos nosotros, y más allá, de que le haya caído esa vainosa enfermedad.

¡Tantas cosas buenas que ese gran personaje tiene que realizar!

Con la renuncia del “papa” que a pocos agrada (no es carismático, no tiene aspecto bondadoso y, además, su viejo pasado nazista, aunque en la infancia (tal vez obligado), se presentan cosas poco vistas, asunto casi de costumbre ante la dinámica de los nuevos tiempos seculares.

Y nos ha llenado de asombro que la alcahuetería mundial cristiana ha tapado, o casi aceptado sin mucho pataleo, el lanzamiento informativo, tipo wikileaks, de la pederastia bastante generalizada en muchos curas y que ha sido encubierta por ellos mismos y sus superiores.

Hemos sido de los que criticamos el celibato de los hombres de sotana. Muy difícil ser hombre y no tener erecciones aunque sean matutinas por la hidráulica. Aceptar ataques de damitas que les encanta un hombre de buen físico (muchos curitas lo son) y comentan “vistes qué bello es el padre tal” y les dirigen miradas lascivas.

Recuerdo en la familia que un joven cura dejó sus hábitos por el ataque de una hermosa muchacha quien lo festejaba en lo fútbol donde jugaba. Se casaron pero le montaron el cacho parejo.

Y las historias de todas las épocas con la famosa “puerta de atrás” de los conventos. Ahora nos asombran casos como el cardenal Mahonei que luego de encubrir a 120 curas pederastas, que perjudicaron a más de 500 niños y jóvenes fue convocado para conformar el grupo de cardenales que escogerá al nuevo papa.

Creo que los protestantes (que protestan al papa) se casan y pueden, razonadamente, dar orientación a una feligresía con la que se identifican en muchos accionares cotidianos.

Y la cosa es tan grave en la ciudad del, o el país, vaticano que así como hubo problemas dolosos en el manejo del Banco Ambrosiano sale el secretario privado, el más cerquita, del papa y comete una infidelidades secretas.

Y de lo que más recientemente nos enteramos, que es una vieja costumbre para protegerse, que eliminan el “anillo papal” para que no lo usen (ellos allá) falsificando documentos importantes. ¿Qué te parece?

Bien, volviendo a lo terrenal, reconocemos en el presidente Correa un fuerte liderazgo que se basa en su frontalidad. Va directo. De las cosas que me impactaron en una de las entrevistas, y pienso que deberíamos copiar de frente, sin tapujos, son las siguientes:

No voy a tener diálogo (ése que también piden aquí) con gente de la oposición (la que le da carajazos parejo) porque fueron los causantes de las desgracias por las que transita Ecuador y sería, más bien, una traición al pueblo que me reeligió.
Para adelantar las políticas de la Revolución Ciudadana a favor de los más necesitados, así como seguir cambiando lo que hay que cambiar en socialismo (palabras que escribo de memoria, por ello no fueron esas, pero sí su sentido) lucharé frontalmente hasta lograr que los medios de comunicación opositores se adecenten, dejen de decir y fabricar mentiras.

Clarito, ¿verdad? Pienso que este segundo punto debería ser una estrategia de la Alba, de Unasur (aún los gobiernos tolerantes y cómplices de la mass media) y acabar de una vez por todas con esas piedrotas en los zapatos revolucionarios.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 758 veces.