Elecciones Psuv... y gana la misma gente...

Es una realidad evidente, que dentro de las filas del PSUV, la reflexión y la crítica han sido convidados de piedra. Nunca ha recorrido los intersticios de los manejos, decisiones, pactos, y acuerdos entre grupos del mismo partido o con otros sectores.

Los cuestionamientos y llamados a tiempo, ante una gestión o decisiones equivocadas son instrumentos de rectificación que permiten ser eficientes en las filas partidistas o en el ejercicio de gobierno. Esa práctica no existía antes que la izquierda tuviera acceso al poder, pues no ponía en peligro ningún interés, por el contrario, fluía el debate ideológico, éramos oposición. Es así, como la derecha venezolana restaba importancia al diputado que obtuviera una curul de parte de la izquierda, eso no ponía en peligro al gobierno de turno o a la estabilidad de su modelo social, había un 5% histórico de la izquierda en los procesos electorales de la cuarta República. Una vez que Chávez logra el triunfo en las presidenciales del año 1998, entonces cambia el panorama y el ataque desmedido contra la izquierda y el socialismo ha sido y es brutal. Pues se tocan los sagrados dominios de la burguesía y se plantea un cambio social.

Hacer las críticas y la autocrítica es incluso una característica positiva para producir la transformación de la sociedad. Es acercar la vía al Socialismo. El personalismo y sus vicios, pueden despedazar el proyecto de una Venezuela soberana e independiente. Estamos en un escenario electoral de saltos y reacomodos para las elecciones internas del PSUV, el sentido crítico de la política ha sido demonizado, para hacer recurrente la actitud electorera y pragmática del ejercicio del poder. Se ha desdibujado de manera aberrante el principal objetivo, que es ir a un modelo de vida nuevo, lamentablemente eso está cada vez más difícil y empantanado.

En octubre de 2012, se obtuvo la Presidencia de la República, en diciembre se ganaron veinte gobernaciones para la revolución y seguramente en julio del 2013, también se triunfará en la mayoría de las alcaldías, en pocas palabras, existen todas las condiciones para enrumbar al país hacia su progreso y desarrollo como nunca antes. El regreso del Presidente Hugo Chávez Frías a la patria venezolana, produce un panorama más favorable. En el Estado Sucre, si se hicieran las elecciones internas en la fecha pautada, ya se sabe quiénes van a lograr obtener mayoría de votos en las primarias del PSUV, lógicamente serán los que manejan recursos y tienen el control del partido. Parece que no hay nada nuevo bajo el sol, las maniobras electorales superan cualquier pronóstico. “Ya vienen las elecciones…otra vez, otra vez y gana la misma gente…” esta es la letra de una de las canciones de Alí Primera, claro, él le cantaba a las falsas elecciones de la burguesía venezolana, que siempre se turnaban en el poder. Pero en este artículo de opinión se habla de un proceso electoral muy decisivo para las venideras políticas a aplicar en nuestra nación, se trata de las elecciones internas del Partido Socialista Unido De Venezuela (PSUV) para seleccionar a sus autoridades locales y estas lo que hacen es reafirmar el caudillismo y la burocracia. El poeta Ludovico Silva, dijo en uno de sus escritos poéticos: “Yo vivo de estructuras y verdades, nunca de apariencias”. Los otros hacen revolución en: “La capilla del Ministro/ en la compañía/ en las botas charoladas del general/ en la soledad del director/ prefiero a mi hígado, es más sano/.”

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1532 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Orlando Balbás


Visite el perfil de Orlando Balbás para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a159622.htmlCUS