Cuando el amor llega así de esta manera

Maduro pon a esos magos de la economía a dirigir el BCV

De repente, como salidos del Libro de la Selva los magos de la economía llegaron como aves de plumas doradas a posarse sobre la página de Aporrea, que es del pueblo y no de los ricos, según he leído a Gonzalo Gómez y al soberano. Mentira, Aporrea no es el libro de Petete ni el Abajo Cadenas, es un lienzo donde todos podemos opinar y chao cataco.

Pero estos genios de la economía brotan como plumas de gansos a pintar el fulano lienzo con sus ideales policrómicos, a opinar sobre que “EL PUEBLO SE VA A JODER MÁS”. Una a la que nunca habíamos leído aquí hasta dice que “Maduro daba la información con cara burlista…” y Otro saca un crucigrama de cómo han estado el yen, el dólar, el euro y la pelota de carey en el mundo y que ahora la canilla, la avena, el aceite, la fríapolar, el “pal ley” y todo va a estar más caro, y eso es horrible para este pueblo.

OTROS comparan a Giordani con “mesaro” y así la ristra de genios de la economía va caminito de Guarenas donde encontré la novia mía María Luisa la morena la que juró que me quería, la, la, la, la,la lay…

Eso siempre sucede cuando la Revolución hace una jugada de ajedrez sobre el tablero de la economía. Si el gobierno cambia la “juga” por dos molondronas ahí mismo salen los inventores de las metras a explicar que eso es malo y que el pueblo es el que va a perder porque el Estado tuvo que pedirle permiso o llamar a un referéndum porque la juga se cambia es por culíes que dan suerte y no por molondronas picoteadas de tantos pepazos que ha recibido.

Y uno no se explica porque Merentes, Giordani y otros no renuncian para que les den paso a estos super betas de los números que se la saben todas más una. El pueblo los pide, sólo con ellos la canilla con batata y todo costará una locha antigua, con la sabiduría de estos heraldos y esferas de Dios el pueblo no tendrá que levantarse temprano, pues la frísnapolar le llegará a sus casa más barata y con un consejo de Lorenzo Mendoza en la botella que dirá “No beba cuento, beba frisnapolar para que se olvide de este, ay, terrible gobierno y ande siempre más prendido que bombillo e túnel, o sea, los morochos Álvarez y Paz”

Los magos de la economía están emergiendo de la tierra; todos opinan, muchos se hacen llamar bolcheviques, alegan que “ la revolución rusa, digo, bolivariana, ha sido traicionada”, porque ahora los ricos, los Mardo, los Borges, los Ravell, y la María C, van a vender el dólar a treinta bolívares y se van a meter una Boloña de madre y señor mío a costilla del pueblo en las esquinas de Monjas a Padre Biaggi, perdón, Sierra: “Compro dolal, euro, oro…”

Uno los lee mientras sendas lágrimas nos bailotean en los ángulos de los ojos. La emoción nos musicaliza el pecho y el corazón nos palpita como chicharrón tostado. Es tan grande la emoción que nos causa leer a tantos genios de la economía escribiendo en esta página, que balbuceamos en el paróximo del orgullo, ¡cónchale además de riquezas en nuestra tierra, de soberanía, de poseer tanta gente bella en los barrios y las zonas populares, de tener de Presidente a un hombre universal, dotado de gentilicio, de humanidad paterna, de amor inconmensurable, de talento a toda prueba, de lealtad y patriotismo, de ser portadores del cielo más bello y los ríos más exuberantes y las montañas, y los tepuyes y toda esa vaina, nojoda, poseemos tantos GENIOS DE LA ECONOMÍA a los que el gobierno no utiliza para resolver los problemas, sino que los tiene ahí, listos, para que cuando algún maluco con rostro burlón, según la escribiente, salga a cambiar la jugada, ellos al día siguiente aparezcan con artículo y firmas a inundar de sabiduría al pueblo que lee semejantes obras de “queloqueaihacel pana pa resolvel”

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1004 veces.


Ángel V. Rivas


Visite el perfil de Angel V Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.

US N