Mas de 5 millones de personas han sido secuestradas en estos 14 años de gobierno

Recientemente Venezuela y América Latina entera, conmemoró los primeros 21 años de aquel 4 de Febrero de 1992 cuando el rostro cansado del joven comandante Hugo Chávez lanzó, desde sus entrañas, la advertencia que “...por ahora, los objetivos que se habían planteados no habían sido logrados...” y que ese incógnito muchacho asumía la responsabilidad de ese Movimiento Cívico Militar que se conoció como MBR-200.

A partir de ese momento Venezuela no sería la misma. Se partió en dos la historia contemporánea.

Decenas de estudiosos e intelectuales, jerarcas eclesiásticos, “connotados” políticos y trisoleados militares, fueron no solo sorprendidos en sus teorías que exponían un país que gozaba de la democracia más “democrática” de este lado del mundo, sino que fueron desmentidos cuando semejante hecho histórico demostró que durante más de 40 años se había sistematizado la más aberrante estructura manipuladora que hayamos conocido.

Zorros viejos. Mal olientes a chanel 5, wiski 18 años, caviar de lejanos países y con los escrotos vacíos de virilidad, los eunucos políticos cuartorrepublicanos empezaron a sufrir de sistitis y tembladera anal e intelectual porque tardíamente reaccionaron para contrarrestar al líder del que nos venía hablando el panita Alí en sus obras musicales.

2 de prisión y 4 años de intensa campaña política bastaron para terminar de conquistar los corazones que prendados aquel 4 de Febrero, tuvieron que esperar hasta 1998 para afirmar que el “...por ahora” pasó a ser “...ahora sí!” y que había que ponerse las alpargatas porque lo que venía era el joropo parejo.

La derrota anunciada por el despertar del pueblo puso a correr a todo el mundo. Por un lado a quienes se niegan a perder los privilegios y la comodidad de sus aberrantes y cómodas orgías donde los vómitos verborreicos llenaban las cocteleras con las que se emborrachaban los hijos de putas y las propias putas que habían quebrado este país; por otro lado, ese pueblo que tenía entre sus integrantes a más del 70% que los hijos de putas y las putas mismas habían tenido marginados.

El pueblo despertó al panita Alí. El panita Alí despertó a Chávez y Chávez despertó a Bolívar y nos sentó a todos en la misma mesa para saber qué carajo haríamos: o seguíamos jodidos oliéndole los peos a los amos del valle y esperando que nos lanzaran las sobras de sus orgías o asumíamos el rol protagónico y libertario depositado en nuestros genes por Guaicaipuro, José Leonardo Chirino, Luisa Cáceres de Arismendi, Bolívar, Sucre, Simón Rodríguez, Zamora...

El pueblo hizo como escribió en su oportunidad el insigne Pablo Neruda, se despertó a sí mismo y despertó a Bolívar.

Desde el triunfo de Chávez el 06 de diciembre de 1998 han pasado 14 años.

Y en estos 14 años los actores políticos están representados principalmente en los medios de comunicación (a cuya cabeza está globovisión) y en la “jerarquía” de la iglesia católica (a cuya cabeza está Urosa Savino, Luckert, Luis Ugalde, José Virtuoso y el escurridizo Baltasar Porras con amplio prontuario en nuestro estado Mérida).

Este grupo de indeseables, promotores de las más férreas campañas conspiradoras, son los responsables de haber ejecutado el más terrible y macabro plan para secuestrar a más de 5 millones de personas en nuestro país.

Estos miserables, escondiéndose en el “ejercicio periodístico”, libertad de expresión y “orientación pastoral”, han secuestrado precisamente la libertad de conciencia y la libertad espiritual.

Los unos con una guerra mediática sostenida de desinformación, de desvinculación con nuestras raíces, del manoseo del odio como valor político, del reforzamiento de conductas antipatrióticas y alabanzas a lo ajeno, y, los otros, con el ejercicio y reproducción de aquellas amenazas para que la feligresía entre en contradicción cuando desde los púlpitos se le increpa de “si está con Dios o con el Diablo” y se le pide golpes de pecho por los muchos pecados cometidos incluyendo el deseo de la muerte del comandante.

En estos 14 años de gobierno revolucionario son más de 5 millones de personas cuyas conciencias han sido secuestradas: en las iglesias, en las escuelas, en los liceos, en las universidades, en las casas a través de los medios de comunicación golpistas, en los cines, en los viajes, en nuestras industrias, empresas, organismos e instituciones, en los medios productivos, en fin, en esta tierra bolivariana.

Más de 5 millones de personas han sido secuestradas en estos 14 años de gobierno, así que vamos todas y todos al rescate que no hay tiempo que perder, ...el tiempo apremia y la patria lo exige!


El autor es: Analista Político Comunitario

[email protected]















Esta nota ha sido leída aproximadamente 1258 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a159276.htmlCUS