Destituir e investigar gabinete económico en pleno

Estafa bancaria con dólares del Sitme, detonante de crisis económica

¿Ineptos o mal intencionados?

Es una estafa bancaria sin precedentes, calculada en más de 14.000 mil millones de dólares sustraídos a través del SITME, el origen de la crisis economica que desestabiliza la nación. No soy el único en conocerla.

Obligado por las circunstancias, callé. Primero, por las elecciones del 7D. Luego, por las de Gobernadores. Y, atragantado ya, a punto de vomitarlo todo, sin importarme nada, apareció el Presidente Chávez, despidiéndose prácticamente y tampoco era el momento.

Hugo Chávez dijo: “Nicolás Maduro es la persona más indicada para tomar mi relevo y conducir esta revolución.” Y respeto esa decision, independientemente que me agrade o no. La acataré, aun sabiendo que sus decisiones, en ese particular, no siempre han sido las más acertadas. Pero ahora estoy en la obligación de develar lo que a mi juicio es una  conspiración y no una definitiva prueba de ineptitud del gabinete económico. Que cada quien juzgue por sí mismo.

Presumo, repito, que se trata de una rebelión de fuerzas “Chavistas”, con tentáculos en el tren ejecutivo que en algún momento dejaron de creer en el proyecto socialista y de su líder y que, en asociación con los poderes fácticos ejercidos por los sectores económicos dominantes del país, optaron por el camino de la traición.

Esos disidentes, transformados en quinta columna desde el mismo instante en que decidieron darle la espalda al proceso, tenían todo el derecho a discrepar del rumbo de la revolución señalado por el Comandante. Pero tambien, como integrantes del ejecutivo, tenían el deber de enfrentar sus diferencias con el Presidente con argumentos, imponerlos o dimitir. Ese es el respaldo que requiere un líder de sus cuadros. No el pasivo y timorato expresado con un movimiento de cabeza en señal de coincidencia. Por más respeto que influya la figura presidencial el debate debe fluir, con vehemencia incluso.

 Expresiones de deslealtad como ésta, suelen aparecer en momentos cruciales cuando se da todo por perdido, impresión que han podido experimentar al conocer la grave enfermedad del Presidente a mediado del 2011. Podría ser esta la motivación

A partir de esa coyuntura, todo cambió. Salvavidas en mano, se posicionaron en el doble juego y  armaron una estratagema en la cual  la participación de dos entes gubernamentales fue y sigue siendo clave porque siguen allí: El BCV y SUDEBAN.

El BCV fue el creador y administrador del SITME (Sistema de Transacciones de Títulos en Moneda Extranjeras) pensado para frenar el alza especulativa del dólar paralelo, dándole acceso a las divisas al empresariado para realizar sus importaciones y reponer inventarios. Solo que el patrón, tallado a la medida por el BCV, resulto ser el traje soñado por los banqueros para asaltar esas divisas porque intervendrían en la jugada como operadores cambiarios y de ellos dependería nada menos que la repartición.

Quienes hayan transitado por ese infierno entenderán perfectamente a lo que me refiero. Recordemos en términos sencillos en qué consistía el SITME: El BANCO CENTRAL compraba y vendía títulos de deuda pública denominados en moneda extranjera (dólares). La normativa aplicada por el BCV establecía la asignación diaria de un número de títulos a cada banco que a su vez eran negociados por el BANCO CENTRAL. La operación de los títulos entre la banca y el BANCO CENTRAL, era una liquidación de los títulos.  El banco cancelaba el valor de esos títulos en bolivares al BCV y recibía el valor de los títulos en dólares de manos del BANCO CENTRAL para repartirlos entre sus clientes. Continúo…

Exceptuando el registro  de la empresa en el RUSITME, el BCV no disponía de ninguna clase de información y mucho menos de control sobre la relación banco-cliente, ninguna! Y tan consciente de ello estaba que menciona en la norma la posibilidad del solicitante de cambiar de banco cada 30 dias: una forma de admitir que la repartición de las divisas quedaba a discreción del banco.

Por otra parte, el solicitante, después de entregar los recaudos al banco, que dicho sea de paso variaban de banco a banco, no tenía manera de saber si su petición había sido procesada. Nunca se conoció una lista, orden, o prioridad, en la cual el banco basara una selección  de la que fueran informados oportunamente el BCV y el solicitante de divisas. Sencillamente, los bancos dispusieron de los dólares entregados por el BANCO CENTRAL a su conveniencia, implementando los conocidos mecanismos fraudulentos para completar una estafa a la nación sin precedente.

El SITME no fue concebido como una venta de dólares a los bancos. Pero termino siéndolo.

En las seiscientas treinta y tantas jornadas de la existencia del SITME, El BANCO CENTRAL  y la banca universal negociaron alrededor de 18.000 millones de dólares. Estimaciones conservadoras calculan que 14.400 millones de dólares se quedaron en las alforjas de los bancos.

Para apoderarse de tal suma, los bancos tenían que disponer de 76,320.000.000 de bolivares fuertes, sin  ver afectada su liquidez. Para ello, venían desarrollando una estrategia en la búsqueda de liberarse en lo posible del pago de la tasa pasiva del dinero de los depositantes.

Mientras   concretaba día a día el asalto de los dólares del SITME, la banca, escudada en la “ineficiencia” de SUDEBAN, organismo encargado de inspeccionar, supervisar, vigilar y controlar a Bancos e Instituciones Financieras, anulaba la apertura de cuentas de ahorro y les ponía techo de doscientos cincuenta mil bolivares fuertes a las existentes. Esa desviación, junto a la desaparición de papeles financieros como el plazo fijo, cumplía con múltiples propósitos:

_. Alcanzar una significativa reducción de los gastos operativos de las instituciones financieras por la vía de la supresión de la tasa pasiva de la casi totalidad de sus depósitos.

_. Empujar ese importante capital improductivo a refugiarse en el mercado paralelo y en el inmobiliario, principalmente. Pero tambien se volcó a la compra nerviosa de vehículos, repuestos, electrodomésticos etc… hasta causar un desabastecimiento sin precedente del parque industrial cuya reposición  se traduce en un aumento cada vez mayor sobre el dólar paralelo.

_. Fortalecer la banca privada.

 Disposiciones maliciosas, como esas, aceptadas por el BCV hasta el 19 de diciembre 2012 cuando las condeno en gaceta oficial Nº 40.075, sin que ello signifique que las estén acatando en la actualidad, hicieron  de los bancos una fortaleza economica inexpugnable, convirtiéndola en la punta de lanza de la contra revolución, desplazando de ese sitial, diría yo, a los medios.

Así las cosas, los empresarios sin dólares para reponer sus  inventarios, el parque industrial empobrecido, sin vehículos, sin repuestos, no se encuentra nada y lo poco que se consigue no tiene precio. Y para remate, devaluados

¿Quiénes estan detrás de semejante barrabasada?

¿Ineptos o mal intencionados?

Voy a responder como lo hizo El Ministro del Poder Popular para las Comunicaciones, Ernesto Villegas, al referirse  a la inmoralidad cometida por el diario español el país: “No creo que sean ineptos.”

Alguien tuvo la ocurrencia de decir: “El SITME ya cumplió con las metas para las cuales fue creado”

Ya lo creo! fortaleció a los sectores económicos dominantes del país dejando en sus manos 18.000 millones de dólares.

Redujo a la mitad el capital depositado en los bancos de los empresarios que siempre creyeron en la palabra del gobierno.

Fue concebido para atajar el dólar paralelo y lo llevo a 30 bolivares

Pero lo irreparable,  es que afecto la credibilidad del gobierno y su líder: propósito fundamental de quienes lo idearon.

La solución revolucionaria pasa por entender que mientras no se le arrebate a los bancos el poder político que les proporciona su dinero no tendremos oportunidad de consolidar el proceso. Porque el poder del dinero solo se combate con más dinero. Y visto que el dinero del estado esta en gran parte comprometido en obras sociales…nacionalizar la banca es la solución.

El Órgano Superior para la optimización del sistema cambiario es la innovación más reciente de los creadores del SITME para ponerle fin a nuestros males. Que dios nos agarre confesado!

 

[email protected]

 

 

 

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 8822 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a159257.htmlCUS