¿Por qué se conspira en este instante contra la Revolución Bolivariana?

Quiero en primer lugar, agradecer a mis lectores y lectoras por sus modestos aportes cuando así lo hacen, y sobre todo en mi último artículo, a los señores Jesús García Luengo y Antonio Nieto Caicedo, quienes tuvieron la deferencia de escribirme y complementar las ideas expresados en el mismo.Expreso que el honor es todo mío que me escriban, y que lo menos que podía hacer era responderles ante tan oportunos comentarios, y así trato de hacer con los que me escriben.

No hemos estado desacertados cuando hemos expresado que en el ambiente se respira el pronto retorno del Presidente Chávez a la República Bolivariana de Venezuela. Las declaraciones de Maduro, de Diosdado, pero sobre todo, en el marco de las elecciones parlamentarias en la hermana Cuba, cuando ese gigante que se llama Fidel Castro ejercía su derecho al voto y fué abordado por un mar de periodistas, y por razones obvias le preguntaron respecto a la salud del Comandante-Presidente, Fidel respondió que se "esta recuperando aceleradamente". Así que, como ha sido nuestra línea en los últimos artículos que hemos estado escribiendo, en pocas semanas, cuidado sino días, todo dentro de lo que su equipo y la ciencia médica lo permita, tendremos de vuelta al Comandante del amor, al elemento subjetivo de la Revolución Bolivariana, como lo expresaba un profesor y colega mío, Carlos Luis Zambrano Fernández, que Dios lo tenga en la gloria.

Y no es casual que, a 58 días de la salida del territorio de la República Bolivariana de Venezuela de nuestro Comandante Chávez, y 56 de una compleja operación que se ha constituido en una dura prueba de fuego para los que creemos en este proyecto socialista, que de acuerdo a un estudio realizado por Hinterlaces, sobre la ausencia del Presidente, 56% de los venezolanos y venezolanas considere que el actual equipo de gobierno tiene la capacidad para dirigir el país mientras el Jefe de Estado se recupera en La Habana. Apenas un 38% considera que el actual Ejecutivo Nacional no está preparado para la conducción de Venezuela.

También un 67% opino tener una opinión favorable del Comandante-Presidente Hugo Chávez, mientras que apenas 27% tiene una opinión desfavorable, y apenas un 6% no sabe/no responde.

También de los encuestados y encuestadas, 64% tiene una opinión favorable de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

Y en cuanto a la pregunta "¿En cual de estos aspectos considera usted que le afectaría la ausencia del Presidente Chávez? 40% opinó que en la economía, 26% en lo emocional, en lo personal 12% y no sabe/no contesta 22%.

También que la principal tarea de Nicolás Maduro como Vicepresidente Ejecutivo de la República es enfrentar la inseguridad, de acuerdo al 49% de los entrevistados y entrevistadas, 14% opina que debe ocuparse de la economía y 30% cree que debe unir al país.

También se preguntó que en el caso de si el Jefe de Estado no pudiera seguir al frente del Gobierno Nacional, 49% opinó que a Venezuela le conviene otro Presidente chavista, 25% considera que al país le vendría mejor un Presidente opositor, y 26% No sabe/No responde.

Es por ello que, la conjura contra el Presidente Chávez y la Revolución Bolivariana se sustenta sobre diversos planteamientos erróneos que pasamos de seguidas a detallar.

Uno de esos argumentos es el manejo del tema militar por oficiales retirados que en el pasado ejercieron altos cargos en la Fuerza Armada Nacional, muy comprometidos en actos de corrupción que aceptaron la sumisión de la institución armada a la política militar de los Estados Unidos, represión feroz con desaparición forzada de personas, torturas, asesinatos e instalación de centros en donde fueron violados sistemáticamente los derechos humanos como los Teatro de Operaciones (TO).

El otro punto es la utilización falaz del argumento de que efectivos militares cubanos e iraníes operan en el seno de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, e instruyen a la Milicia.

Planteamientos como estos estan en documentos que suscriben más de 7 mil personas que hacen un llamado abierto al golpe de estado, y a que la Fuerza Armada y la sociedad civil actúen cuanto antes, el mismo lenguaje utilizado por los mismos sectores el 11 de abril de 2002.

Conspiran y lo niegan, producen encendidas proclamas a la Fuerza Armada y luego lo disimulan. Los que siempre violaron la constitución ahora exigen que se cumpla. Sostienen que "en esta hora aciaga de la patria", frase típica del vocabulario golpista, se impone actuar. Y plantean que, si próximamente no se hace, Venezuela dejará de existir como Nación para convertirse definitivamente en una colonia de Cuba.

Sostienen esos sectores conspiradores que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana darán un paso al frente e impedirán la supuesta disolución de la patria. Sigan creyendo y se volverán creyón.

La versión de que el gobierno nacional está deslegitimado, que es un gobierno de facto, que Chávez esta secuestrado en La Habana, y que por tanto se impone restablecer el hilo constitucional es la otra versión que promueven quienes no comulgan con el Mandatario Nacional.

Hay sectores políticos, dirigentes de partidos, empresarios, banqueros, militares en situación de retiro y ciertas instituciones para los cuales la subversión se les convirtió en algo natural, en su accionar apuntan constantemente en esa dirección, los obsesiona desestabilizar, bien sea recorriendo tácticas conspirativas o manejando hipócrita mente su participación en el terreno legal.

No deja de sorprender, por ejemplo, que un banquero suscriba un documento golpista como el que entregó a la opinión pública un grupo de dirigentes el pasado 10 de enero. ¿Que motiva al banquero? ¿Acaso la investigación que le fué abierta por tráfico ilegal de oro a través del sistema financiero y del banco al cual está ligado?

Y también que en Canadá se ha constituido un grupo para manejar el tema de Venezuela y extremar la campaña contra el Gobierno de Hugo Chávez y la Revolución Bolivariana.

Ya este grupo ha difundido una videoconferencia con María Corina Machado. Se trata de una ONG que, en su actividad, coincide con la que desarrolla la embajada canadiense en Caracas, contactos permanentes con sectores de la oposición y la participación en operaciones desestabilizadoras.

También sería interesante saber la posible relación que existe entre los pranes, los líderes negativos que se encuentran en las cárceles venezolanas y autoridades de Estados gobernados por la oposición.

Por estas causas y por la pronta venida del Comandante-Presidente, es que arrecian en la conspiración contra la Patria Bolivariana. Les recomendamos que no lo hagan ni continúen en esos planes, porque están jugando con candela y se pueden quemar. El pueblo venezolano les haría pagar cara su osadía y les puede salir el tiro por la culata.

¡Al pasado puntofijista jamás volveremos!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!

El autor es: Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC)

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1057 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US Y /actualidad/a158829.htmlCUS