La responsabilidad del ciudadano al elegir

Somos de la opinión y así lo hemos expuesto en otras oportunidades, que el ciudadano venezolano debe asumir el acto de elegir autoridades con la responsabilidad que el mismo acto reclama. Para ello se hace necesaria, la enseñanza de ese pueblo de todo lo relacionado con el funcionamiento del estado venezolano; el ciudadano debe estar siempre entrenado o enseñado a plenitud del contenido y alcance del articulado de la Constitución Nacional de la República bolivariana de Venezuela. Además de ello, el ciudadano debe aprender a relacionar su Constitución Nacional sus principios y objetivos con el común y normal desenvolvimiento de su vida rutinaria, y el buen vivir.

Si queremos hacer un cambio en la forma de vivir para acceder al buen vivir que propone el Socialismo como forma de vida, lo primordial será cambiar la actitud del ciudadano a partir de la internalización por parte del mismo: del socialismo, de la doctrina bolivariana, de los planes de gobierno de la revolución, en estos tiempos particularmente deben los ciudadanos conocer al dedillo el plan de gobierno para el período 2013- 2019, sí ha ello el ciudadano agrega el conocimiento a la perfección de la Constitución Nacional y además estar bien informado del acontecer de la patria y el resto del planeta y la relación de todo ello con su persona y sus intereses, ello le hará un mejor ciudadano y un elector responsable, lo que seguramente, le permitirá tener y usar efectivamente las herramientas legales que le permitirán controlar, supervisar y premiar o castigar el desempeño de los funcionarios elegidos.

A continuación le daré a los ciudadanos que puedan leer este trabajo, algunos ejemplos que muestran el resultado desfavorable, de malas elecciones de los ciudadanos venezolanos, al ignorar irresponsablemente, elementos de juicio, que estaban ante sus ojos al momento de tomar su decisión, los cuales pudieron haberle permitido un adecuada elección. Es necesario destacar que existen muchos ejemplos, de este tipo, la idea de este trabajo es estimular al ciudadano para que a partir de los ejemplos que aquí les daremos, puedan analizar otros casos o ejemplos y entonces adquieran una experiencia que les permita en el futuro elegir asertivamente.

Comenzaremos con la actitud de la mayoría de los diputados de la oposición, –no todos los diputados de la oposición están conspirando-; en consonancia y siguiendo las directrices de la derecha imperial, para desestabilizar el gobierno y la revolución usando la plataforma legal y política parlamentaria acreditada a ellos por el pueblo venezolano en elecciones libres, se han dedicado a usar el poder otorgado por el pueblo para conspirar contra el gobierno, labores que perpetran con descaro ¿Acaso esta desviación de los diputados, no amerita una rectificación y un mea culpa por parte de esos electores?, por lo mínimo deberían convocarles un referéndum revocatorio.

El pueblo soberano en ejercicio de su derecho constitucional, enunciado en el art.5 de la CN. delegó en esos diputados opositores, mediante el sufragio una responsabilidad bien definida, como lo enuncia la constitución nacional. Pero, cuando esos diputados elegidos asumieron sus curules con su respectiva inmunidad, de inmediato comenzaron a traicionar al pueblo y a vender la patria. Han perpetrado innumerables delitos constitucionales contra la patria y el pueblo desde que están en ejercicio, la ultima traición que han perpetrado, es la maniobra fallida que intentaron para dar un golpe de estado institucional, aprovechando la enfermedad que aqueja al presidente y la operación quirúrgica y el consecuente reposo para recuperarse, mediante la manipulación mediática de situaciones que están plenamente definidas en la Constitución Nacional.

Gracias, a la lealtad y eficiencia de la revolución en la dirección del Estado venezolano. Esta burda maniobra de la oposición, sido abortada en una acción coordinada de los poderes del Estado, cuyo resultado fue el desmontaje de la maniobra de la derecha, claro que, como siempre con el apoyo de la mayoría del pueblo revolucionario que respalda contundentemente al gobierno y la revolución. Estos hechos o delitos contra los poderes del gobierno violan, el Articulo 5 de la Constitución Nacional bolivariana.

Desconocer, después de haber aprobado por unanimidad, el permiso al presidente para que se trasladara a Cuba para atender la enfermedad que le aqueja; para intentar violar la constitución nacional maniobrando, para que el presidente de la Asamblea Nacional se juramentara como presidente y en consecuencia automáticamente declarar la ausencia absoluta del presidente Hugo Chávez, preguntamos entonces a los electores de estos diputados. ¿Ustedes eligieron estos diputados, para violar la Constitución y perpetrar esa traición contra ustedes mismos?

Por otro lado la Diputada María Corina Machado, abiertamente atenta contra la Constitución Nacional, cuando dentro y fuera del país utiliza el poder otorgado por el pueblo elector, para descalificar mediante la propagación en medios de comunicación y foros contrarrevolucionarios con una sarta de mentiras, ataques y llamados a violar el estado de derecho establecido legítimamente en el país. En este caso también vemos con claridad meridiana una equivocación total por parte de los electores que adjudicaron el curul parlamentario a esta persona, que si no es traidora reúne de sobra todos los ingredientes para serlo.

Pero, por ningún lado vemos algún elector de estos diputados irresponsables, que solicite un referéndum revocatorio contra estos diputados de la derecha, que se dedican a desestabilizar al estado venezolano y sus poderes con el solo y enfermizo interés de salir del presidente Chávez. Es evidente, que todo ciudadano debe ser diligente para mejorar su condición cognitiva para ejercer la soberanía de manera eficiente.

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOBERAN Y SOCIALISTA!

¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!

William Castillo Pérez
[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 996 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a158565.htmlCUS