Auditórium

Hay que pararle el trote: ¡a pranes y hampones!

“Teoría es cuando se sabe todo y nada funciona; praxis cuando todo funciona y nadie sabe por qué”.

Anónimo….

En la lucha del gobierno bolivariano en contra del hampa asesina, no se debe tener ningún tipo de compasión con estos criminales, sino que debe ser esencialmente por la seguridad ciudadana del pueblo venezolano, y que ningún “pran”, "por su poder carcelario", quiera imponer su ley por encima del poder del Estado venezolano.

Hay que emprender una lucha frontal contra la delincuencia asesina inmediatamente, a raíz de los sucesos recientes en la cárcel de Uribana en Lara, y no debe ser ni siquiera por el tema de las drogas. Tiene que ser una medida de alta policía, ya que el poder del hampa carcelaria, y de las calles, no puede estar por encima del poder del gobierno bolivariano.

Es insólito, que en las cárceles venezolanas delincuentes incorregibles, y de alta peligrosidad, con la fuerza, de sus pistolas y fusiles, quieran imponer la ley. Aquí, la única ley que rige es la de la CRBV, y el gobiernos nacional esta obligado a preservar, y hacer respetar la ley.

No puede pararse la lucha contra el crimen, en ningún momento. Las acciones deben estar orientadas a recuperar el clima de paz, tranquilidad, y de la seguridad ciudadana que existió en Venezuela cuando el gobierno de Pérez Jiménez (donde se dice que la gente dormía con las puertas abiertas) como lo refleja la historia, para ir disminuyendo de una vez por todas, los efectos de los delitos de alto impacto semanal en la ciudadanía, como los homicidios, secuestros, y la extorsión a comerciantes y empresarios.

Mientras dure el combate contra el hampa criminal, no puede haber tampoco descanso en la lucha contra el narcotráfico, al pueblo venezolano hay que darle un ambiente de paz, sin violencia para poder impulsar el desarrollo nacional.

La estrategia para neutralizar el hampa asesina, debe ser un refuerzo coordinado entre el estado nacional, las gobernaciones, y las alcaldías.

Los venezolanos necesitan recuperar el clima de paz, de tranquilidad, y de no más violencia de los hampones para nuestro país, y hacia allá debe estar orientada la estrategia en esa materia, para reducir, y disminuir notablemente la violencia criminal, y así bajar los índices de criminalidad semanales, lamentablemente por una política “permisiva y blandengue” del gobierno bolivariano en esta materia, se han acentuado, e incrementado en este comienzo de año 2013: los motines carcelarios, los homicidios, los secuestros, y las extorsiones.

La estrategia para exterminar de una vez por todo al hampa asesina, debe estar orientada a revertir los escenarios de violencia para que la sociedad venezolana pueda vivir en paz y tranquilidad. Hay que optimizar el uso de las fuerzas policiales, y militares encargadas de la seguridad ciudadana. Reforzando en forma más eficaz la coordinación entre todas las policías para mejorar su desempeño en beneficio del honesto, y trabajador pueblo venezolano.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1025 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a158388.htmlCUS