Lengua, pensamiento y política: Zulia, zuliano y ‘zulianidad’ …y 2

Del nombre dice el DRAE que es una «palabra que designa o identifica seres animados o inanimados», o sea, los que tienen existencia real, independiente, individual. Podemos decir, entonces, que los nombres son ese tipo de palabras que identifican al ser. Del adjetivo dice «que expresa cualidad o accidente», o sea, lo secundario, lo accidental, lo no esencial; su función gramatical es la de calificar o determinar al nombre, modificándolo.


El capitalismo, en su proceso de acumulación y de promoción del consumo desenfrenado, elimina el ser, lo esencial, lo humano. Para ello ha ido construyendo una neolengua con el objeto de redefinir los conceptos. Eso en el discurso publicitario del capitalismo se expresa, a través de sus empresas de desinformación masivas, con la sustitución de unas palabras por otras: por ejemplo, el capitalismo usa la palabra mercado, en vez de país, consumidor en vez de persona. Así logra limitar el significado de las palabras y eliminar lo que no le interesa. Las personas somos algo más, mucho más, que sólo consumidores; y los países mucho más que simples mercados.


Otro procedimiento en el discurso capitalista para eliminar el ser, lo humano, consiste en atenuar o disminuir el significado del nombre poniéndole al lado un adjetivo para modificarlo. Esto le sirve para ocultar y manipular la verdad, la realidad, los hechos. Son conocidos, y ampliamente difundidos y ejecutados, los «bombardeos quirúrgicos», y los «asesinatos selectivos» (Yugoslavia, Afganistán, Irak, Libia, Siria, Mali, Palestina y un largo etcétera).


En ambos ejemplos al nombre le sigue un adjetivo para modificar su significado, atenuándolo, o así se pretende. Bombardeo significa arrojar bombas desde una aeronave con objeto de destruir infraestructuras y matar personas, y eso es totalmente contrario al significado de quirúrgico, que es lo perteneciente o relativo a la cirugía, que es una parte de la medicina que tiene por objeto curar. Y así nos vende, también, el capitalismo la idea de que la muerte, el asesinato y la destrucción de un país es su curación. Asesinato es el nombre de la acción y el efecto de asesinar, y ésta un verbo (acción, proceso, suceso) que significa matar a alguien con premeditación, alevosía… En todas las culturas humanas el asesinato está penalizado de diversas maneras, incluso con la muerte del asesino. Pero el capitalismo le ha puesto al lado el adjetivo selectivo, o sea, que implica selección, y este nombre significa la acción y efecto de elegir a una o varias personas o cosas entre otras, separándolas de ellas y prefiriéndolas. Así que la idea que nos venden es que como ellos seleccionan a las personas que van a ser asesinadas, entonces no es un asesinato. Estados Unidos e Israel realizan sistemáticamente «asesinatos selectivos». Incluso el gobierno estadounidense va a dictar, próximamente, una ley para proteger legalmente el asesinato selectivo extrajudicial (supongo que establecerá que el gobierno estadounidense será el único en el planeta, o en lo que va quedando de él, que legalmente pueda asesinar).


Zulia, zuliano, zulianidad son tres palabras que parecieran inofensivas en su uso, visto lo anterior. Pero no es así. Zulia es un nombre propio, ya que señala un determinado ser entre los demás de su clase: es el nombre de una región geográfica, política, administrativa que forma parte, con otras regiones, de la República Bolivariana de Venezuela. Por lo tanto podemos decir que Zulia está incluida en Venezuela. Zuliano es un adjetivo derivado de Zulia, y significa lo relativo a éste, o sea, la gente, sus costumbres, sus tradiciones, su variedad de habla, su gastronomía, su música, etcétera, como parte integrante de Venezuela. Zulianidad es un nombre derivado del adjetivo zuliano, y significa la cualidad de ser zuliano, cualquier cosa que esto sea de tan inasible y manipulable que es ese significado. Fue precisamente esta palabra, zulianidad, la que eligieron Un nuevo tiempo y Rumbo propio, ambos partidos capitalistas, como fundamento ideológico para promover la separación del Zulia de Venezuela. La idea, falsa por demás, que vendieron es que la zulianidad es tan específica que no tiene nada que ver con Venezuela.


Cuando el gobierno bolivariano del Zulia usa la palabra zulianidad y la celebra durante una semana, el capitalismo cumple su objetivo a través de su gran procedimiento: «No piense. Déjenos pensar por usted».


En Maracaibo, 23-1-2013

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2057 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a158113.htmlCUS