El CEDCA es Inconstitucional

Para quienes no lo conozcan, el Centro Empresarial de Conciliación y Arbitraje (CEDCA) es, según ellos mismos: “una asociación civil sin fines de lucro, fundado en el año 1999, dedicado a promover la Conciliación y el Arbitraje como Métodos Alternativos para la Solución económica y efectiva de Controversias”. Si buscamos en Google¸ la pantalla dirá “CEDCA, rapidez, equilibrio y economía”.

Me permito una risa sarcástica en este punto.

Para explicarlo mejor, el CEDCA es un conglomerado de árbitros y conciliadores encabezados por Milagros Betancourt –ex embajadora de Venezuela ante la ONU. Si un particular no desea someterse a la Justicia ordinaria, generalmente porque sabe que va a tardar años y años en juicio sin llegar a nada, puede optar por este medio alternativo, a cambio de una suma de dinero que es repartida entre el o los árbitros y los gastos administrativos del Centro. Las conciliaciones y los arbitrajes se realizan con la mayor comodidad para las partes, inclusive se diligencia vía correo electrónico. Se promocionan aludiendo a la rapidez y equilibrio de sus decisiones.

 ¿Por qué considero que es inconstitucional, hipócrita y de paso ridículo?

En primer lugar porque es una gran mentira afirmar que el CEDCA no tiene fines de lucro. Y para muestra, el artículo 9 de su Reglamento:

Artículo 9. Tarifa administrativa

9.1  La solicitud de conciliación independiente deberá ser acompañada por un pago no reembolsable de Bs. 9.000,00. Este monto cubre los honorarios de hasta ocho horas de conciliación y los servicios administrativos del CEDCA.”

Está bien, convengamos en que merecen paga por sus funciones. Pero si sacamos cuentas, Bs. 9.000 equivale a 4,3 salarios mínimos –conozco a pocos que ganen eso el quince y último-, y no especifica cuál porcentaje va al conciliador y cuál al CEDCA, además los gastos administrativos son variables pero la suma a cobrar es la misma. ¿Significa que al conciliador le pagan menos si los gastos administrativos son más? ¿O es que se están pagando un sueldo fijo también? De paso se cobra por horas invertidas en pensar cómo solucionar el caso –a total discreción del conciliador. Si el procedimiento es arbitraje cuesta más, y posiblemente haya que cancelar los honorarios de tres árbitros en lugar de uno. ¿Quién tiene dinero para pagar a los conciliadores, los gastos del CEDCA, los honorarios de abogados y de paso el monto total de la demanda?

¿Y entonces la justicia no es gratuita?

No condeno la idea de que existan centros privados de arbitraje y resolución alternativa de conflictos, el sistema de Justicia Venezolano NECESITA aliviarse pronto y no dudo que esto ayude, pero me pregunto: ¿qué clase de garantía de Justicia es esta cuando gente equis en un centro de arbitraje equis tiene la potestad de decidir sobre el derecho en un caso concreto y relevante sin fiscalización ni control por parte de los órganos judiciales? A mí nadie me asegura que en ese lugar los negocios se hacen limpios, al contrario, todo parece indicar que no, nada más hay que leer los nombres de la lista de árbitros y conciliadores, una buena mayoría tienen cabos sueltos y una serie de declaraciones irresponsables en medios de comunicación de la derecha. No existe en la actualidad forma de acreditación para los árbitros, es decir, cualquiera puede serlo sin reconocimiento de autoridad alguna. Sea dicho de paso: en la lista oficial de árbitros y conciliadores hay 101 nombres, de los cuales sólo 7 son mujeres. Si la mayoría de la población egresada de cualquier Universidad de Derecho son mujeres, hay que preguntarse de dónde sale esa proporción.

Venezuela es un Estado Democrático y Social de Derecho y de Justicia, no se puede tomar ninguno de estos conceptos a la ligera. Justicia no es que los comerciantes que vayan al CEDCA queden felices entre ellos, cada uno con un fajo de billetes en el pantalón; ellos lo llaman una situación ganar-ganar, que ambas partes se lleven pedazos iguales de la torta. El CEDCA es un organismo acéfalo que está orientado a producir la mayor cantidad de laudos arbitrales o actas de conciliación en el menor tiempo posible para así producir la mayor cantidad de capital. Están COMERCIALIZANDO el derecho y escupiendo sobre los títulos de todos los abogados decentes de este país.

Justicia es un concepto social, no individual, y mucho menos individualista.

[email protected]

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1049 veces.


VE N