No basta… ¡Ya basta!

Eduquemos y brindémosle amor al joven que delinque: ¡él es un ser como nosotros pero con menos conciencia!...

No Basta con desarmar a la delincuencia, No basta con quitarles los armamentos, porque hasta con su voz o dedos te atracarán… No basta con privarles de su libertad, porque la represión no previene, sólo les entrena. No basta con criticar a los gobiernos de turno desde nuestras comodidades domésticas, enajenados por nuestra misma sociedad, a la cual permitimos construir sin participar. No basta con desearles la muerte a esos “degenerados” cuando les acusamos, porque sólo acarreamos la nuestra. No basta con denunciarles anónimamente para que no te pasen factura después. No basta, no es suficiente, no habrías hecho nada… ¿Cómo puedes seguir criticando? ¡Ya basta hermanas! … ¡Ya basta hermanos!... ¡Ya basta gobiernos!…Ya basta oposición, ¡ya basta Pueblo!: ¡Ya Basta!

Aunque les parezca maquiavélico de mi parte, por defender a esos pobres delincuentes, es inhumano e irresponsable por parte de un colectivo pretender quererle dejar a un ser, que nunca se le proveyó de nada, sin su único sustento de vida, porque seguramente nadie le dará un trabajo digno, menos aún si consideramos que no lo sabría desempeñar, pues nunca se le educó para tal oficio… Me dirijo a ustedes, a nosotros mismos, que solemos criticarlos alegremente, siendo que no hicimos nada por educar a esos pequeños desheredados de nuestras comunidades, a mis vecinitos desasistidos, a quienes nunca les dimos una palabra de enseñanza ni de perdón a tiempo, un consuelo, un consejo, un presente de cumpleaños: ¡ya basta!.

Quizás hoy sea tarde para ellos, para aquellos que ya son grandes, y hasta adultos prematuros, para que no perezcan de mengua, pues ya son hasta padres y madres, niños y niñas ayer, hoy adultos, cargados de odio y dolor por falta de un amor, de un beso, de un abrazo. Hoy, aquellos que queremos matar, condenar a cadena perpetua, a la silla eléctrica, a una guillotina, a la muerte en un hormiguero, atados y envueltos en azúcar para que lo carcoman lentamente hasta morir, pedazo a pedazo… o cuando criticamos al gobierno echándole la culpa… o cuando les deseamos la muerte instantánea o la tortura a estos “irremediables” y “POBRES” delincuentes, sean estos gobierneros, politiqueros, ladrones o asesinos, pobres de espíritu, sólo estamos siendo peores que ellos, llenándonos de porquería y negligencia.

Hermanas, hermanos: si queremos desterrar el mal de alguien o de algo, nunca debemos despreciarlo ni dejarlo vacío, ya que enseguida se llenará de nuevo de maldad potenciada. Es necesario proceder primero con bondad, para que el mal tienda a desaparecer por sí solo. Ya dejemos esa crítica falsa y nefasta, porque criticar sin ofrecer soluciones equivale a destruir y atentar contra el Amor de Dios y contra el mismo sistema social en que coexistimos. Hoy es necesario romper cadenas, esas cadenas de opresión personal y social que tenemos como una lacra. Empecemos ya, hermanitos: dejemos de hablar tanto y trabajemos…Ya basta, dejemos las críticas infundadas: busquemos lo bueno que sí existe hagámoslo crecer dando. Empecemos por un pariente, una sobrina o un sobrino, por un vecino carente de recursos, que seguro lo tenemos: comencemos a irradiarles, primero perdón y AMOR; después, eduquémoslos, con mucha, pero mucha paciencia, porque la necesitaremos… Eso que Es la Conciencia Divina de seguro intercederá por ti, como también, de seguro, lograrás que ese ser que estás ayudando, así sea malagradecido, por lo menos no será jamás un delincuente, un truncador de vidas, ganándote, con esto, un gran lugar en lo que representa el cielo, tanto como en este mismo mundo, alcanzado grandes tesoros de conciencia, sabiduría, salud, vida y paz, tanto para ti como para tu familia y tu ciudad.

[email protected]

PalabrArte, con el Pensamiento y la Oración:

Taya´Ya ne Taya, Chon Maleiwa (Yo Soy el Que Soy, Hijo de Dios)

Blog de Arte: http://leonelescultura.wordpress.com/


Esta nota ha sido leída aproximadamente 844 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a157894.htmlCUS