Para cambiar el mundo tenemos que volvernos locos

En éste proceso dialéctico de liberación nacional dentro de un ajedrez político internacional, nos damos cuenta que hemos realizado varios saltos históricos en diversos aspectos, como por ejemplo en el incremento de los niveles de conciencia del pueblo y el rescate de la patria.

Sin embargo, en la sociedad de capitalismo rentista y atrofiado en la que vivimos; existe una arquitectura económica, jurídica y política que obedece al sistema imperialista que predomina en el planeta al mismo momento en que lo asfixia y lo destruye.

Por lo tanto, debemos saber que enfrentar a éste tipo de estructura y superestructura desde fuera del gobierno es muy difícil y ahora que nos infiltramos en éste Estado burgués sigue siendo complicado porque debemos maniobrar con las limitaciones legales con la que se encuentra blindado el capitalismo que impide el bienestar social del pueblo.

Ahora bien, si queremos que Venezuela sea una potencia mundial, debemos combinar nuestra fuerza de trabajo con los medios de producción alternativos y la materia prima que tenemos, pero ésta ecuación tiene que estar basada en un Plan de Gobierno Socialista y en un Partido Revolucionario para transformar el continente y salvar al planeta de la crisis sistémica.

Entonces, para que nuestra revolución bolivariana triunfe tenemos que romper con todos esos modelos preestablecidos y volvernos locos para enderezar ese mundo al revés denunciado por Eduardo Galeano; solo así obtendremos nuestro derecho a vivir plenamente en armonía y en paz.

Si nuestro libertador fue acusado de loco, fue porque era un hombre peligroso para los intereses de los que hoy nos amenazan, ahora imaginemos que todos compartiéramos esa locura exquisita que es una parte esencial en el alma del ser humano con la cual podemos hacer los milagros más grandes de la historia.



Juventud del PSUV

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 653 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a157863.htmlCUS