Ilegales

Quisiera saber de alguna inventiva, fantasía indeseable o proscrita de la cual no haya sido imputado el chavismo, y, peor aún Chávez.

Imposible que alguien logre, aún con ingenio y tiempo de sobra, llegar a terminar jamás una “Wikipedia de las Infamias” de la oposición para cubrir la vastedad del territorio de la maledicencia. Ineficaz recurso para satanizar a este gobierno. Así que por absurdo e infinito, es un equívoco intentarlo.

Mientras eso sucede, quienes intentamos ser observadores de la realidad ya nos aburre la obstinación y su fastidiosa constancia en la mentira de los opos. Lo mas grave, es que este camino, se le ha demostrado, mil veces a la oposición, como estéril. Los resultados obtenidos en dieciocho eventos electorales es mas que palmario.

Sin embargo, allí se eternizarán. En esa avidez, ahora inventan otra afrenta, y surge su ultima “idea”: llamar al gobierno ilegal. E igual a quienes lo apoyan.

Se justifica pues en el lenguaje e ideología de la derecha, el término que mas cuadra a quien se les opone y sistemáticamente ocupa los espacios políticos de los cuales se estiman herederos obligados y propietarios apocalípticos, es el de ilegal.

Bienvenido. Como sus anteriores, lo analizamos y encontramos su razón de existir.

Ilegales serán cuantos se opusieron a su Constitución de 1961. Grave, impusieron por la verdad de los votos y la ideología de una nueva soberanía, su sustituto en la del 1999.

Son ilegales quienes inauguraron un nuevo contrato social y quebraron el esquema de poder vigente desde 1961, o mejor, desde 1.810.

Hay ilegalidad en quien pretende crear una sociedad en donde las relaciones entre las personas ya no sean relaciones de fuerza, sino de trato humano, igualitario y justo.

Es ilegal aquel que niega y prescinde de las autoridades monetarias coloniales, por forzar acuerdos, que terminaban siempre por imponer su fuerza y gobernarnos, con cipayos como gerentes.

Es ilegal aquel que se enfrenta a la idea de la derecha de tener como normal la intromisión norteamericana del continente.

Es ilegal quien sacó de Fuerte Tiuna a la inmensa fuerza militar gringa que en todo intervenía y todo imponía a nuestros sumisos militares.

Es doblemente ilegal, quien busca romper el cerco social y decreta mejorar a aquellos seres, que por la fuerza estaban condenado a vivir de actividades de baja productividad y por ello encadenados a vegetar en la pobreza.

Peor ilegalidad, en aquellos que amparados por la Constitución que los titula en Tribunal Supremo, -deciden como les corresponde-, entre el Articulo 233 o el 231 el que mejor corresponde a la lógica de la situación que vive el país en este momento.

Es ilegal aquel que decide en forma diferente y autónoma y enfrenta aquello que la voluntad de la derecha quiere imponer como “justo” con la opinión de falsos constitucionalista y fariseos chantajistas de la academia.

Es inaceptable, para la “legalidad de la derecha”, reconocer que el momento es extraordinario en nuestra historia. Sufren al sentir como la realidad, les golpea el rostro, con la existencia de una nueva institucionalidad del Estado, la presencia de un partido que se hace adulto y un pueblo que grita por sus derechos. Mas revolucionario, imposible: por tanto, ilegal.

Es ilegal la gente que reafirma su símbolos, historia, y, cultura mestiza.

Ilegal reconocer lo que significa en su vida el articulo 5 de la Constitución, y, a cielo abierto, en acto de fe y supra-realidad nos muestra a la señora que grita: ¡!! yo soy Chávez ¡!.

Van contra la Ley, la trabajadora que muy seria y responsablemente se reconoce como Chávez y lo demuestra sin miedo. Sabe que aunque los ilegalicen y llamen bichos, negros, ignorantes ahora son el poder, y ganaron el derecho soberano de juramentarse en lugar de su líder.

El gran mitin del 10 de enero en la Ave. Urdaneta fue de descubrimientos; relámpago y renacer de la verdad verdadera del pensamiento que el pueblo atesora con su fe y esperanza y mucha responsabilidad.

En fin de cuentas, que nos puede importar, esa nueva inocentada que nos acusa de ilegales, como siempre, debe servirnos como motivo de sonrisa. Es prueba de su falta de ideas y liderazgo. Es otra de sus siempre improductivas propagandas que los conduce al siempre eterno fracaso.

¡!Salud y eterna vida a nuestra ilegalidad ¡!. Ilegales pero felices y ahora lo sabemos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1198 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a157628.htmlCUS