Artista sin arte

Tengo tiempo evitando encontrarme con ellos, para no corroborar lo que se y no me gusta decir, lo que me duele y no quiero aceptar; me escondo, para no coincidir con la contradicción, que los “artistas” no hayan entendido lo que significa ser chavistas.

Sus posición las conozco desde los tiempos que compartíamos labores alienantes y este proceso no había asomado; solo de nombrar izquierda, no eras bien visto en el medio, hoy en día menos lo es, porque el medio se reafirmo y arrastro a la parte más sensible del arte como es el actor y lo convirtió en la negación de su especie, en la contradicción más grande con que puede andar un luchador social y no es otra que traicionar su condición de trasmisor de sensibilidad, por entregar sus principios a su explotador.

Todo esto viene a un encuentro casual que tuve con un ex compañero de aquellos días que no quiero recordar; cuando pertenecía a la industria de la televisión y era visto por mis colegas, como extraño por manifestar pensamientos del lado izquierdo de la vida y donde el odio no era extremo como hoy. Pero mis colegas se quedaron en aquel pensamiento mezquino y no aceptan que sea lo que siempre he sido y cuestionan la posición, que antes no importaba, ahora es un distanciamiento, que asumo con la dignidad de seguir siendo lo que siempre fui.

En la misma línea del cuento; hace poco me encontré con uno que era de esos recios en su conducta social, con inclinación a la izquierda; hacia películas donde representaba toda la línea de planteamientos cuestionarte y publicitaba con orgullo personajes que luchaban. la sorpresa, es que en el encuentro después de preguntarnos ¿Como estamos, que estamos haciendo? y aquel saludo de compañeros que tienen tiempo sin verse; parece que le hubiera mentado la madre cuando le dije que ando haciendo lo que siempre predicamos y de la cual vivió y se mantuvo en aquellos días, donde era un negocio ser del izquierdo, para accesar a los créditos del cine y todo lo que tuviera que ver con la lucha para lograr lo que logramos y que ahora resulta, para ellos no es lo que queríamos; se dieron cuenta, que su conducta de entonces era una moda, que ahora no sirve, por que perdieron privilegios que son compartido con el PUEBLO.

Creyendo que andábamos en lo mismo, le confesé con orgullo y muy orondo. Hago lo que siempre quise y lo más hermoso que puede concebir mi condición de revolucionario y mi ex amigo solo dijo alejándose de mi; lástima que seas CHAVISTA y trate de explicarle lo que sabía no iba a entender, porque siempre supe que era eso que hoy manifiesta lo que no creí es que lo mostrara de tal manera, como para atacar a un amigo con tanto odio: se puso como un energúmeno y se le transformaron todos las expresiones de simpatía que mostraba en otro tiempo, hasta con los que nos rodeaban, sin saber a qué se exponía ante la gente (por suerte hay de nosotros por todas partes) lo identificara con el lado rancio de lo que fue un personaje público. y se retiro vomitando odio y me dije; voy a esconderme de toda esa especie, porque he tenido pruebas que no han cambiado; que mis hermanos siguen siendo lo mismo; solo piensan en la individualidad, esperando que caiga la revolución para poder volver a la palestra y seguir con su pantomima de mentiras fuera de contexto politico, creyendo que esta pueblo sigue siendo el mismo pendejo de aquellos años y no se dan cuenta que mas nunca volverán, que su moda de hacer reír al pueblo, ya no es con estupideces, sino con valores que asumimos como la mejor forma de utilizar los medios en beneficio del PUEBLO, porque PATRIA SOCIALISTA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.

SIN PATRIA NO QUIERO VIDA.

HAZTE CONCIENCIA.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1227 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a157354.htmlCUS