La importancia de llamarse Hugo Chávez


La peor pesadilla de la oposición venezolana es saber que nuestro pueblo se cree Hugo Chávez en cuerpo y alma. Y lo más preocupante para los enemigos de la Patria es que no se trata de una pose ni de una consigna, no; es una realidad.

Mujeres, trabajadores, niños y niñas, personas con cierta discapacidad, estudiantes, hombres, ancianos, empresarios, militares, intelectuales, artistas, profesionales, técnicos, deportistas, jóvenes, campesinos, comerciantes, buhoneros... sentimos y vivimos a Chávez. A su vez, Chávez es la representación de cada uno de nosotros. No puede ser diferente, pues Chávez es el reflejo fehaciente de nuestros orígenes. Es una simbiosis natural.

Al igual que la gran mayoría de los venezolanos, Chávez proviene del sector de los explotados, marginados, reprimidos, excluidos y mancillados de la sociedad venezolana. Hemos vivido en carne propia las necesidades más sentidas desde la época de la conquista; las peores injusticias cometidas por la oligarquía que manejó a su antojo nuestro país. Transitamos duros momentos desde nuestra infancia; una realidad que no pueden ocultar ni aquellos compatriotas identificados con la oposición. De ese contexto social surge, precisamente, Hugo Chávez, quien nos reivindica cada día en su lucha permanente contra los enemigos del pueblo.

¡Cómo nos sentirnos Chávez!, pues este hombre es nuestro hermano, nuestro hijo, nuestro compinche, nuestro compadre, nuestro compañero, nuestro amigo, nuestro confidente, nuestro pana, nuestra pasión... el ejemplo a seguir para emular lo que más admiramos de él: su amor a la humanidad.

La diferencia abismal con los seudolíderes de la oposición, es que Hugo Chávez no es un producto ni una mercancía que se diseño para “vendérsela” al pueblo. Tampoco es una ficción o un personaje salido de los guiones fantasiosos y manipuladores de la canalla mediática. Chávez es un ser de carne y hueso. Por ello siente, vive y sufre las penurias de la gente; por ello ha ofrendado su vida para luchar permanentemente por nuestra dignidad y, lo más importante, por la defensa de la Patria de Bolívar; por ello lo amamos y seguiremos por siempre.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 920 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a157301.htmlCUS