La izquierda vigila y empuja

“Estoy sentado junto a la alcantarilla aguardando a que salgan las ranas. Anoche, mientras estábamos cenando, comenzaron a armar el gran alboroto y no pararon de cantar hasta que amaneció…Mi madrina…me mandó a que me sentara aquí, junto a la alcantarilla, y me pusiera con una tabla en la mano para que cuanto rana saliera a pegar brincos a fuera, la alpalcuachara a tablazos…”. Juan Rulfo, El Llano en Llamas.


Igual que Macario, el personaje parlante que le da nombre a este cuento de Rulfo, estamos alerta millones de venezolanos, vigilando disciplinadamente como nos lo mandó nuestro máximo líder, el comandante Hugo Chávez ante esta nueva intentona de desestabilizar a Venezuela, estamos como Macario, en este caso, con nuestra Tabla Constitucional en la mano, aguardando por si alguna ínfima parte de esta derecha testaruda, perversa, ciega y sorda, alentada desde los Grandes Centros de Poder de Norteamérica y de alguna parte de la Europa quiera salir a pegar brincos y a armar alborotos en la Plaza Altamira o en cualquiera de sus cenáculos en abierta conspiración contra el pueblo revolucionario, tengan en cuenta que ustedes mismos se van a dar “El Tiro de Gracia”, sepa una vez más esa insana derecha que somos millones los que estamos esperando que a que salgan para aplastarlos con nuestra Constitución en mano, estamos estudiándonosla, puliéndola, como lo hace el soldado con su fusil porque les vamos a dar muy duro y van a quedar como las pobres ranas del cuento de este inmortal latinoamericano, Juan Nepomucemo Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno. Así como los barrimos el 13 de Abril, durante el Paro Petrolero, en las guarimbas fácticas y fácticas mediáticas y permanentes, en el Referendo Revocatorio, en 13 elecciones donde les hemos ganado, incluyendo las más históricas como fueron las presidenciales del 07 de Octubre y las de Gobernadores el 16 de Diciembre de 2012, que aún están fresquitas.

El caudaloso empuje hacia la transformación y los grandes cambios en estos 14 años de mandato de Chávez es un hecho que no tiene discusión en los anales de la historia de Venezuela y quizás de ningún otro país donde se ha consolidado una revolución.

En este momento cuando una vez más, con vileza la derecha pretende arrancarnos el poder conquistado palmo a palmo bajo la conducción de nuestro líder, nuestro consumado estratega y guerrero invencible, el Comandante Chávez; la izquierda venezolana ampliamente agrandada física y moralmente bajo este mismo liderazgo, las fuerzas populares, las fuerzas revolucionarias, el bolivarianismo y el chavismo, vigila y empuja hacia adelante con un caudaloso vigor político, social, moral, espiritual, institucional y de gobierno, mientras su líder cumple la misión de sanarse en nuestra hermana Cuba, la prueba de fuego fueron las elecciones del 16 de Diciembre de 2012.

En Venezuela no existe ni un milímetro de espacio para retroceder en el proyecto revolucionario, bolivariano y chavista, aquí hay conciencia acrecentada sobre el papel histórico de nuestra inexcusable revolución, necesaria, tanto para nosotros así como para nuestros hermanos latinoamericanos, caribeños y de buena parte de los ciudadanos del mundo, aquí vigilamos y empujamos hacia lo que hace poco fuera una utopía, la construcción de una nueva humanidad, el inicio de una era más humana, la edificación de un mundo mejor que se transforma en una lucha cósmica más allá de nuestras propias intensiones y llegar de alguna manera a los pueblos oprimidos, que son la mayoría de los pueblos del mundo.

En tal sentido el pueblo venezolano actúa consistentemente y sin reservas de manera monolítica, unido en esencia a Chávez y a su Gobierno junto a la Fuerza Armada Bolivariana, Revolucionaria, Chavista y Antiimperialista, unido a los Poderes Constituidos, unido al equipo político y administrativo de Chávez, unido el pueblo llano con el pueblo mismo, con atisbo frente al nuevo intento de desestabilizar al país, aprovechándose de la enfermedad del Comandante.

Por eso el día 10 de Enero no pasará la ultraderecha golpista, no nos ganará terreno el imperialismo norteamericano, habrá pueblo en la calle y solidaridad internacional.


La autora es: Militante de la revolución

[email protected]






Esta nota ha sido leída aproximadamente 589 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a157237.htmlCUS