La batea de Juanita

Por varios siglos, desde que Cristóbal Colón llegó a estas tierras de Dios, ha echarnos un vainón, ya que, andaba buscando otros horizontes, perdió la brújula, y vino a parar a nuestra America, trayendo un grupo de delincuentes que le dieron por tripulación. Desde allí comenzó la transculturación, llegaron para erradicar por todos los medios, las tradiciones y valores de nuestros antecesores, además, de saquear nuestras riquezas, nos despojaron de nuestra conciencia.

Han pasado mas de 500 años y pareciera que todo sigue igual, pero, ahora no es España, sino los EE.UU., que nos quieren seguir cambiando oro por espejitos. Como decía mi abuela, el mismo negro, pero, con diferente cachimbo!. Ah! Pero, ya pueblo no es tan pendejo! Esta despertando en un sentimiento de unificación para America Latina y los países del Caribe, en un ideal que se forjo hace 200 años, el de Bolívar, y que hoy es revivido por el comandante Chávez.

Debe ser compromiso de todos los venezolanos que amamos esta patria y que asumimos un día, el compromiso de luchar por dejarles a las generaciones futuras una America libre, en el cual se respeten nuestras culturas y tradiciones, se preserve el medio ambiente, aprendiendo a convivir con él y con nuestros semejantes, retomando como ejemplo nuestras comunidades indígenas, donde no existía la explotación del hombre por el hombre, existiendo la equidad, entre otros.

Ahora bien, ese germen de la codicia, se metió hasta los tuétanos en nuestros pueblos, en las diferentes sociedades llegando a tocar a gobernantes, dejando una estela de miseria y pobreza, en cada nación de America Central y del Sur, todo auspiciado por el imperio yanqui, para beneficio propio. La sed de poder sobre los más desposeídos iban en aumento, hasta llegar a los viles procedimientos.

En la actualidad, cada vez cobra mayor fuerza la lucha revolucionaria, pero, no nos sintamos victoriosos, todavía hay mucha tela que cortar para alcanzar la libertad plena. El esfuerzo no es fácil, ya que, tenemos primero que luchar contra nosotros mismos, crear conciencia libertaria. Dejamos pasar mucho tiempo para reaccionar, y ahora es un poco más difícil, no utópico.

Simplemente tenemos que aunarnos en el esfuerzo, y juntos haremos una mano que salvará a nuestra madre patria, nuestros hijos, y nuestra dignidad. Como dice el panita Alí Primera en su canción:

“Pensándolo bien Juanita, la sociedad y tu batea casi son la misma cosa, porque con el grueso de la batea y el sucio que va debajo, si dejas pasar el tiempo te va a ser difícil romperla, romperla cuesta trabajo”



Memoria Compañeros.
Francisco J, Colina O





Esta nota ha sido leída aproximadamente 611 veces.